Los estertores del trolebús

Cuando las grandes urbes del mundo fomentan el transporte eléctrico porque es menos contaminante, el gobierno jalisciense está desmantelando la red de trolebuses de Guadalajara para abrirle paso al macrobús, un sistema de autobuses articulados que se mueve con diesel
En los últimos 13 años el sistema de trolebuses de Guadalajara ha sido sepultado: hoy está en la ruina y con una pérdida de 51 millones de pesos hasta el año pasado
Con la desaparición de 50 kilómetros de sus redes hasta septiembre de este año, el trolebús, administrado por la empresa del Sistema de Transporte Colectivo de de la Zona Metropolitana (Sistecozome), ya sólo cuenta con 60 unidades en funciones
En contraparte, la administración de Emilio González presume, como la gran obra del sexenio, la puesta en marcha del macrobús, un servicio de autobuses con motores de diesel que recorrerá 16 kilómetros sobre la calzada Independencia y en el que se invertirán 800 millones de pesos, 600 de esos millones aportados por el gobierno estatal

El líder del sindicato de Sistecozome, Hernán Sierra, acusa al gobierno de ser enemigo del transporte ecológico y de ser hostil a los trabajadores que exigen respeto para su fuente de trabajo De igual forma, Sierra advierte que el gobierno estatal prepara la privatización del Sistecozome y del conglomerado de empresas estatales Servicios y Transportes de Jalisco, A C (SYT)
“En la anterior administración, decenas de toneladas de alambre de cobre de la ruta 300 fueron retiradas de la avenida Washington y otras vías en el trayecto contemplado entre Plaza del Sol y Tlaquepaque, cuando Ramírez Acuña era gobernador
“La voz de alerta la puso este sindicato, lo dijimos hasta el cansancio, lo dijimos a través de Proceso, que le estaban quitando las venas al trolebús y lo estaban matando Pero nadie nos hizo caso y hasta se burlaron de nosotros; ahora todo hace indicar que quieren vender Sistecozome y SYT”
En 2007 corrieron a 183 trabajadores administrativos y los recontrataron recientemente “¿Digo, de que se trata? Porque a los trabajadores sindicalizados se les despide por el simple hecho de que se atreven a manifestarse a favor de su fuente de empleo”, denuncia el líder sindical
Golpe de gracia
Otro miembro del mencionado sindicato, Fernando Serna, acusa al gobierno estatal de promover el macrobús en detrimento del transporte eléctrico y de favorecer negocios de particulares a costa del interés de la sociedad No descarta la posibilidad de que sea necesario comprar diesel a sobreprecio en Estados Unidos para el nuevo servicio
Uno de los representantes de la Unión de Gasolineras de la República Mexicana en Jalisco, Pablo González, asegura que el precio de ese insumo en Estados Unidos es superior a 14 pesos por litro, mientras que en México cuesta siete pesos
Al respecto, el director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) y antes encargado del Organismo Coordinador de la Operación Integral del Transporte (OCOIT), Diego Monraz, asegura que Petróleos Mexicanos pondrá a disposición del microbús el diesel bajo en azufre sin costo adicional
Más allá de eso, Serna dice que el trolebús fue llevado a la ruina económica y operativa durante el gobierno de Francisco Ramírez Acuña, y afirma que la administración de González Márquez se prepara para sepultar la Línea 600, una de las rutas emblemáticas de Guadalajara
“Este transporte eléctrico y la empresa Servicios y Transportes son vistos como males necesarios porque su funcionamiento sirve como válvula de seguridad para el control del precio del transporte urbano”, comenta
El trolebús de la calzada será sustituido por camiones articulados, que recorrerán 16 kilómetros –dice el sindicalista– “como actualmente lo hace la ruta que le menciono (la Línea 600) ; lo que no se dice por parte de la autoridad estatal es que en menos de 13 años los gobiernos panistas acabaron con el trolebús, el tren ligero no creció ni un solo centímetro y, en cambio, el gobierno del estado otorga a la iniciativa privada una concesión de 15 años para la explotación de una ruta de 16 kilómetros sin importar los datos desastrosos y trágicos que tiene la iniciativa privada como operadora del transporte público”
El nuevo transporte dejará sin trabajo a decenas de trabajadores del Sistecozome y provocará el despido de empleados de otras líneas, además de que 130 rutas dejarán de operar, informa el líder Hernán Sierra Y recalca que los sindicalistas como él son considerados un estorbo para privatizar los servicios públicos y desarticular el sistema de trolebús
Como ejemplo del abandono intencionado de éste, Sierra menciona un dato: “A inicios de los noventa había un centenar de trolebuses Marmon Harrington, construidos en 1945 y comprados a la ciudad de Chicago, pero fueron retirados de la circulación y desaparecidos de manera misteriosa En 2008 cientos de unidades eléctricas de la marca mexicana Masa se pudren en un cementerio de trolebuses en un predio, a un costado del Panteón Guadalajara”
Da otros ejemplos: la ruta 300, que corría de Plaza del Sol a Tlaquepaque, ya desapareció La 200, que de Artesanos a Zapopan, está fuera de circulación La línea 100, que iba por la avenida Alcalde, nunca arrancó por la oposición de los mismos empresarios del transporte que ahora se harán cargo del macrobús
La ruta 400, de Arcos a Felipe Ángeles, es una de las que se mantiene, aunque su recorrido original, por Javier Mina y Juárez, ya fue cubierto por la línea 2 del Tren Ligero
En los noventa el Sistecozome llegó a contar con 450 unidades y almenos 190 de ellas eran trolebuses
A finales de mayo de 2007, la Alianza de Camioneros ganó una sospechosa licitación para explotar una concesión por 15 años para cubrir el servicio de transporte con macrobús por toda la calzada Independencia, desde la barranca de Huentitán hasta Las Pintas, en medio de amparos y protestas de otras organizaciones de camioneros que cuestionan la legalidad del proceso
De todas maneras Jorge Higareda Magaña, representante de la Alianza de Camioneros, anunció con bombo y platillos la inversión de 170 millones de pesos en la compra de 41 unidades, que se estrenarán a finales del presente año
El director del Siteur, Diego Monraz, afirma que el macrobús tendrá a su disposición 103 unidades alimentadoras El llamado sistema BRT –Bus Rapid Transit o Transporte Rápido de Autobuses Articulados (TRAA)– recorrerá esos 16 kilómetros y contará con 27 estaciones
Para su operación, el gobierno del estado destinará cerca de 600 millones de pesos, ya que, afirma Monraz, el macrobús es parte del proyecto de movilidad urbana Agrega que el objetivo del actual gobierno del estado es convertir ese servicio en el primer “corredor verde de México”, en virtud de que los camiones articulados funcionarán con un combustible de baja emisión de azufre

