El centenario de Alejandro Galindo

Para conmemorarlo, la Filmoteca de la UNAM anuncia la proyección de dos de sus películas y un inventario para conocer toda su obra Por su parte, la hija del también dramaturgo cuenta cómo el INBA, tanto en esta administración como en la anterior, le ha escamoteado un homenaje, no obstante que el autor de Campeón sin corona fue además un luchador social y fundador de sindicatos ante la nula protección para los trabajadores de la industria cinematográfica del medio siglo
Se cumplen 100 años del nacimiento del cineasta Alejandro Galindo y es recordado sólo con dos de sus películas: El muerto murió (1939) y Una familia de tantas (1948)
Su hija, Rosa Galindo, rememora que cuando el realizador y autor de libros de cine y obras de teatro falleció el 1 de febrero de 1999, las autoridades tampoco le hicieron un homenaje:
Gerardo Estrada, entonces director del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), se negó a que mi papá fuera velado y se le hiciera un reconocimiento en el Palacio de Bellas Artes, a pesar de que mucha gente de todas las instituciones cinematográficas firmaron la solicitud

La guionista de cine ahora intenta hablar con Saúl Juárez, actual titular del INBA, pero nunca contesta el teléfono, ni da una cita, para proponerle montar en este año una pieza teatral de Galindo
Llamado el creador del cine urbano, Héctor Alejandro Galindo Amescua, nombre completo del director, nació el 14 de enero de 1906 Sus películas, casi 80, acumulan más de una veintena de premios nacionales y extranjeros, y él en particular recibió varias distinciones: ocho premios Ariel por su labor como director, argumentista y adaptador; el Ariel de Oro y la Medalla Salvador Toscano, ambos en 1999 por su trayectoria, y poco antes de su muerte la Cineteca Nacional le puso su nombre a la sala 5
El pasado sábado 14 de enero se proyectó El muerto murió en la sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario de la UNAM, cinta rescatada y restaurada por la Filmoteca de la UNAM, y este martes 17 se proyectará Una familia de tantas a las 19 horas en la sala 4 de la Cineteca Nacional
Rosa Galindo espera realizar a lo largo del año más actos en torno a su padre
Siempre comprometido
El trabajo de mi papá no fue un cine para entretener únicamente, fue un cine comprometido con una causa, para mostrarle a los mexicanos que ellos podían cambiar sus vidas e incluso que conocieran sus leyes, sus derechos El personaje urbano le preocupaba, resalta Galindo
Sigue:
Cualquiera de sus películas contiene problemas que son actuales, como Una familia de tantas y Doña Perfecta Mi papá tomó la cámara como un arma para pelear por los derechos de los que no tienen voz
-¿Cuál cree que es su mejor película?
-En cuanto a la técnica, me parece que Una familia de tantas y Doña Perfecta Son magistrales, desde cómo mueve la cámara, los close up que realiza y cómo enfoca al personaje y cambia las luces Son cintas que mi papá hizo en la mesa, escena por escena las dibujaba Cuando llegaba al set sabía dónde iban a estar parados los personajes, qué luces iba a utilizar, todo Como película de denuncia social, me gusta Espaldas mojadas (Proceso, 1523)
Con Campeón sin corona (1945), Galindo inició una etapa importante de su carrera
Francisco Gaytán -curador de la Filmoteca de la UNAM y restaurador del filme El muerto murió, del cual es propietaria Oro Films, y ya restablecido se proyectó en abril de 2003- dice que Alejandro Galindo tenía una marcada vena por lo popular mexicano, no por lo folclórico
-Se dice que fue un excelente conocedor de las ciudades
-Sí Conocía muy bien el habla de la Ciudad de México, incluso en sus títulos lo vemos: Hay lugar para dos y ¡Ni hablar del peluquín! Galindo e Ismael Rodríguez eran los grandes conocedores y reflejadores del alma y el espíritu popular de la clase baja mexicana en el cine nacional La mejor etapa de Galindo fueron los años treinta, cuarenta y cincuenta Luego empieza un cierto declive que va parejo con la decadencia del cine mexicano de los sesenta
Su ocaso
A la mitad de los años cincuenta empieza a filmar películas sobre la adolescencia: Y mañana serán mujeres (1954), Tu hijo debe nacer (1956), La edad de la tentación (1958), Ellas también son rebeldes (1959) y Mañana serán hombres (1960)
Rosa Galindo considera a esos largometrajes como ñoños A decir suyo, fueron películas de pedido, no tan importantes, aunque él metía un poco su mensaje
-¿Cómo era su papá?
-Un día se despertaba guadalupano, otro día era socialista Era comunista Fue presidente del Comité de Ciudadanos en Defensa del Pueblo de Vietnam y ayudó a Fidel Castro en México Nadie en este medio puede decir que Alejandro Galindo fue una persona corrupta Él fundó sindicatos y es un tema sobre él que casi nadie trata Luchó mucho por el bienestar de la gente del cine
Técnicos y Manuales no existía Ahí andaban esos pobres hombres en los andamios con aquellas luces tan pesadas que muchas veces se les caían y llegaban hasta a morir y no tenían ningún tipo de prestaciones, quedaban desamparados, no tenían ni vacaciones, ni aguinaldo, nada Por eso mi papá luchó mucho, al grado de que les paraba las películas a los productores cuando estaban en exhibición Llegaba y les ponía una pistola en la sien y paraban la película Estuvo perseguido y durante algún tiempo no pudo ni salir de la casa ni nada
-Él hizo más películas por encargo, ¿por qué?
-Por necesidad Sobre todo las últimas Las del talón (1977), Dimas de León (1979), El giro, el pinto (1979) y Cruz de olvido (1981)
-Hizo un documental sobre Lázaro Cárdenas
-Sí Salió muy mal porque se lo apropió Joaquín Hernández Galicia, La Quina, el exlíder sindical petrolero, con violencia Hizo que los guionistas escribieran unas escenas donde se hablara lo que había hecho por petróleos y los trabajadores y echó a perder la película Una ocasión se proyectó en un cine de Ciudad Juárez y le pidieron a La Quina la cinta y no dábamos crédito de lo que habían hecho con la película La empeoró
-¿Se la llevó con violencia?
-Estábamos sentándonos para comer cuando tocaron a la puerta, creyeron que era el de la basura, y entraron unos hombres, pidieron la película y se la llevaron La Quina no tenía nada que ver económicamente con la película y se la llevó
Francisco Gaytán menciona que la Filmoteca de la UNAM realiza una recopilación para saber qué existe de toda la obra de Galindo, por ejemplo, Mientras México duerme, de 1938, es un negativo que no sabemos dónde está y hay que encontrarlo l

Comentarios