Un espía con manchas

Luego de su ejecución por parte de un grupo de sicarios, José Nemesio Lugo Félix, alto funcionario del área de inteligencia de la PGR, ha sido elevado casi a la condición de héroe por los organismos de seguridad de México y de Estados Unidos Sin embargo, testimonios y documentos recabados por Proceso dan cuenta de otros hechos que marcaron la trayectoria de ese personaje: espionaje político, probables ligas con el narcotráfico, nexos con el contrabando
Representantes del gobierno de Estados Unidos se mostraron inusualmente dolidos por la ejecución de José Nemesio Lugo Félix, el funcionario de más alto rango de la PGR asesinado durante el actual gobierno
En sus condolencias, el embajador de ese país en México, Antonio O Garza, lo calificó como “hombre de principios e incansable luchador contra el crimen”
Al igual que el procurador estadunidense Al Gonzales, el secretario del Departamento de Seguridad Interna de ese país, Michael Chertoff, se comunicó con el procurador Eduardo Medina Mora, protector de Lugo Félix, para expresarle el aprecio que las agencias de Estados Unidos le tenían por su desempeño como un servidor público comprometido
La razón por la que funcionarios de Estados Unidos expresaron su pesar por el asesinato del coordinador general de Información del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la PGR, es porque durante muchos años les sirvió en investigaciones que eran del interés de los estadunidenses
Algunas de estas pesquisas estaban relacionadas con la trata de personas, materia en la que Lugo Félix estaba especializado Así ocurrió en el caso de la organización de la familia Flores Carreto, de Tlaxcala, que prostituía jovencitas en Queens, Nueva York, comenta un exagente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y excomandante de la PGR, que lo conoció
Originario de Navojoa, Sonora, Lugo Félix trabajó para funcionarios de la embajada de Estados Unidos, representantes de agencias como la Oficina Federal de Investigaciones (el FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Seguridad Interna, añade
“En el medio (del espionaje) era ampliamente conocido que Nemesio manejaba una enorme red de expertos en labores de escuchas telefónicas, instalación de micrófonos y que desde sus años en Sonora tenía relación con los estadunidenses Por eso su posición siempre fue de privilegio cerca de jefes como Ardelio Vargas”, comenta la fuente consultada
“Pero también, a petición de los estadunidenses, desarrolló mucho espionaje político, sobre todo de algunos gobernadores, como lo hizo en Morelos, donde tenía alambrado a medio estado durante el período de gobierno de Jorge Carrillo Olea, coincidentemente uno de los gobernadores que tiempo después fue cuestionado por Estados Unidos por supuestos vínculos con el narcotráfico
“Entre los muchos vínculos políticos que tejió estuvo Miguel Ángel Yunes Linares (titular del ISSSTE), quien fue uno de los asistentes al sepelio, pero a quien también en su momento investigó”, comenta la fuente consultada
Añade que no era extraño verlo en la embajada de Estados Unidos o hablando con agentes de ese país También comenta que el espionaje que Lugo Félix hizo a Carrillo Olea –de amplia trayectoria en los órganos de inteligencia– “le trajo la animadversión de Genaro García Luna, actual titular de la Secretaría de Seguridad Pública, que es hechura de Carrillo”
Pero además del ensalzamiento de sus virtudes como servidor público en los órganos de inteligencia, surgieron otros hechos que ensombrecen la carrera de Lugo Félix

