Seis dopados, un cachirul, un expulsado

A la irresponsabilidad de los atletas, sancionados ya con su marginación y el descrédito público, le sigue la ineptitud de los dirigentes del deporte nacional, hasta ahora impune Ni Carlos Hermosillo, novato en estas lides, ni Felipe Muñoz, veterano en el deporte amateur, han cumplido con su misión en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro No hubo exámenes antidoping a tiempo, y a los que resultaron positivos se les dejó en indefensión, con lo que se violaron leyes nacionales e internacionales Al escándalo mundial –México es la única delegación sancionada en esa justa– le acecha la confrontación interna: los atletas podrían demandar a las autoridades por una simple y sencilla razón, no se les notificó oficialmente de su falta
El tardío procedimiento en la baja por dopaje de seis atletas de la delegación mexicana que participa en los XV Juegos Panamericanos, más una gimnasta cachirul, un presidente de federación expulsado y la pérdida “por trampa” de una medalla, se convirtieron ya en el mayor escándalo del deporte aficionado del país de toda su historia
Aún más: la decisión de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) de hacer público, y en plenos Juegos Panamericanos, el positivo por doping de los atletas, implica otras graves irregularidades, entre ellas la violación de la secrecía y la baja de la delegación de los involucrados, sin que éstos hayan abierto siquiera la muestra B; la nula aplicación de las reglas oficiales del control antidopaje y del mismo Comité Nacional Antidopaje, y la sospecha respecto del tratamiento médico de al menos un atleta implicado en este asunto: la pentatleta Karina Morales Ávila, medicada por doctores de la Conade
Conforme al protocolo que establece la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), los deportistas tienen derecho a solicitar la apertura en su presencia de la muestra B, así como de apelar ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte

Los atletas señalados podrían demandar a los organismos responsables porque fueron dados de baja de la delegación sin haber tenido oportunidad de probar inocencia Peor aún: sin recibir siquiera la notificación oficial
De acuerdo con las normas de la WADA, los atletas deben ser notificados a tiempo para evitar que viajen a las competencias y librarlos así del descrédito mundial
Hasta ahora, en la delegación mexicana hay un saldo negativo de seis atletas y tres caballos dopados, así como de un presidente de federación expulsado de los Panamericanos por el caso de un atleta cachirul en el equipo de gimnasia artística, lo que provocó que el comité organizador del certamen le quitara a México la medalla de bronce obtenida en la modalidad de all around
La gimnasia rítmica mexicana llevaba 32 años sin ganar medalla en Juegos Panamericanos, mientras que al beisbol lo afectan casos de dopaje por tercera vez consecutiva (Winnipeg 1999, Santo Domingo 2003 y Río de Janeiro 2007)
Por lo pronto, el escándalo de Río salpica al responsable de la Conade, Carlos Hermosillo, y al del Comité Olímpico Mexicano (COM), Felipe Muñoz, tras la mayor deshonra en el deporte aficionado del país
“La causa principal ha sido la falta de experiencia de Hermosillo y la negligencia de Felipe Muñoz Y como la negligencia lleva más de 30 años, se comió vivo a la falta de experiencia”, afirma Nelson Vargas, director general de la Conade en el sexenio anterior
En el programa Los Protagonistas de la Noche de TV Azteca se difundieron declaraciones del subjefe de la delegación mexicana y subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Juan Manuel Rotter, en el sentido de que en la administración de Vargas “no salían” los exámenes antidopaje, a diferencia de ahora, cuando “sí salen”, según la versión del titular del segmento, André Marín
En entrevista con Proceso, Vargas se ríe por los señalamientos: “Se están curando en salud porque todo lo hicieron tarde y el caso se les salió de las manos ¿Entonces por qué no salían (positivos) cuando íbamos a eventos internacionales? Ahí le va: empecemos con Adriana Fernández El vicepresidente del COM es el presidente de la Federación de Atletismo (Mariano Lara); en pentatlón moderno, el señor Juan Manzo es un incondicional al ciento por ciento del COM; ni se diga el de tenis (Francisco Maciel)”
Además, dice, “los atletas que dieron positivo son de la gente que nunca estuvo del lado del trabajo de la Conade, con excepción de levantamiento de pesas (Antonio Rosalío Alvarado) y el beisbol (Alonso Pérez), que tiene sus características especiales y que han venido depurando, al grado que toda la Liga Mexicana y la Liga del Pacífico ya hacían sus exámenes antidopaje en la Conade, como todos los equipos de futbol”
Nelson Vargas se exalta: “¡Que no me digan que los exámenes antidoping no eran preventivos, y que no me digan que no servían! ¡Me canso que sirvieron! Siempre han servido, pero mientras no sean certificados no tienen la validez internacional Entonces (los exámenes) de estos 400 muchachos que fueron a los Juegos Panamericanos, 394 sí sirven, ¿Y los otros seis no sirvieron?”

