Brand Studio

Nestlé continúa invirtiendo en México, su quinto mercado a nivel mundial

jueves, 19 de noviembre de 2020

En sentido contrario a la crisis económica derivada de la pandemia a nivel mundial –que sacudió particularmente las actividades industriales, al comercio, los servicios y al turismo-, la productividad en el campo se convirtió en una ventana de oportunidad para el país, impulsado por planes de inversión como los que impulsa Nestlé.

         En entrevista con Proceso, Juan Carlos Pardo, director de Asuntos Corporativos de Nestlé México, muestra  un panorama del portafolio que esta empresa -que está cumpliendo 90 años en el país- está aplicando en diferentes regiones con el fin de impulsar el crecimiento de quienes laboran sembrando y cultivando productos agrícolas.

         Señala:

         “Si a la gente del campo no les va bien, a nosotros no nos va bien. Esto es de largo aliento y en estos momentos tan difíciles lo que decidimos fue: en vez de que le pidamos al proveedor que nos venda lo que necesitamos, abrimos y dijimos que si el proveedor tenía algo más de materia prima, sobre todo los pequeños y medianos, que nos lo vendieran para apoyar en estos momentos al campo mexicano”.

         Pardo, quien conoce perfectamente el potencial del mercado agroalimentario, destaca la importancia de México y el valor que le dan como empresa:

“Nosotros seguimos adelante con nuestro proyecto de inversión en México, que es un mercado muy importante. Para nosotros México representa el quinto mercado a nivel mundial; es un mercado muy importante y seguimos con nuestro plan de expansión desde diciembre del 2018, cuando entró el nuevo gobierno”, resalta.

Nestlé es una empresa líder en alimentos y bebidas en el país, con el respaldo de 32 centros de investigación globales, 17 fábricas en siete estados y 16 centros de distribución, en los cuales se generan 14 mil  empleos.

Sus marcas van desde alimentos para niños como Gerber, Leche Nido; agua, como Santa María y Perrier; cereales como Nesquik o Corn Flakes; chocolates como el tradicional Abuelita, Larin y Carlos V; Nescafé, además de productos lácteos entre otros.

Juan Carlos Pardo habla sobre los avances de la planta que Nestlé pactó construir en Veracruz ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado 18 de diciembre del 2018, cuando Fausto Costa, presidente ejecutivo de Nestlé, se reunió en Palacio Nacional con el mandatario, lo cual implicó una inversión inicial de 154 millones de dólares para procesar 20 mil toneladas de café.

“Anunciamos la construcción de una nueva fábrica de café en Veracruz que sigue en marcha. Vamos a un 70% de avance de la fábrica y estamos planeando inaugurarla a finales del primer trimestre del próximo año. Son inversiones a largo plazo, el capital es extranjero pero de los 14  mil  colaboradores que trabajamos en México, quizá 13 mil somos mexicanos”.

De ahí abunda sobre el programa de la compañía nombrado Compromiso Lácteo, que tiene como objetivo apoyar a los ganaderos en el desarrollo sustentable y mejorar la calidad de su leche mediante la asistencia técnica y financiera necesaria para la producción, por lo que la empresa realiza una inversión económica acorde a sus necesidades, capacitaciones y acciones que sirvan para fortalecer su desarrollo”.

Pardo destaca que “café, cacao y leche son tres de las principales materias primas;  en leche estamos en Compromiso Lácteo, precisamente para el desarrollo del Sur-Sureste que básicamente está enfocado en Chiapas, Tabasco y Veracruz”.

Como empresa, abunda, nos comprometimos a la producción de leche. Tenemos una fábrica láctea, ya compramos leche ahí, pero tenemos un compromiso muy importante de desarrollar más en los distritos lecheros.

A través de Compromiso Lácteo, el 80% de los ganaderos a los que Nestlé les compra materia prima califican como pequeños productores (con mil litros de leche a día), a quienes la empresa procura comprar de manera directa.

Como dato, México es uno de los dos países en los que Nestlé compra suero líquido directamente de productores.

En el caso del cacao, explica que Tabasco es el primer lugar, seguido de Veracruz y Oaxaca

“Lo que queremos hacer es hacer un campo más productivo, a través de renovación de plantas, también por densidad de plantaciones, es decir, cuántas plantas metes por hectárea. Al final del día lo que necesitamos es que le vaya bien a la gente del campo, porque de esa manera también podemos planear a largo plazo con el desarrollo del campo”, proyecta al hablar de Cocoa Plan.

Eso no es todo, el director de Asuntos Corporativos de la multinacional, recalca que el Sur tiene que contribuir de manera muy importante al desarrollo regional del país:

“Gran parte de nuestras materias primas están en el sur, no exclusivamente, pero hay una gran oportunidad de compartir prácticas de producción. El Sur-Sureste no lo vemos como futuro, lo vemos como presente y por eso tenemos un fábrica en Chiapas desde los setentas, la de Veracruz desde hace más de 60 años”.

Y no solo en esa zona: el pasado 23 de octubre, Nestlé México anunció que invertirá 160 millones de dólares para expandir líneas de producción en Fábrica Purina de Silao, que implica que los trabajos de construcción generarán alrededor de mil 700 nuevas oportunidades laborales indirectas y 200 directas para la operación de las nuevas líneas de procesamiento de alimento para mascota, tanto seco como húmedo.

“Esto representa una derrama económica en el estado de dos mil 500 millones de pesos anuales. Producimos más de 125 variedades de productos secos y 45 variedades de producto húmedos con marcas como Campeón, Dog Chow, Cat Chow, Beneful, para perro y gato”, profundiza Juan Carlos Pardo.

El directivo reflexiona y hace un ejercicio de retrospectiva al decir que “hace algunos años era impensable ver el tamaño de las tiendas que se tienen dedicadas a la venta de las mascotas. Este mercado llega a una especialización muy profunda. Antes nada más había croquetas. Ahora podemos ver croquetas con proteína vegetal, croquetas para los perros de un año, alimento para perros mayores de cinco años, para los perros adultos, para razas pequeña, mediana y grande, hasta para conservar el pelaje y su brillo”.

Nestlé se apoya en el Plan Maiz, un programa de compra nacional de maíz y trigo, fortalecido con la firma de un acuerdo de colaboración con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), para apoyar el desarrollo de agricultores en México, principalmente en la zona del Bajío, para que incrementen su productividad y resiliencia mediante prácticas de agricultura sostenible.

Al respecto, Pardo aclara que “no estamos llegando a la productividad que tienen los estados del norte, pero si te puedo decir que en los estados del centro, por ejemplo, en el Bajío, la productividad es de siete toneladas por hectárea, está llegando a unas 10 toneladas, que es un incremento interesante, además con prácticas sustentables”.

Y remata:

“Muchas veces se dice que las empresas aprietan a los productores… Lo que se necesita es materia prima de calidad: si tengo la idea de apretar a los productores, ellos van a bajar la calidad y bajando la calidad no voy a tener lo que yo necesito. Entonces sería un perder-perder y lo que necesitamos es que ganemos todos. El desarrollo del campo mexicano es el corazón de lo que hemos hecho a lo largo de 90 años”.

Comentarios