Sospechas

De acuerdo con un informe interno de la Policía Federal Preventiva (PFP) que citó el periódico El Centro en su edición del miércoles 16, Nemesio Lugo fue boletinado por esta corporación sus presuntos nexos con el narcotráfico
En abril de 2006, la sospecha recayó en la Dirección de Aeropuertos de la PFP que dirigía Lugo Félix, tras el escándalo surgido por el aseguramiento de un cargamento de 56 toneladas de cocaína en un avión DC9 que aterrizó en el aeropuerto de Campeche procedente de Venezuela (Proceso 1539)
Este semanario cuenta con una copia del expediente que contiene diversos oficios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), fechados entre el 13 de noviembre de 2005 y el 30 de enero de 2006, en los que oficiales de inteligencia de la Policía Federal Preventiva asignados en Sonora le informan a Lugo Félix, quien era director general de Aeropuertos, Puertos y Puntos Fronterizos, sobre las investigaciones por el robo de varias avionetas tipo Cessna 206 y 210 en Sonora, las cuales después eran utilizadas para el tráfico de drogas hacia la zona de Nogales, presuntamente para la célula de los hermanos Beltrán Leyva
Aunque algunos integrantes de esa red fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal (MPF), nunca se actuó contra el cabecilla que en los documentos es identificado como Julio Iván Domínguez Moreno, de Hermosillo, Sonora
En uno de los oficios, los policías federales –quienes optaron por el anonimato– le informan a Lugo Félix que “por órdenes del inspector general de la PFP, Enrique Pérez Hernández, se perdió toda la continuidad de las líneas de investigación sobre tráfico de indocumentados y tráfico de drogas”
Pero explican que el funcionario nunca los apoyó y uno de los oficiales incluso le advierte en un oficio del 5 de enero de 2005, que “es de saberse que en el momento en que se aseguró la aeronave –de las que fueron descubiertas– iba a pisar intereses de personas relacionadas en la delincuencia organizada, y si usted duda de mi trabajo o de mi persona mucho le agradeceré me cambie donde usted crea conveniente Como le informé en su momento, yo no tengo compromiso con nadie y el único compromiso que tengo es con usted y la institución” Sin embargo, los policías fueron destituidos
De acuerdo con los oficios, en febrero de 2005 se inició la investigación por el robo de una avioneta tipo Cesna, ocurrido el 4 de noviembre de 2004 en el aeropuerto de Hermosillo Las pesquisas condujeron a los policías hasta Julio Iván Domínguez Moreno, propietario de los aeródromos La Fortuna y el Mambo, donde abastecen de combustible y cargan con drogas a las aeronaves robadas
En un oficio fechado el 6 de diciembre de 2006, se informa que “el narcotraficante Julio Iván Domínguez Moreno es uno de los principales cabecillas en el tráfico de drogas que dispone de pistas, aeronaves, pilotos y está relacionado con la delincuencia organizada del área de Sinaloa”

Juego de espías

Lugo Félix fue maestro normalista en Sonora, donde trabajó de 1982 a 1987, época en la que se relacionó en actividades políticas con el Partido Laboral Mexicano, del que surgió Cecilia Soto, para contender por la Presidencia de la República
A partir de 1988 ingresó al Cisen y en este organismo escaló de agente investigador a subdelegado y delegado en Sonora, Baja California y Chiapas Posteriormente fue nombrado subdirector de Investigación y subdirector de Seguridad
Fue egresado del Centro Educativo Universitario Panamericano, donde se tituló como abogado; realizó estudios de maestría (que dejó truncos) en la Universidad Autónoma de Nuevo León y en la Universidad de Tijuana
Nemesio Lugo fue el brazo derecho de Ardelio Vargas Fosado, actual titular del Cenapi (centro toral de procesamiento de informes de inteligencia contra la delincuencia y el terrorismo) Ambos trabajaron en la Policía Federal Preventiva y en el Cisen Fue en este centro donde empezaron su carrera en la década de los ochenta, comenta otro exmiembro de ese organismo que trabajó con Lugo Félix
Al inicio del gobierno de Vicente Fox, Vargas Fosado se convirtió en el hombre fuerte de Eduardo Medina Mora en el Cisen Lugo Félix aprovechó la posición privilegiada de su jefe para entablar una relación de subordinación y amistad con Medina Mora
Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, cuando el secretario de Gobernación, Santiago Creel, se convirtió en el interlocutor del entonces secretario de Seguridad Interna, de Estados Unidos, Tom Ridge, el Cisen y esa agencia estadunidense establecieron una serie de planes “espejo” de seguridad en los puentes internacionales en la frontera común
Durante ese período, el trabajo de Lugo Félix tuvo un gran lucimiento para sus jefes y para los estadunidenses, lo cual fortaleció sus vínculos con las agencias de Estados Unidos, dice uno de los dos exintegrantes del Cisen consultados
En la actualidad, como procurador general de la República Medina Mora ha privilegiado la dinámica de ensanchar los “canales de entendimiento” con los gobiernos extranjeros, particularmente con Estados Unidos, con Colombia y con España, países que ha incluido en sus giras de trabajo por el extranjero, como lo muestran sus propios itinerarios
En opinión del mismo exfuncionario del Cisen y PGR consultado, “Medina Mora ha desplegado una actividad más intensa en sus viajes internacionales que en el combate a la violencia desatada por los grupos de traficantes de drogas y del crimen organizado dentro del país”
El pasado 24 de enero, Medina Mora y Genaro García Luna se reunieron, en Bogotá con autoridades colombianas Ahí acordaron que éstas ofrecerían asesoría a México para hacer frente al crimen organizado
También fijaron planes para que Colombia brinde experiencia a México en la creación de una Policía Nacional, y la reestructuración que se ha ofrecido para reformar el sistema judicial mexicano, publicó el periódico Reforma (25 de enero, 2007)
El 10 de abril, Eduardo Medina Mora participó en el coloquio Derechos Humanos y Seguridad Jurídica en Iberoamérica, organizado por el juez Baltasar Garzón En este foro, el titular de la PGR declaró que en México la ciudadanía vive una percepción de “incertidumbre”, pero “no es necesariamente el caso” o lo que está ocurriendo en el país
Reconoció que México enfrenta un momento “crítico” por la “violencia inusitada” en los territorios dominados por las organizaciones del tráfico de drogas, que se debe a la lucha de los cárteles por la hegemonía del mercado y por “el cambio de hábitos en el consumo de drogas en Estados Unidos”
Los días 27 y 28 del pasado mes de abril, el procurador estuvo en Washington, donde se reunió con el secretario del Departamento de Justicia, el procurador Al Gonzales, con el zar antidrogas de la Casa Blanca, John Walters y con Michael Chertoff, titular de Seguridad Interna
En su primera visita oficial como procurador a Washington, el funcionario dijo que busca mejorar los esfuerzos de “generación de inteligencia” y operaciones para disminuir los flujos de armas y de dinero en efectivo procedentes de Estados Unidos
“Encontramos que el monto de la cooperación no se corresponde con el tamaño del problema Eso es una realidad”, declaró durante una conferencia de prensa en la embajada mexicana en ese país Luego se reunió con el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, el texano Silvestre Reyes y con el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Ralph Basham