El bochorno, otra vez

Más tardó en amanecer el pasado jueves 19 cuando ya circulaba por todos los canales oficiales de la Organización Deportiva Mexicana (Odepa), presidida por Mario Vázquez Raña, un boletín en el que se informaba de un nuevo caso de engaño por parte del deporte nacional:
El comité organizador de los juegos retiró a México la medalla de bronce conquistada un día antes por el equipo de gimnasia en la modalidad de all around por un error administrativo en el registro, el cual fue considerado como “falta grave” por la Odepa
En lugar de seis atletas, la delegación inscribió a siete La gimnasta Marisela Arizmendi Torres había sido acreditada también como oficial de la delegación, aunque su carnet, con un costo de mil 300 dólares, la identificaba como entrenadora
El presidente de la Federación Mexicana de Gimnasia, Alejandro Peniche Torres, fue expulsado de los juegos en su carácter de delegado de la Federación Mexicana de Gimnasia
A México también se le descalificó en gimnasia artística
El satanizado Peniche se culpó del error y afirmó que incurrió en él porque, por razones de trabajo, no estuvo en las juntas técnicas donde se especificaron las reglas En su lugar acudió el entrenador Antonio Barraza
“Es una decisión incorrecta e irregular, y estamos pagando las consecuencias”, dijo Felipe Muñoz en conferencia de prensa ante los medios de comunicación internacionales
Y cayó en contradicciones al explicar que “el COM autorizó a Arizmendi como oficial y no como deportista”, al tiempo que responsabilizó a Alejandro Peniche de la situación
A su vez, Hermosillo declaró: “(estoy) muy molesto porque siempre las afectadas son las deportistas y hoy lamentablemente por un error y por una falta de responsabilidad, de estar con sus niñas, y en las partes técnicas que se necesitaba al delegado y al presidente de la federación no estaban; mandaron al entrenador, se tomó una decisión que no fue correcta y hoy está pagando el deporte, están pagando las niñas”
–¿Alejandro Peniche es el principal responsable?
–No veo a ningún otro responsable, cuando él es el delegado
Sin embargo, la guía oficial de los Juegos Panamericanos distribuida por la Conade, presenta a Marisela Arizmendi en la lista de deportistas acreditadas para participar en el rubro de gimnasia artística
Es más: como su primer apellido empieza con la letra A, la gimnasta aparece en el primer lugar de la lista
Pero en menos de una semana, Hermosillo descubrió otra falla de origen: el turismo de pantalón largo “He visto algo aquí que no me ha gustado: tú llegas a una competencia donde hay deportistas y no encuentras al presidente de la federación por ningún lado
“Es increíble que esto suceda Una cosa es que yo no pueda estar porque son tantos los deportes, pero otra es que el presidente de la federación no esté en las pruebas Eso es gravísimo Es una falta de respeto y una falta de profesionalismo Pero eso lo atenderemos llegando a la Ciudad de México”
–¿Qué sanción habrá para Peniche?
–Tiene que haber una sanción muy ejemplar para el presidente de la federación
Peniche reaccionó de inmediato e intentó poner en evidencia al “inexperto” Hermosillo:
“No sé la medida que vaya a tomar el COM o la Conade conmigo Lo único que les puedo decir es que todas federaciones somos asociaciones civiles y la única que puede tomar una decisión en mi contra es mi asamblea”
Abundó: “Creo que nuestra actuación no merece mayor sanción que la ya que ya estamos recibiendo, que todos ustedes van a notificar al país que Alejandro Peniche fue expulsado de los Juegos Panamericanos y que la medalla de bronce que obtuvo la gimnasia fue quitada Creo que mayor sanción que la me estoy mereciendo ahora ya es suficiente”
De “castigo ejemplar” también habló Hermosillo al referirse al caso de los seis atletas dopados, pero Nelson Vargas lo refuta: “el señor Hermosillo no hace sino manifestar su desconocimiento de la ley nacional e internacional del dopaje, ya que no es la persona adecuada para determinar las sanciones”
Explica: “Cuando un deportista da positivo dentro de una competencia, la WADA notifica a la federación internacional correspondiente, y ésta a la federación nacional, para que esta última aplique la sanción que considere pertinente La comunicación se hace por escrito y se tiene que levantar un acta de apertura de muestras en presencia del federativo, se revisa el código de la federación y el nombre del deportista vía federación Al deportista se le notifica mediante un acta circunstanciada”

