Cri-Cri

Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri, tuvo una hija que es bailarina Mientras el Palacio de Bellas Artes lleno a tope presentaba una nueva versión coreográfica con algunas de las canciones del famoso autor infantil, Andrea, su hija emigrada a Portugal, bailaba el solo Un día difícil en Los Talleres de Coyoacán
La nueva propuesta sobre Cri-Cri es de la Compañía Nacional de Danza (CND) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dirigida por Dariusz Blajer Se trata de un popurrí de algunas de sus canciones coreografiado por José Luis González Domínguez
Nacido en Guadalajara, González es un destacado intérprete de la CND; ha trabajado en diferentes compañías europeas y desde hace 16 años en la CND, sobresaliendo como bailarín de carácter Bien parecido, González Domínguez se destacó especialmente cuando interpretaba el papel de príncipe Gremin del ballet Oneguin, de John Cranko
Ésta no es la primera vez que la CND realiza un proyecto sobre el famoso grillito cantor A principios de los noventa, por razones desconocidas sacaron de su repertorio Suite infantil: Fiesta de Cri-Cri, con coreografía de Nellie Hapee, Jorge Cano, Guillermo Valdez, Juan Mejía, Isabel Ávalos, Felipe Segura y Andrea Gabilondo, que bailó durante muchos años en esa compañía El guión era de Rocío Sanz
Aquella puesta en escena tenía severos problemas de estructura, vestuario y escenografía Y a pesar de que se utilizó como caballito de batalla para dar funciones escolares al público cautivo de las escuelas oficiales, no cautivaba ni convencía
La nueva propuesta de González Domínguez para llevar a la escena la música de Cri-Cri está mejor producida y estructurada Su creación se llevó a cabo en 2007 con motivo del centenario del natalicio de Gabilondo Soler, se estrenó en el Palacio de Bellas Artes y fue uno de los platos fuertes del Festival Internacional Cervantino del año pasado
Resulta obvio que la pieza dancística consista en la ilustración de las canciones Se trata de una revista musical en la que se suceden uno y otro números sin más hilo conductor que la presencia del grillito González Domínguez utiliza para ello la técnica clásica “limpia” formalmente hablando, no experimenta con el vocabulario y utiliza el virtuosismo como arma efectiva para sensibilizar a un público infantil que no necesariamente conoce la música del grillito cantor y mucho menos ha visto ballet en vivo y en un teatro
Al mismo tiempo, el colorido diseño de vestuario de Jerildy Bosch realza las danzas y enfatiza las acciones Sin embargo, es una lástima que el equipo de tramoya del Palacio de Bellas Artes no aceptara utilizar el vestuario propuesto por ella Sobre todo porque los movimientos de la escenografía obligan a los técnicos a aparecer en el foro y rompen inmediatamente la magia de éste (inundado de colores y de personajes de cuento) con sus uniformes de Bellas Artes
Los arreglos musicales fueron hechos por Eugenio Tou- ssaint e interpretados por cantantes de la talla de Lourdes Ambriz Sin el toque fresco de la música original de Gabilondo Soler, hacen un tanto académica la música que de origen fue diseñada para ser pegajosa y popular
Por su parte, los bailarines realizan un trabajo serio y sin equivocaciones; giros, saltos y acrobacia son parte fundamental de las danzas Y si bien la selección de las canciones rescata algunas que no son tan conocidas, el público asistente al teatro aplaudió más aquellas mejor conocidas, como el número de La merienda con el niño chillón que no se quiere tomar su leche, o Llueve con efectos de lluvia sobre el escenario
Es importante resaltar que el espectáculo de González Domínguez lo coloca como uno de los posibles nuevos coreógrafos de la CND El éxito de Cri-Cri con la CND es sobresaliente y le da la oportunidad a la compañía de ballet más importante del país de promover este arte de manera seria y clara
Si bien El lago de los cisnes en la antigua isleta del Bosque de Chapultepec y La Bella Durmiente en el Alcázar del Castillo de Chapultepec arrastran multitudes, no van más allá de ser una parafernalia de recursos escénicos El público que asiste a este tipo de obras generalmente no asiste al Palacio de Bellas Artes a ver ballet Y tampoco la CND monta estos ballets en foros cerrados
Por ello Cri-Cri es el espectáculo ideal para llevar a la gente al teatro más importante del país con un montaje divertido, bien bailado y diseñado para entretener y motivar a los niños –y a sus padres– hacia el ballet
Con localidades agotadas y la presencia de Margarita Zavala de Calderón presente con sus hijos en las funciones del sábado y del domingo de la semana pasada, la temporada de Cri-Cri terminó Es de esperarse que viaje por todo el país y que tenga otras más largas l

Comentarios

Load More