El revés

Durante su participación en el programa nocturno Entre Tres, de TV Azteca, el lunes 14 día en que fue asesinado el funcionario de la PGR, Eduardo Medina Mora agradeció las condolencias por la muerte de “nuestro querido compañero José Nemesio Lugo, con quien tuvimos oportunidad de compartir aventuras y esfuerzos comunes durante más de seis años”
Ese día por la mañana, poco después de las 7:00 horas, Lugo Félix fue ejecutado cuando se desplazaba en su vehículo rumbo a las oficinas del Cenapi en la colonia El Reloj, en la zona de Tlalpan, al sur de la ciudad de México Los homicidas utilizaron por lo menos dos armas para dispararle nueve tiros que le provocaron una muerte inmediata
De acuerdo con la información recabada por la PGR, que asumió la investigación por tratarse de un funcionario federal en funciones, los homicidas le cerraron el paso con un vehículo Pontiac Sunfire, placas 729-NYT, frente al número 47 de Prolongación Benito Juárez
En ese momento, dos pistoleros aprovecharon que el funcionario se vio obligado a disminuir la velocidad de su camioneta para accionar sus armas a bocajarro, una subametralladora UZI y una pistola 9 mm, para después huir en dos motocicletas
El subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparos de la PGR, Víctor Emilio Corzo Cabañas, anunció que hay varias líneas de investigación para esclarecer el homicidio, entre ellas la relacionada con las investigaciones de trata de personas y de narcotráfico que realizaba el funcionario
Durante una entrevista radiofónica, Corzo Cabañas dijo que entre las pruebas periciales por el tipo de proyectiles percutidos, también cuentan con “elementos genéticos de identificación”
Un funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, quien pidió la reserva de su identidad, consultado por Proceso sobre las hipótesis que se han ventilado, comenta que “el patrón de actuación de los asesinos no corresponde totalmente con los modos de operación de los grandes cárteles, por el tipo de armas que fueron utilizadas: Si bien el arma 9 mm es utilizada por narcotraficantes, la subametralladora Uzzi es más común en los crímenes cometidos por gente relacionada con las mafias de Tepito y viejos policías de la Policía Judicial capitalina”
“La mecánica de atravesar un vehículo al paso del vehículo del funcionario y la huída en motocicletas Yamaha, para mí tiene más sentido a un crimen relacionado con Tepito; incluso, sabemos que el licenciado Lugo Félix también llegó a tener actuaciones contra el contrabando”, opina
Tres días antes de su muerte, el periódico La Jornada le hizo una entrevista –publicada el martes 15– en la que Lugo Félix daba a conocer que investigaba a 47 bandas dedicadas a la trata de personas, a la pornografía infantil y a la prostitución Añadió que algunas de estas organizaciones criminales tienen ramificaciones en Argentina, Brasil, Estados Unidos, Italia y Europa del Este
Una de las principales organizaciones es conocida como las Divas, que provee de mujeres extranjeras a 60 por ciento de los centros clandestinos de table dance y prostitución en el país

Comentarios

Load More