Burocracia, indolencia

La Conade y su laboratorio antidopaje no entregaron a tiempo los resultados de los análisis, no obstante que el 13 de junio el director de Medicina y Ciencias Aplicadas al Deporte de la Conade, Juan Ricardo López Taylor, garantizó a la Comisión Tripartita –integrada por Conade, COM y Confederación Deportiva Mexicana– que para el 23 de junio ya tendría las pruebas de 98% de los 400 atletas sometidos a éstas
“La cosa está peor porque al menos a tres de los deportistas les avisaron estando en Río de Janeiro (al pesista Héctor Francisco Rizo Guízar y a los peloteros Carlos Alberto Gastélum y Jorge El Chato Vázquez; estos últimos fueron notificados apenas horas antes de debutar en la justa continental) Hay una falta de responsabilidad cuando, teniendo los informes, los guardan”, puntualiza Vargas
Añade: “Lo más triste de todo esto es lo que se desató en Río y pusieron mal a un país cuando todavía no cometen ninguna falta, pues los muchachos ni competían Lo que acaba de pasar es muy grave para México porque sin deberla ni temerla los atletas, a los 394 que no están dopados ya los califican como tramposos, y más por lo pegado que estaban los antecedentes de los futbolistas Aarón Galindo y Salvador Carmona Eso ya calienta Han de pensar que somos unos tramposos, y no es así; de ninguna manera”
Y reta: “Mi trabajo ahí está en la mesa Que me demuestren que no se dieron a conocer los casos de dopaje De ninguna manera subí a un avión a un muchacho que no hubiera hecho sus exámenes previos a un evento internacional Aquí está claro: (la actual administración de la Conade) también los hizo, pero tarde porque para dar a conocer esto en Río es impresionante
“Nosotros hacíamos más de 3 mil exámenes al año Estuvimos cerca de la certificación de WADA, y por cuestiones del COM, que siempre se mostró negativo a nuestro trabajo, no se logró la famosa certificación, pero los laboratorios tienen la capacidad para hacer lo que se hizo en todo un sexenio sin problemas de dopaje Que me demuestren que no se dieron a conocer los casos de dopaje”
La gestión de Hermosillo en la Conade pasará a la historia por haber hecho público, mediante un boletín de prensa, el caso de los deportistas dopados
El 11 de julio, en vísperas del arranque de los Panamericanos, el organismo informó haber comunicado al COM que “tres deportistas mexicanos dieron positivo” en los exámenes de doping practicados previos al viaje a Río de Janeiro
Y dijo que mediante códigos se sabía que “los atletas pertenecen a las federaciones de atletismo, pentatlón moderno y levantamiento de pesas”
Aunque no dio nombres, a las pocas horas las federaciones involucradas, excepto la de atletismo, confirmaron a los atletas dopados: el pesista Héctor Francisco Rizo, la pentatleta Karina Morales y, presuntamente, Adriana Fernández
El 14 de julio, un día después de iniciado el certamen, la Conade divulgó desde Río de Janeiro el caso de otros tres atletas dopados: “mediante código, la Conade informó al COM que los resultados adversos en el análisis de la muestra A corresponden a los deportes de beisbol, en dos casos, y al tenis”, aunque preservó el nombre de los implicados: los peloteros Carlos Alberto Gastélum y Jorge Vázquez, así como el tenista Miguel Gallardo
