Brand Studio

Nestlé lanza el primer programa de protección de vida familiar para caficultores

jueves, 3 de diciembre de 2020

Aunado a las acciones gubernamentales, el país requiere con urgencia impulsos en el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa, donde las empresas aún tienen un largo camino por andar. Las decisiones estratégicas del sector privado tienen consecuencias sociales y económicas muchas veces incompatibles entre sí, acotadas por objetivos empresariales de corto plazo.

Sin embargo, existen empresas que reafirman su visión respecto a la responsabilidad social, como Nestlé México que ha fortalecido su compromiso de largo plazo con el sector cafetalero del país, que genera 4.5 millones de empleos directos e indirectos y hasta el año 2019 reportaba 510 mil 544 cafeticultores, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, SIAP.

Esta empresa lanzó el primer programa de protección de vida familiar para asegurar a alrededor de 8 mil 700 productores de café en Chiapas, Guerrero y Veracruz, con el propósito de que puedan contar con un apoyo económico en momentos críticos o de incertidumbre, como pueden ser el fallecimiento de un jefe de familia o sus beneficiarios. Si en México apenas el 15% de la población laboralmente activa cuenta con un seguro de vida, asegurar a casi 9 mil personas -por parte de una sola empresa- representa un avance fundamental en el cambio de visión respecto a la Responsabilidad Social Empresarial.

Del cultivo del café dependen tres millones de mexicanos, por lo que es posible conseguir un efecto positivo colateral que impactaría benéficamente a la sociedad, al medio ambiente y a la economía de los grupos de productores más vulnerables.

Sobre cuál es el objetivo de este proyecto, el Director de Asuntos Corporativos de Nestlé México, Juan Pardo, respondió que Nestlé pretende “agradecer a los caficultores su confianza a lo largo de los años en los que hemos caminado juntos por el bienestar del campo mexicano y seguirlos acompañando, incluso en situaciones difíciles como hacer frente a la pérdida del propio productor, su cónyuge o hijos, sin que tenga que verse afectado su patrimonio familiar por un gasto imprevisto”.

Pardo agregó que “las pólizas entregadas se enmarcan en el compromiso de largo plazo que Nestlé mantiene con el desarrollo económico y social de comunidades mexicanas”. Lo anterior representa un cambio de visión que apunta hacia un futuro más sustentable y con mayor responsabilidad social.

México participa con el 1.5% del volumen de las exportaciones mundiales del mercado cafetalero, ubicándose en el lugar 12 entre los países exportadores (datos del reporte El Café en México del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria). La producción se concentra en Chiapas y Veracruz, principalmente, por lo que Nestlé enfocó su apoyo en estos estados junto con Guerrero, tres de las entidades más vulnerables en materia social y económica del país.

A partir de ese diagnóstico, con el programa de seguros de vida fue que Nestlé México diseñó un esquema de protección que contempla la entrega de pólizas individuales y familiares a productores certificados bajo el Programa de Abastecimiento Responsable 4C de este corporativo  en los últimos tres años. Se están viendo beneficiados productores originarios de los municipios de Jaltenango, Huixtla, El Triunfo, Manacal, Santa Sofía y Tapachula en Chiapas; Iliatenco, Malinaltepec y San Luis Acatlán en Guerrero; así como Cuichapa, Plan de Arroyos, San Pedro Altepepan, Tezonapa, Tlapacoyan, Tomatlán y Zongolica en Veracruz.

Estas son acciones que refuerzan la relación de las empresas con la sociedad y forman parte de una decisión empresarial que ha estado en funcionamiento durante los últimos 10 años, con la misión de fortalecer al campo mexicano y que han permitido certificar a 15 mil productores bajo el Programa de Abastecimiento Responsable Plan Nescafé, con 459 productores capacitados en agroemprendimiento, 37 millones de plantas entregadas de las variedades arábica y robusta, así como 96 mil capacitaciones en agricultura sustentable, además de brindar capacitación en prácticas agro-sustentables para que puedan producir más y mejor.

Actualmente Nestlé se ha consolidado como el principal comprador de café en México -adquiere hasta el 29% de la producción nacional- y compra a 90 mil productores locales café, leche, cacao, frutas, verduras, maíz y trigo, entre otras materias primas, buscando favorecer a pequeños productores en 25 estados del territorio mexicano.

Comentarios