Pasarela y lucro

El Teletón, evento “estrella” de Televisa para recaudar ayuda destinada a los discapacitados del país, llega a su décimo aniversario Y lo hace en una coyuntura en la que el Poder Legislativo recién impuso algunos candados para evitar que los funcionarios desvíen los recursos del erario para su lucimiento personal Sin embargo, la fundación que organiza este maratón televisivo ya busca otros mecanismos de triangulación para allegarse fondos Y algunos de los gobernadores, como Ivonne Ortega Pacheco, de Yucatán, están prestos a brindar su apoyo, con dinero del erario, por supuesto
Desde 1997, año en que el Teletón se convirtió en “la marca” estrella de la asistencia social, se han recaudado más de 2 mil 300 millones de pesos
Una década después, y en nombre de los discapacitados, la filantropía al estilo Televisa ha servido no sólo para que grandes empresas exenten millones de pesos o deduzcan como propias las donaciones de los ciudadanos
El Teletón pretende convertirse también en una fórmula para que la pantalla comercial reciba fondos públicos, a pesar de las nuevas restricciones impuestas por el Poder Legislativo a funcionarios –incluidos los gobernadores– en materia de publicidad para la promoción de su imagen en los spots de ese evento altruista

Ante los recientes candados fiscales que impiden a los corporativos donar más de 7% de sus ganancias reportadas y exentar las deducciones millonarias, Teletón ensaya una nueva fórmula para asegurarse recursos públicos en los próximos 10 años
La nueva ruta Teletón se inició en Yucatán Por iniciativa de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, del PRI, el Congreso local aprobó el 30 de octubre, con sólo un voto en contra, destinar durante 10 años un total de 300 millones de pesos para la construcción de un Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT)
Los 300 millones superan no sólo los 200 millones iniciales del fondo de ayuda a Tabasco, anunciado por el presidente Felipe Calderón Rebasan con mucho el presupuesto del DIF estatal y son casi el triple de lo invertido en cada uno de los 11 CRIT instalados en varias entidades de la República, como el de Cancún, cuyo costo fue de 125 millones de pesos, según el gobernador Félix González Canto
La iniciativa, enviada el 17 de octubre pasado al Congreso yucateco, explica que “como requisito para el establecimiento del mencionado Centro de Rehabilitación Infantil, resulta necesario que el Poder Ejecutivo del gobierno del estado asuma el compromiso de aportar recursos de forma anual durante un período de 10 años, para ser considerado en la selección de la entidad federativa en la cual Fundación Teletón, AC, instalará el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón”
El Congreso local autorizó que anualmente el presupuesto de egresos de la entidad entregue una cantidad equivalente a 8 millones de Unidades de Inversión (Udis) o 30 millones de pesos, “en cumplimiento con las obligaciones que se deriven del contrato que convenga el Ejecutivo del estado con Fundación Teletón México, Asociación Civil, durante un período de 10 años, a partir del ejercicio fiscal 2008 o el que corresponda, según el contrato mencionado en el presente artículo”
Bertha Pérez Medina, la única legisladora local que se opuso a esta iniciativa, afirmó que el decreto carece de sustento legal porque el financiamiento con recursos públicos sólo debe ser para proyectos productivos y porque no se precisa cómo se canalizará esta cantidad a una fundación de la iniciativa privada
La investigadora Sara Murúa, especialista en el estudio de las instituciones de asistencia privada, resalta que en el caso del convenio entre Teletón y el gobierno de Yucatán los recursos “se pueden convertir en una caja negra porque no se establece ni siquiera un fideicomiso ni ningún mecanismo de rendición de cuentas claro”
Y se pregunta: “¿Quién los va a auditar? ¿También un auditor privado?” Así mismo, advierte que el despacho KPMG Cárdenas Dosal, que la Fundación Teletón presume como uno de sus tres auditores, “es la misma compañía que realizó auditorías para Vamos México, de Marta Sahagún, sin resultados claros” Los otros dos despachos son Price Waterhouse Coopers y BDO
En la página oficial de la Fundación Teletón no están disponibles los resultados de ninguna auditoría, mucho menos la forma en que se han manejado las donaciones privadas, de personas morales y físicas, y las donaciones públicas que a lo largo de 10 años ha recibido el organismo
Sólo se hace un recuento de los millones donados desde 1997 a través de los maratones televisivos: 138 millones (1997), 1429 millones (1998), 158 millones (1999), 201 millones (2000), 2074 millones (2001), 218 millones (2002), 2477 millones (2003), 3056 millones (2004), 349 millones (2005), 420 millones (2006)
