Los estados se dan vuelos

Con el pretexto de reforzar las medidas de seguridad pública, gobernadores de varias entidades han adquirido costosos aviones y helicópteros que anualmente representan millonarios gastos por concepto de operación, mantenimiento y pólizas de seguro
Datos de las licitaciones públicas de CompraNet en los estados establecen que el mercado nacional de pólizas de seguros se rige con precios discrecionales por servicio anual, los cuales actualmente fluctúan entre los 300 mil y los 800 mil pesos por aeronave
Los aviones y helicópteros se emplean diariamente en tareas de seguridad pública y protección civil, por lo que deben estar en óptimas condiciones para cumplir su misión Según cotizaciones de empresas aeronáuticas que promueven sus servicios en internet, el costo promedio de operación y mantenimiento por aeronave es de un millón de pesos anuales
Los gobiernos estatales –panistas, priistas y perredistas– emplean aeronaves para el combate a la delincuencia, pero no han faltado abusos y por lo menos un mandatario estatal se ha visto envueltos en escándalos por hacer mal uso de las unidades
La flota aeronáutica más grande es la del Estado de México pues cuenta por 11 helicópteros y un avión Lear Jet, modelo 1965, por los cuales, sólo por servicio de póliza de seguro, se pagan anualmente cerca de 9 millones de pesos, de acuerdo con cifras de CompraNet
El gobierno de Sonora gasta anualmente alrededor de dos millones de pesos para asegurar sus siete aeronaves en operación En 2006, el costo de póliza por unidad fue de 276 mil pesos, a diferencia de los casi 800 mil pesos que en promedio pagó el Estado de México
La flota del gobierno en Chiapas está formada por seis aeronaves con las siguientes especificaciones: avión Cessna Caravan 208b; avión Cessna 206; avión Cessna 210; avión Cessna 407 y dos helicópteros Bell Textron, Inc, cuyo costo total de aseguramiento es de 6 millones de pesos por año
La cobertura de responsabilidad contratada fue por un límite máximo de 605 mil dólares –unos 65 millones de pesos– por reparación de daños; los bienes quedaron protegidos contra pérdidas ocasionadas por “huelgas, alborotos, conmoción civil, disturbios laborales, actos maliciosos, actos de sabotaje, secuestro o aprisionamiento ilegal”
Durante el último quinquenio, el gobierno de Durango operó la siguientes aeronaves: avión Gulfstream Turbocommander, avioneta Cessna Caravan 208b, helicóptero Cell 407, avioneta Cessna 206, avioneta Cessna 210, avión Twincomander 695 980 y avión Cessna TU206G, cuyo costo promedio de aseguramiento fue de 500 mil pesos por unidad
El mal ejemplo en el uso de aeronaves lo puso el exgobernador de Morelos, Sergio Estrada Cajigal Ramírez, quien en 2001 adquirió el helicóptero Ecureuil AS-AX-DVM para enfrentar al crimen organizado y auxiliar a la población en casos de contingencia, aunque también lo utilizó para sus conocidos romances
Pronto, la opinión pública morelense lo bautizó como “El helicóptero del amor”, indignada porque el presupuesto aprobado para la adquisición de la aeronave fue de 18 millones de pesos y al final se incrementó a 53 millones de pesos, sin autorización del Legislativo local
Al revisar la cuenta pública de 2004, la Auditoría Superior Gubernamental (ASG) del Congreso de Morelos encontró que se había pagado casi tres veces el costo de la aeronave y seguía sin ser del gobierno, que la obtuvo inicialmente por un contrato de renta por un millón 750 mil dólares, que al actual tipo de cambio representan 18 millones 858 mil 525 pesos
En respuesta, la administración de Estrada Cajigal aclaró públicamente que la aeronave ya era propiedad del gobierno, pero omitió responder por qué se gastaron 34 millones más en su adquisición 

Comentarios

Load More