“¿Cómo es posible poner (en evidencia) a México cuando es un chequeo interno, preventivo? –se pregunta Vargas– Con nosotros salieron tres o cuatro atletas positivos en todo el sexenio Pero nos sentábamos con las federaciones y les decíamos: tu atleta salió positivo, lo castigas, y punto Nunca los llevábamos a los torneos Y aquí casi casi los llevaron, al menos a tres les dijeron que dieron positivo estando en Río No puede ser Es negligencia y falta de trabajo”
De acuerdo con el artículo 10 de la Ley General de Cultura Física y Deporte, será el Comité Nacional Antidopaje, junto con las asociaciones nacionales, la instancia responsable de conocer los resultados de controversias e irregularidades en lo referente a las normas y procedimientos que surjan de los controles, dentro y fuera de competición, a los que sean sometidos los deportistas en territorio nacional
Más específicamente, el artículo 114 precisa que todos los deportistas que integren las preselecciones y selecciones nacionales deberán someterse, por lo menos tres ocasiones al año, a los controles para la detección de uso de sustancias prohibidas y métodos no reglamentarios para participar en competencias nacionales e internacionales
Sin embargo, en la actual gestión de la Conade los atletas sólo fueron requeridos en una ocasión para el control antidopaje Peor aún: en lo que va del sexenio, sólo en una ocasión Carlos Hermosillo ha convocado a los integrantes del Comité Nacional Antidopaje, en vísperas de los juegos

El caso de Karina

El médico Ernesto Fragoso, de la jefatura de evaluación de la Conade, confirma a Proceso que él suministró medicamentos a la pentatleta Karina Morales desde el año pasado, y por intervalos, pero rechaza que alguna de las sustancias suministradas hayan facilitado el positivo al control antidopaje
“Totalmente negativo De los medicamentos y sustancias que le enviamos ninguno es ni restringido ni prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje”
–¿Cuáles son los nombres de los medicamentos que les prescribió a la atleta, así como la sustancia que, tenemos entendido fue por nandrolona?
–Ella está tomando o estuvo tomando Endura, Oxigenix y Perfect Protein Y el mes antepasado estaba tomando Naxodol y Sirdalud
–¿Para qué sirven esos medicamentos?
–El Oxigenix son vitaminas y minerales antioxidantes, el Endura es un similar para rehidratar y el Perfect Protein es a base de proteínas De hecho lo utilizan mucho los deportistas a nivel nacional y ninguno tiene problema Los otros medicamentos son relajante muscular, analgésicos, desinflamatorios, y hasta ahí
–¿Nada que tenga que ver con la sustancia dopante?
–Nada que ver
–¿Está con la completa tranquilidad de que nunca le suministró nada?
–Por supuesto que no Es molesto e incómodo que me entrevisten por esta situación, pero estoy totalmente tranquilo

Comentarios