A contracorriente
En entrevista, Carlos Orozco, diputado local del PRD, cuestiona: “Deseo conocer cómo le hizo el PAN para convertir a Diego Monraz en un experto en movilidad urbana en menos de un año El señor no cuenta con ningún tipo de experiencia Resulta difícil entender por qué lo nombraron jefe de OCOIT y más difícil comprender porque lo convirtieron en director del Sistema del Tren Urbano”
Asegura que si bien el gobierno publicita al macrobús como la gran panacea de la movilidad urbana, es el talón de Aquiles de la administración estatal, puesto que “falta conocer las grandes acciones y los planes para el crecimiento del tren ligero; (las) de reforzamiento del servicio de trolebuses, y las formas en que esos transportes amigables con el medio ambiente se ven reforzados con la puesta en marcha de transportes como bicitaxis o mototaxis”
Diego Monraz dice respetar las críticas del diputado Sin embargo, señala que Orozco pretendía poner placas a las bicicletas y cobrar tenencia por ellas
Mientras en todas las grandes ciudades del mundo estás en auge los sistemas eléctricos de transporte porque no contaminan, aquí éstos se abandonan a la ruina para promover sistemas que dañan al ambiente
Hernán Sierra recuerda que desde su origen el Sistecozome tuvo como objetivo ofrecer transporte cien por ciento ecológico La empresa inició sus labores con 400 trabajadores en un proyecto de movilidad urbana que promovió el entonces gobernador Enrique Álvarez del Castillo y que para 1992 ya tenía una planta laboral de mil 100 personas, incluidos 900 operadores
En cambio, hace hincapié Sierra, ahora las unidades limpias se sustituyen por otras que consumen diesel Y en cuanto a las declaraciones del director del Sistecozome, Lázaro Salas, comenta:
“Ese funcionario asegura que, con los ahorros de una empresa quebrada, el propio gobierno del estado logrará comprar 25 trolebuses nuevos Ese discurso se viene escuchando desde hace más de medio año, y siempre que alguien lo cuestiona (Salas) responde lo mismo, pero nunca cumple”
Alejandro Vera, un mecánico que trabajó durante décadas en el servicio de mantenimiento del sistema, observa que en los ochenta los trolebuses eran redituables y no contaminaban Se pregunta por qué ahora no es así
“Esos trolebuses siempre iban llenos En los talleres de la empresa, un grupo de mecánicos nos especializamos en reparar los motores eléctricos de esas unidades Guadalajara era vista como una plataforma de mantenimiento y servicio por muchas otras ciudades, a pesar de que a nosotros nadie nos capacitó Nosotros mismos, con nuestros conocimientos y nuestro ingenio, aprendimos a reparar esos carros Hoy vemos, con tristeza, que el servicio está en las últimas”

Comentarios