Alice Rahon: el surrealismo vigente

A partir del jueves 16 podrá visitarse en el Museo de Arte Moderno (MAM) la muestra Alice Rahon: una surrealista en México, que propiciará el encuentro con una espléndida obra plástica, hasta ahora sólo parcialmente conocida, y con el universo de su autora, una mujer fascinante

1Alice Marie-Yvonne Phillippot nace en el pequeño poblado de Chenecey-Buillon, cerca de la frontera con Suiza, el 8 de junio de 1904 Un grave accidente a los tres años la fuerza a permanecer inmovilizada durante largos períodos y la convierte en una persona contemplativa, amante de la lectura tanto como de la naturaleza
En 1931 conoce al pintor austriaco Wolf-gang Paalen, y en compañía suya comienza a frecuentar a los surrealistas Se casan tres años más tarde Ella escribe poemas que publica bajo el nombre de Alice Paalen En 1936 aparece À même la terre; en 1939, Sablier couché
En enero de ese mismo año, Frida Kahlo viaja a París por invitación de André Breton Conoce a los Paalen Los invita a México Alice y Wolfgang aceptan la invitación pero no viajan a México directamente Dado el interés que ambos tienen por el arte de los pueblos aborígenes, visitan antes Canadá y la costa oeste de los Estados Unidos Llegan al aeropuerto de la Ciudad de México el 10 de septiembre

El estallido de la guerra en Europa los sorprende aquí Deciden quedarse y alquilan una casa en San Ángel, cerca de donde viven Diego y Frida
Paalen organiza con el poeta peruano César Moro, avecindado en México desde un año antes, y con Breton, desde Francia, la Exposición Internacional del Surrealismo que se inaugura en enero de 1940 en la Galería de Arte Mexicano (GAM) de Inés Amor
Tres de las 108 obras que se presentan pertenecen a Alice Paalen Son las primeras que exhibe, tres acuarelas pintadas en México: La reina sin ojos; Du Jour au Lendemain y Rendez-Vous de Rivières En lo sucesivo, la pintura se convertirá en su actividad fundamental
“Ella misma ha dicho –escribe Lourdes Andrade en Alice Rahon La magia de la mirada, un libro indispensable para quienes se interesen en conocer a la pintora1– que fueron los colores de México los que la empujaron a cambiar la pluma por el pincel” La transmutación, como bien señala Andrade, no implica el abandono de la poesía, sino sólo su cultivo por otros medios
Rahon presentó su primera exposición individual en la GAM en 1944, y al año siguiente empezó a mostrar su trabajo en Nueva York, Washington, San Francisco y Los Ángeles Hay mucha obra suya en Estados Unidos, tanto en museos como en colecciones particulares
En 1947, al separarse de Wolfgang Paalen, comenzó a firmar como Alice Rahon (el apellido de su madre como soltera)

2Alice Rahon presentó 13 exposiciones individuales en México entre 1944 y 1986 Ninguna de ellas tan amplia como la muestra que presentará el MAM, compuesta por cerca de 200 piezas (80 obras de la pintora, 10 de artistas vinculados a ella, y más de un centenar de fotografías, documentos, manuscritos y objetos personales) Por ello cabe saludarla desde ahora como un acontecimiento mayor Varios estudiosos de la obra de Rahon y de Paalen vendrán desde Europa para asistir a su apertura
La responsable de su curación es Teresa Arcq, historiadora e investigadora especializada en el arte producido por pintoras surrealistas Fue invitada por el MAM cuando los herederos del archivo documental de Alice Rahon decidieron donarlo a ese museo hace un par de años –el proceso para ello se encuentra ya muy avanzado
“Esta será la primera vez –explica la doctora Arcq, en entrevista con Proceso– que el espectador tendrá una visión tan amplia de la obra de Alice Rahon No se trata de una retrospectiva, aunque por supuesto se exhibirán ejemplos desde sus primeras obras hasta las últimas, sino más bien de una exposición temática, que busca construir núcleos para mostrar los diferentes temas que desarrolló a lo largo de toda su vida Es una visión de toda su vida como pintora que permite aproximarse a ella con un criterio diferente al cronológico
“Hay muchas obras que nunca han sido expuestas, y entre los documentos que podrán apreciarse hay manuscritos de sus poemas, poemas inéditos, sus diarios de viaje a Alaska y a la India (fundamentales en su desarrollo como artista) Hay cartas con André Breton, Anaïs Nin, Valentine Penrose, Picasso (con quien Alice Rahon sostuvo un breve romance); un poema de Picasso escrito a raíz de su rompimiento
“Creo que una aportación importante a nivel museográfico será el presentar como un diálogo continuo la pintura y la poesía de Alice Rahon (aquí publicó su último libro de poemas, Noir animal, en 1941) Así el visitante podrá apreciar mejor la correspondencia entre ambas formas creativas
“Nuestro principal objetivo es sembrar en quienes vean la muestra el interés por la obra de esta artista, tan fecunda en los años cuarenta y cincuenta Despertar la curiosidad por la obra y la vida de esta artista sobre la cual hay mucho trabajo de campo pendiente Se ignora casi todo sobre su infancia y su adolescencia, porque el material de estudio que tenemos es a partir de su viaje a Alaska, de las acuarelas que comienza a hacer en México”
Es hora, en verdad, de revalorar una obra que, por el ostracismo en que vivió su autora en la última parte de su vida, sólo conocen y recuerdan los interesados en las artes plásticas
“Hacemos el cuadro, pero él también nos hace a nosotros”, le dijo Alice Rahon a Raquel Tibol, autora de una de las mejores aproximaciones a su obra2 –cuyo título reiteramos para encabezar esta nota– “La pintura pone en marcha fuerzas misteriosas La pintura tiene que ser y todavía es mágica”

1Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Dirección General de Publicaciones, Colección Círculo de Arte; México, 1998
2″Alice Rahon: el surrealismo vigente”, en Diorama de la Cultura, Excélsior, 18 de mayo de 1975, p 14

Comentarios