La triste tarde de Ronaldo

miércoles, 14 de junio de 2006
Berlin, 13 de junio (apro) - Cuando Kaká corrió hacia el banderín de tiro de esquina para festejar su gol se cumplía el minuto 44 Entonces, Ronaldo trotó por primera vez en el juego Lo hizo para, sonriente, testerear la cabeza del astro del Milán Con alivio, el regordete ariete del Real Madrid escuchó el pitazo del medio tiempo Con tan poco desgaste, el 9 brasileño, el campeón goleador de la pasada Copa del Mundo bajó, las piernas pesadas, camino al vestuario El intermedio habrá sido insuficiente El árbitro mexicano Armando Archundia estaba a punto de iniciar el segundo tiempo, pero sólo contó 21 futbolistas Ronaldo asomó, subía los escalones, cansinamente Un asistente del técnico Carlos Alberto Parreira tuvo que alzar la mano y gritarle a Archundia, con el silbato en la boca, que el jugador 22, por fin había llegado El mítico Ronaldo, al que se le atribuye encabezar parrandas; al que desde hace meses lo primero que se le mira es el vientre; al que se le cuentan las modelos que ha conquistado, recibió, al pie, a las afueras del área enemiga, su primer balón cuando corría el minuto 55 Y este señor, se acomodó el esférico en la pierna derecha y soltó un disparo que apenas salió por encima del arco croata Cosas del fútbol, era, en ese momento, y lo fue por largos minutos más, la segunda jugada más peligrosa de Brasil, después del gol Con una ventaja raquítica y el rival encima, generando ocasiones de gol, Parreira no aguantó más En medio de una silbatina generalizada en el Olympiastadion que, por cierto, no sin sorpresa se pintó a partes iguales entre arlequines y verdeamarelos, decretó la salida de un apabullado Ronaldo Un jovencito de 22 años, parecido a Pelé, de nombre Robinho, confirmó el relevo generacional Le bastó un minuto de juego para correr más que lo que su admirado Ronaldo a lo largo de 69 minutos Y el aire fresco del también jugador del Real Madrid animó al once brasileño, que ofreció entonces algunos destellos de bien jugar En el resumen de este raquítico triunfo brasileño por 1-0 habría que anotar que Ronaldinho fue el que más tocó el esférico y que por él pasaron los mejores momentos de su selección Gambeteó, repartió juego, jugó como siempre sonriendo, pero hoy fue sometido a una marcación colectiva Siempre acababa con tres hombres encima Y es que en esta ocasión el rival contó Croacia no fue fácil Más bien fue demasiado complicado y hasta el final hizo que pendiera de alfileres la victoria del campeón Oportunidades las tuvo Una del habilidoso Kovac, quien tuvo que abandonar la cancha en el minuto 40 quejándose de un golpe en las costillas y pidiendo un tanque de oxígeno También erró otro tanto el no menos talentoso Dado Prso Y uno más el armador Marko Babia, y al final, faltando dos minutos Niko Kranjcar falló lo que hubiera cambiado la historia del partido Adriano, pasados los 70 minutos, tuvo la oportunidad más clara de Brasil cuando se encontró solo frente al marco con un tiro cruzado de Robinho, pero su toque salió por un lado Siguen sin aparecer las luces en este Mundial Demasiado poco para los estadios llenos y una afición que está haciendo su mundial en los trenes y las plazas alemanas

Otras Noticias