Dance on Camera (2 y última)

NUEVA YORK – Flying (Volando) es un corto de sólo de cinco minutos que muestra bailarines con las piernas encogidas hacia atrás y aleteando como pájaros Su vuelo es tan natural y orgánico que el comentario general del público asistente al Festival Dance on Camera llevado a cabo en esta ciudad del 1 al 12 de enero fue: “¡Ah… si pudiera ser tan fácil!”
Con un poder de convocatoria increíble, los organizadores del evento llenaron el Walter Reade Theater del Lincoln Center todos los días desde la mañana hasta la noche El público –palomitas en mano– se sentaba en las butacas a ver filmes de danza como si se tratara de una función de cine comercial Risas, gritos, aplausos y en ocasiones un profundo silencio eran la respuesta a los 14 programas temáticos que incluyeron documentales, sesiones de danza urbana, danza cómica, una película magistral de Jiri Kilyan y reconstrucciones como la de Espartaco hecha en los años setenta en la Unión Soviética con la loable interpretación de Vladimir Vasilyiev y Natalia Bessmetnova
Al brevísimo pero audaz ejercicio de cámara de Flying le siguieron otros con innovaciones tecnológicas y conceptuales de altísimo nivel Por ejemplo Morning herd (Rebaño matutino, 2007) del australiano Rick Harvie, que durante ocho minutos muestra las vicisitudes de un granjero que lucha por tratar de confinar a sus imaginarios animales a establos y campos para pastar O Aprop (2007) del español Aitor Echeverría, que en seis minutos en blanco y negro hizo un montaje sobre lo que sucede entre dos cuerpos desnudos cuando uno de ellos despierta al otro con un toque familiar y cotidiano El uso extremo del close up y de una pista sonora obtenida de los sonidos que estos dos cuerpos producían al tocarse, es extraordinario
La mayor parte de los participantes se encontraba concursando para obtener la presea de la Sociedad Fílmica del Lincoln Center en colaboración con la Dance Film Association (DFA)
En contienda cerrada fueron unos cuantos los que quedaron nominados sin importar su categoría o duración Los criterios del jurado no fueron dados a conocer Para muchos era previsible que el gran ganador sería Jock (sic) Soto profile on film Waters flowing together (El perfil de Jock Soto en cine Aguas fluyendo juntas), realizado por la novata Gwendolen Cates, de Estados Unidos
La cinta de 77 minutos muestra la trayectoria del bailarín navajo-puertoriqueño y gay que salió de su reserva para convertirse en bailarín estrella del New York City Ballet (NYCB) Soto fue elegido por el propio Balanchine para incorporarse a su compañía
Largo, reiterativo y con una exaltación desproporcionada al sufrimiento del bailarín por tener que dejar de bailar –ya en sus cuarenta y pico y un tanto pasado de peso–, el filme fue financiado ampulosamente por los benefactores del NYCB, por lo cual era predecible que los jueces del concurso lo nominaran cuando menos como finalista
En su estreno en el New York State Theater at Lincoln Center, la película logró llenar el lugar de admiradores que gritaron conmovidos cuando el propio Soto salió a saludar al final de la exhibición
Jiri
El coreógrafo Jiri Kilyan dejó boquiabierto a todo mundo con su extraordinaria película Car-Men (Hombres de autos), dirigida al alimón con Boris Pavel en 2006 En blanco y negro e interpretada por cuatro bailarines mayores de 40 años –Sabine Keupberger–, la propuesta se basa de alguna forma en el argumento de la ópera como Carmen Kilyan optó por presentar imágenes metafóricas sobre la velocidad, danza, tiempo y edad, y al mismo tiempo deseaba hacer un profundo homenaje al cine mudo Por ello alteró los tiempos haciendo las escenas tanto en cámara rápida como en lenta
La locación de la comedia en una mina de carbón en Checoslovaquia Un lugar solitario y polvoso en el que los cuatro personajes hacen todo tipo de locuras El eje de toda el proyecto fue un boceto de un auto futurista –bastante decadente– de los años treinta Todo apoyado con una pista sonora magistral a partir de la música de George Bizet
En el filme se destacan sobre todo las escenas en que Sabine es amenazada por un furioso auto (toro) dentro de un círculo de chatarra (ruedo), y las carreras de autos antiguos en donde se ve a Carmen huyendo de don José y tirándole una bomba al estilo de las caricaturas del conejo Bugs Bunny Coches insólitos construidos con chatarra, caídas, bromas, guiños del cine mudo, Car-Men es la confirmación de la genialidad artística de Kilyan El documental sobre Jock Soto resultó ganador y Kylian se fue al segundo lugar l

Comentarios

Load More