Cuba reconoce el teatro deVicente Revuelta

Con el coloquio Ochenta Revueltas, por Casa de las Américas, la editorial Tablas-Alarcos y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas de Cuba, se inició el 3 de junio un homenaje por su cumpleaños número 80 al reconocido director teatral cubano Vicente Revuelta en La Habana, Cuba
Nacido en esa ciudad en 1929, Revuelta es considerado como uno de los más grandes artistas escénicos de Latinoamérica Actor de altísimos vuelos en teatro y cine, estudió teatro en la Escuela Municipal de Arte Dramático de Cuba En 1950, dirigió su primera puesta en escena, El recuerdo de Berta, de Tennessee Williams Prosiguió su formación en Francia e Italia, y en Inglaterra fue locutor de la BBC por su capacidad de hablar varios idiomas sin acento alguno Además fundó el Teatro Estudio con su hermana Raquel, ya fallecida, y el grupo de Los Doce, fue amigo del cineasta Tomás Gutiérrez Alea, introdujo en Cuba el teatro de Bertolt Brecht y de los grandes autores de habla inglesa como Edward Albee, Eugene O’Neill, Arthur Miller, así como las enseñanzas del polaco Jerzy Grotowski
En su abundante y significativa obra figuran las puestas El largo día de un viaje hacia la noche de O’Neill, Fuenteovejuna de Lope de Vega, Madre coraje de Máximo Gorky, El cuento del zoológico, de Albee, La noche de los asesinos de José Triana, Galileo Galilei y El círculo de tiza caucasiano, de Brecht, La historia de un caballo, de Lev Tolstoi, La duodécima noche de William Shakespeare, Las tres hermanas de Anton Chejov, La muerte de un viajante de Miller, entre otras
Desde que empezó su carrera teatral siendo un adolescente, Revuelta no ha dejado de analizar lo que implica el teatro y la actuación En muchas circunstancias ha resultado el director incómodo e incluso el actor incómodo por su percepción nada localista de la realidad Sus métodos de trabajo y sus puestas en escena jamás han sido complacientes, además de que se ha negado sistemáticamente a trabajar con actores dóciles o que no estén dispuestos a investigar los más profundos sótanos del alma humana La suya es una personalidad compleja mezclada con una aguda inteligencia y un dulce trato cotidiano

Experto en actuación

“Lo único que sé hacer es volver loca a la gente”, fue la respuesta a una alarmada sicóloga que intentaba supervisar el trabajo actoral que Revuelta llevó a cabo en su taller de dirección de actores en la Escuela Internacional de Cine y Televisión, en San Antonio de los Baños, Cuba, en 1987
La sicóloga tenía miedo de que Revuelta no pudiese controlar las emociones de sus alumnos Él se negaba a que la sicóloga observara y censurara los ejercicios propuestos por él Además, había caído en sus manos un ejemplar del I Ching, que estudiaba a profundidad, y el oráculo chino le había abierto nuevas perspectivas de investigación, las cuales combinaba con su conocimiento de los libros de Piotr Ouspensky Su taller, dicen los que participaron en él, fue extraordinario y revelador
Pero más allá del incidente con la sicóloga, Revuelta había hecho una selección magistral de películas para analizar con sus alumnos diferentes tipos de actuación y dirección en el cine: Observador sagaz, podía señalar cómo Marlon Brando resolvía sus personajes con base en acciones físicas Analizaba segmento por segmento La amante del teniente francés para descubrir los fragmentos que habían sido improvisados con cámara sin corte Revisaba a detalle el estilo de dirección de Roman Polansky en Chinatown, y la capacidad de Charles Chaplin de utilizar transiciones prácticamente imperceptibles Sus observaciones sobre El sirviente de Joseph Losey y Ladrôn de bicicletas de Vittorio de Sica eran de una precisión que dejaba atónitos a los alumnos

El hombre

Alto, delgado y extremadamente tímido, Revuelta nunca ha ocultado los estados depresivos por los que suele pasar y que lo han sumergido en profundas introspecciones El dinero y el poder no le interesan Ama a La Habana y vive modestamente en un departamento en la calle 23 que perteneció a su hermana Raquel, desde cuyo balcón se domina visualmente el barrio del Vedado Antes vivía frente al malecón en un piso de un solo ambiente en el que él mismo se burlaba de su cama que, decía, era parecida a la de Lenin
De sus estancias en el hospital debido a la depresión –solía contar que le gustaba que lo llevaran a pasear al malecón en pijama–, le divertía encerrarse con otros enfermos a fumar a escondidas en el baño de algún cuarto, y aseguraba que las enfermeras volvían locos a los enfermos con su pésima manera de leerles historias:
“Chica, no puede ser que lean tan mal, sin entonación y sin sentido, era como para realmente volverse loco”, contó alguna vez riéndose a esta reportera
En el coloquio sobre la importancia de su trabajo participaron la doctora Graciela Pogolotti y los dramaturgos Freddy Artiles, Reinaldo Montero y el actor Roberto Gacio, quien en su ponencia señaló que Revuelta es “paradigma del talento teatral cubano: actor, director e intelectual del teatro”
Ahí se puso de relieve la impronta de “una personalidad artística imprescindible en la historia del teatro cubano Su labor fundacional, pedagógica, creativa, no sôlo en la escena nacional, sino también en el cine con sus inolvidables interpretaciones”, por ello consideró a Vicente Revuelta “una de las personalidades más importantes de las tablas mundiales”

Comentarios

Load More