Chávez, Obama, Galeano: la influencia de los libros

La importancia de los libros en la historia del mundo es inmensa Se encuentran en el fundamento mismo de las sociedades La Biblia es la piedra ancilar de la civilización judeocristiana, de la misma manera que el Corán rige la vida de la cultura islámica; el libro de los Vedas ha sido parte vertebral de la India, como la obra de Confucio lo ha sido de China
Los libros gravitan en muchos órdenes de nuestra vida Con toda razón escribe el prodigioso Voltaire en su Diccionario filosófico:
“Casi ninguno de los habitantes de las naciones civilizadas conoce a Hipócrates ni a Boerhaave ni a Sydenham, pero dejan que curen sus enfermedades los que han leído a esos autores Entregan el alma a los que reciben paga por leer la Biblia, aunque entre ellos no haya 50 que la hayan leído entera y meditado”
() “Si os enredáis en un proceso, vuestros bienes, vuestro honor, y acaso vuestra vida, dependen de la interpretación de un libro que no leéis nunca”
Hace 37 años Gabriel Zaid señaló con todo tino que existen demasiados libros Cabe apuntar, para acabar de citar a Voltaire, que “con los libros sucede como con los hombres: un pequeñísimo número de ellos representa un gran papel; los demás se confunden en la multitud”
Las venas abiertas de América Latina, crónica de la expoliación iberoamericana escrita por Eduardo Galeano –que en estos días ha suscitado la atención de la prensa internacional y registrado una exorbitante venta de ejemplares a través de amazoncom (de la posición 54 mil 295 ascendió a la segunda en menos de dos días, luego de que Hugo Chávez le obsequió un ejemplar de la edición venezolana a Barak Obama), es una de las obras de mayor circulación internacional desde que fue impresa por primera vez por Siglo XXI Editores, en 1971, y su influencia puede deducirse del número de ediciones que ese solo sello ha hecho en el curso de 38 años: 79 veces ha entrado a las prensas (sumadas reediciones y reimpresiones), con un promedio de 10 mil ejemplares en cada tiro Eso, hay que subrayarlo, sólo en lo que toca a su edición por parte de Siglo XXI en México, pues algunos otros países hispanoamericanos cuentan con ediciones locales
Además, existen traducciones en 19 idiomas (que incluyen todas las lenguas europeas, con excepción del serbio, así como el chino, japonés, turco y hebreo) y una edición en Braille, que también se ha reimpreso en varias ocasiones
Su dilatada vida es fácil de explicar: un libro de historia documentado y bien escrito nunca pierde vigencia La razón de su difusión masiva es, sin embargo, mucho más compleja, y para comprenderla no basta referirse a su calidad literaria ni a la filiación política de su autor ni al carácter simbólico que el texto ha adquirido (emblema de la conciencia de la América Latina) Obedece a la autoridad moral de su reclamo que se resume en uno de los útimos párrafos del libro: “El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo”
Ese reclamo es lo que asusta a la derecha de Norte y Sudamérica, que se empeña en presentar el libro de Galeano como un panfleto formulado desde un vulgar determinismo económico para culpar a Europa y a Estados Unidos de los males pasados y presentes de América Latina Pero aunque desde su óptica se trata de una caricatura de la realidad, el libro no deja de parecerles peligroso
En el extremo de la histeria, el periodista Andrés Oppenheimer ha escrito que la entrega del libro de Galeano a Obama fue “la peor ofensa imaginable”, equivalente a que un primer ministro israelí recibiera como obsequio un ejemplar de Mi lucha, de Adolfo Hitler La intolerancia a las ideas no es novedosa, pero ocasionalmente sus formas de expresión asombran
Por lo demás, Las venas abiertas fue traducido al inglés en 1973 por Cedric Belfrage, un escritor, periodista y traductor londinense –fundador del semanario socialista National Guardian–, cuya versión, según la revista Choice de la American Library Asociation, es excelente La última reimpresión en ese idioma, hecha en Nueva Delhi, data de 2008, aunque probablemente la que sirvió para abastecer la inesperada demanda en Estados Unidos sea la impresa por Monthly Review en 1998 (se infiere que la mayoría de los compradores reside en ese país, porque la edición en español tiene una distribución constante en Hispanoamérica)
No conocemos todavía la cifra de ejemplares despachados de The Open Veins of Latin América que llevó al sorprendente salto en las listas de ventas de amazoncom, pero saberlo será no sólo interesante, sino significativo, aun si se tratara de un mero fenómeno de curiosidad por parte de los lectores norteamericanos
En México, informa Luis Galeana, director de Difusión de Siglo XXI, el obsequio de Chávez a Obama hizo que en tres días se vendieran 2 mil 500 ejemplares, “cantidad que representa todo un récord”
Más allá del bullicio noticioso en torno a todo este asunto, queda un par de preguntas: ¿Despertará el interés del presidente de Estados Unidos el libro que le regaló su homólogo venezolano? Y si lo lee, ¿qué ideas suscitará en él?

Comentarios

Load More