Triangulación de fondos
Consultada por Proceso, Sara Murúa puntualiza que en el decreto del gobierno de Yucatán se utiliza la figura de la Fundación Teletón México como “asociación civil” y no como “institución de asistencia privada”
El “verdadero objetivo” de este cambio en la figura jurídica es facilitar la exención de impuestos, advierte Murúa, y eliminar los controles más rigurosos que tiene Teletón, bajo la figura legal de institución de asistencia privada (IAP) Teletón está registrado desde el 25 de septiembre de 1997 como IAP ante la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal
Su patronato, dice la investigadora, es presidido por Fernando Landeros; el secretario es Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa; el tesorero es Adrián Vargas Guajardo, de Multivisión, y como vocales aparecen: Adrián Aguirre Gómez, Gabriel Alarcón Velásquez, Juan Francisco Ealy Ortiz, Eduardo Ricalde Molina, Clemente Serna Alvear y Fernando García Ruiz
Como Asociación Civil, Teletón puede exentar el pago del IVA y del Impuesto sobre la Renta (ISR), mientras que como IAP sólo puede deducir pagos de agua e impuestos prediales
Autora del estudio Mejores prácticas legislativas en política social y una de las especialistas en el esquema de triangulación de fondos de fundaciones como Vamos México, Sara Murúa recuerda que una IAP tiene más limitaciones y es restrictiva para triangular fondos, a diferencia de una AC
“El problema fundamental con este tipo de fundaciones es la triangulación de sus fondos, que les permite a las grandes donadoras tener mecanismos fiscales privilegiados para exentar impuestos e, incluso, para que ellos declaren como propios los donativos de terceros, en especial de particulares Lo mismo sucede ahora con el redondeo”, indica Murúa
“El mundo ideal de iniciativas como Teletón es ‘yo dono, tú donas y todos exentamos’… menos los que realizan donaciones y no reciben comprobantes fiscales”, destaca
Redondeo fiscal
La fórmula del Teletón permite que empresas con fundaciones dedicadas a las donaciones, como Televisa, Banamex o Telmex, puedan exentar el pago del ISR mediante operaciones de triangulación y donaciones cruzadas a organizaciones no lucrativas
Esta fórmula se ha replicado en otros casos, como las decenas de campañas de “redondeo” que han proliferado por el país
Durante la aprobación de la miscelánea fiscal se generó una fuerte oposición y temor de representantes de las fundaciones ante la posibilidad de que el nuevo impuesto, el IETU, gravara los ingresos de las personas morales con fines no lucrativos, autorizados para recibir donativos deducibles de impuestos
Los senadores Minerva Hernández, del PRD, y José Calzada Rovirosa, del PRI, precisaron que la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), tal como se aprobó, sólo impuso un candado para que las empresas donaran hasta 7% de sus ganancias fiscales reportadas
“El secreto ahora es que para que mi donativo sea deducible del impuesto sobre la renta tengo que haber registrado ganancias en el anterior año fiscal y no puedo donar más de 7% de esas ganancias Antes existían empresas que donaban aunque estuvieran con pérdidas”, ejemplificó Calzada Rovirosa, secretario de la Comisión de Hacienda
Por su parte, Minerva Hernández explicó que “las personas morales con fines no lucrativos podrán acreditar, contra el impuesto sobre la renta que determinen en su declaración anual, el IETU efectivamente pagado por las personas morales que les hayan entregado el remanente distribuible”
Sara Murúa insiste en que estas nuevas reglas son insuficientes porque no evitan la triangulación ni impiden que más de 25% de sus ingresos se destinen a gastos administrativos de la propia fundación y no a la asistencia social, como fue el caso de Vamos México Así mismo, considera que los remanentes no deben ser repartidos
Como ejemplo de triangulación, Murúa menciona la creación de la Fundación Luis Horacio, dependiente de Teletón, dedicada a venderle a los propios CRIT los equipos, artículos y adecuaciones necesarios para la atención y rehabilitación de los pacientes
En la página oficial del Teletón se lee que para adquirir los equipos de la Fundación Luis Horacio es necesario ser paciente del CRIT o de alguna institución asistencial apoyada por el Fondo Teletón de Apoyo a Instituciones, y que “el tutor del paciente deberá demostrar su capacidad de pago” Es decir, no son donativos gratuitos
