“Breve salmo matinal”

Es absurdo programar artistas del nivel de Josef Nadj y Dominique Mercy sin publicidad para una sola función en el Distrito Federal y en un foro como el Teatro de la Danza, que no tiene las condiciones para presentar una obra tan buena como la de ambos creadores
Breve salmo matinal, interpretada por el propio Nadj -nacido en la ex Yugoslavia en 1957- y el fabuloso francés Dominique Mercy, es una propuesta extraordinaria de la corriente llamada teatro corporal, consistente en entender al cuerpo como la propia puesta en escena
Sin malabarismos, efectos gratuitos, aquellos que se dedican a esta forma escénica buscan que el escenario sea un misterio indescifrable, un reto que el cuerpo resuelve a partir de sus propias sensaciones y experiencias sensoriales
Para dedicarse a semejante tarea, se necesita no sólo tener un entrenamiento dancístico de primer nivel, formación teatral o un abanico de matices interpretativos, sino haberse asomado al abismo de la escena y entenderla como un suceso con una circunstancia desconocida en la que intervienen: la energía del propio público, el tipo de foro, la emotividad interna de los intérpretes y un guión preciso de intenciones y movimientos que se puede alterar a partir de las emociones de quien está arriba y quien está abajo
Creado para la Bienal de Venecia el 28 de septiembre de 2001, el espectáculo de Nadj y Mercy recibió el gran premio de la crítica 2001-2002 Palmarés Danza por el Sindicato Profesional de la Crítica de Teatro, de Música y de Danza
Para el montaje, Nadj y Mercy se inspiraron en un fragmento de un poema de Paul Valéry que dice: Mi alma piensa en mi alma Mi historia me es extraña Mi nombre me sorprende y mi cuerpo es idea Lo que he sido es con todos los otros E incluso no soy eso que seré
Lo fundamental de la propuesta es que no es complaciente No concede la posibilidad de encontrar la belleza de ciertos lugares comunes del virtuosismo Y paradójicamente para poder hacer lo que hacen Nadj y Mercy hay que ser virtuosos y conocedores profundos de múltiples técnicas de movimiento y actuación para después olvidarse de ellas y dejar que el cuerpo mismo reaccione
La última vez que pudo verse un montaje de Nadj en México fue en 1988 en un festival Cervantino con Le Cri du Camaleón (1988), impresionante puesta con el Centro Nacional de las Artes Circenses
Exalumno de la escuela de Marcel Marceau, pintor y fotógrafo, Nadj extiende siempre su trabajo a múltiples ámbitos intelectuales Ahora mismo se exhibe una exposición fotográfica suya en la Casa de Francia
Por su parte, Dominique Mercy, nacido en 1950 -bailarín estrella de la compañía de Pina Bausch-, evidencia por qué la alemana creó múltiples personajes inspirados en él Baste recordarlo en el montaje de la Bausch Claveles, donde vestido con un tutú le gritaba furioso al público ¿Que quieren ver ahora?, ¿saltos, giros? ¡Lo que quieran, se los hago, ahí están!
Para aquellos que piensan que la danza se acaba a los 30 años o que sólo consiste en melodramas baratos o en energías desbordadas, el Breve salmo matinal es un respiro y otra mirada a las artes escénicas ?

Comentarios

Load More