Otro esquema de triangulación se realiza a través del Fondo Teletón de Apoyo a Instituciones, integrado de 1998 a la fecha por 409 instituciones Este fondo repartió este año 59 donativos por 58 millones de pesos Las fundaciones de asistencia social que quieran participar pueden presentar proyectos para recibir “donaciones de efectivo”, “donativos en especie”, “programas de capacitación y calendario de cursos”
Además, este fondo ofrece una “red de servicios” que incluye “asesorías” en construcción, equipamiento y constitución de otras fundaciones, así como “proveedores”, “cursos de capacitación” y “auxiliares de diagnóstico” No se aclara cuánto se cobra por esos servicios ni se transparenta el manejo de los recursos del fondo
El mecanismo que hace 10 años puso en marcha el Teletón ha sido replicado en las famosas “campañas de redondeo” realizadas por las grandes cadenas comerciales y supermercados
Tan sólo para el año fiscal de 2007, la Secretaría de Hacienda estimó un costo de 24 mil 223 y de 25 mil 0266 millones de pesos en exenciones por la vía de las donaciones Esto supondría que “se están realizando donaciones cercanas a los 90 mil millones de pesos”, según cálculos del diputado Juan Guerra en su iniciativa para reformar la Ley del Impuesto sobre la Renta, el Código Fiscal de la Federación y la ley del Servicio de Administración Tributaria
Esta iniciativa tiene como objetivo que “los programas de redondeo en centros comerciales o tiendas al público tengan la obligación de informar o dictaminarse, para tener la seguridad de que el cambio que la gente dona para fines sociales no es utilizado en forma incorrecta y quede debidamente amparado en su comprobante de venta y registrado en su contabilidad como una cuenta a terceros, a fin de que no sea utilizado indebidamente por el contribuyente que lo retuvo”
El esquema que pretende combatir la iniciativa contra el “redondeo” es similar a lo que sucede con millones de pesos en donaciones que individualmente se aportan al Teletón, por los que nunca se dan comprobantes fiscales a los pequeños aportantes, que entregan de 20 hasta 200 pesos
Promoción política
Sara Murúa y otros especialistas no descartan que el nuevo mecanismo de subsidio por 10 años al Teletón, aprobado en Yucatán, se convierta en una nueva fórmula de promoción en pantalla para que gobernadores y políticos le den la vuelta a la prohibición constitucional de comprar tiempo-aire
La inauguración del CRIT de Nezahualcóyotl, el pasado 27 de noviembre, confirmó esta apreciación Los distintos segmentos informativos de Televisa destacaron la participación y el discurso del gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto en la apertura del décimo centro de rehabilitación y la presencia de la mandataria yucateca Ivonne Ortega Pacheco
Teletón siempre ha ido de la mano de la promoción de los políticos Durante el gobierno de Vicente Fox, la presencia del mandatario y su esposa Marta Sahagún no sólo fue constante, sino abundante en los eventos de Teletón, que se entremezclaron con los de Vamos México En diciembre de 2003, por ejemplo, Fox inauguró junto con Fernando Landeros, presidente de la fundación; Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, y el gobernador de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, el sexto CRIT en Guanajuato
El gobernador Peña Nieto, cliente frecuente de la pantalla de Televisa, así como los mandatarios de Coahuila, Humberto Moreira, quien en octubre presumió que su gobierno ha donado 20 millones de pesos al CRIT de Saltillo; de Quintana Roo, Félix González Canto; de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong, y los otros en donde existen centros de rehabilitación, aparecen en cada uno de los eventos de promoción del Teletón difundidos en horarios de mayor audiencia en Televisa
Nada es gratis en este esquema de donaciones por promoción El 9 de diciembre de 2006, el mexiquense Peña Nieto agradeció que su entidad fuera la primera en contar con dos CRIT (uno en Tlalnepantla y otro en Ciudad Nezahualcóyotl) y se comprometió a aportar anualmente “entre 20 y 30 millones de pesos” para la “manutención” de estos centros
También los gobernadores Félix González Canto, de Quintana Roo, y Humberto Moreira, de Coahuila, se comprometieron a entregar una cantidad similar de sus presupuestos estatales para dar mantenimiento a los CRIT
Nadie quiere quedarse atrás de esta poderosa pasarela que tiene entre sus objetivos no sólo la asistencia social, sino “encauzar bienes y recursos” de todas aquellas instituciones de beneficencia “que cuenten con autorización para recibir donativos deducibles para efectos de lo dispuesto por la Ley del Impuesto sobre la Renta”, según reza el acta constitutiva del Teletón

Comentarios