Brand Studio

El reciclaje como transformación cultural puede salvar el planeta

El consumo de recursos naturales es insostenible, la huella ecológica mundial supera los 85 billones de toneladas anuales (2017), a este ritmo la temperatura aumentará a 3.2° en el año 2100.
miércoles, 16 de junio de 2021

La pandemia mundial del COVID-19 provocó la reducción de 6% en emisiones de gas, sin embargo, la ONU ha alertado que es insuficiente pues se requiere una reducción del 7.6% anual para lograr el objetivo de 1.5° de temperatura global.

Sin duda es necesaria la colaboración intersectorial entre empresas, gobierno y ciudadanos para modificar los hábitos de consumo para lograr el desarrollo sustentable mundial. Las acciones son diversas y están en curso, todo a contrarreloj. Algunas empresas están implementando nuevas tecnologías pero también, están fomentando una transformación cultural de conciencia ambiental. Por ejemplo, Nestlé México ha puesto en marcha recientemente su iniciativa RE, la cual está enfocada en impulsar la cultura del reciclaje en el país y fomentar acciones fáciles e inmediatas, así como la adopción de nuevos hábitos y comportamientos sobre la gestión de residuos posconsumo, a partir de tres premisas fundamentales: Reducción, Reúso y Reciclaje, como parte de su compromiso con lograr un futuro más sostenible.

Lo anterior es sumamente relevante, debido a que la transición energética mediante nuevas tecnologías debe ser acompañada de información pública y educación ambiental para generar una nueva conciencia. El reciclaje puede reducir significativamente la emisión de contaminantes y debe ser acompañada por una promoción masiva y educativa para reforzar el mensaje. El reporte de Objetivos de Desarrollo Sustentable 2020 de las Naciones Unidas, menciona que cada año se destruyen 10 millones de hectáreas forestales. La acción colectiva debe ser inmediata y por ello, es urgente un cambio cultural fomentando la reutilización de materias primas.

En México, solo el 58% de los adultos afirman reciclar regularmente en casa, pero 62% declaran no saber cómo reciclar algunos tipos de envases de plástico. En este sentido, la campaña RE de Nestlé es una gran iniciativa mediante la cual la empresa líder mundial en Nutrición, Salud y Bienestar creó una plataforma en línea donde ofrece contenidos educativos enfocados en la manera correcta de desechar los residuos al final de su vida útil en casa u oficina, permitiéndoles integrarlos en una cadena de reciclaje.

En la Ciudad de México, se generan diariamente 12,843 toneladas de residuos; lo que equivale en promedio a 1.5 kg por persona al día (datos de la SEDEMA) y la mayoría de los adultos (80%) no reciclan todos sus residuos plásticos y han afirmado que si tuvieran más instalaciones y/u orientaciones reciclarían plástico con más frecuencia. Para facilitarle al consumidor el manejo de sus propios residuos y actuar de forma inmediata, Nestlé México creó el primer traductor de basura con el que cualquier persona aprenderá a transformar correctamente sus residuos. Sólo tienen que ingresar a https://trashlater.ecolana.com.mx/, subir una foto del producto Nestlé que deseen reciclar o escribir una palabra clave y el sistema les arrojará los pasos a seguir para desecharlos adecuadamente, así como ubicar el centro de acopio más adecuado y cercano al domicilio de interés.

De esta forma, la colaboración entre consumidores y empresas están creando un cambio de paradigma ambiental, como lo comentó el Presidente Ejecutivo de Nestlé México, “como empresa comprometida con la sustentabilidad, sabemos que no basta con intensificar nuestro proceso para lograr que el 100% de nuestros envases sea reutilizable o reciclable para 2025. En Nestlé estamos convencidos de que la acción colectiva es vital para abordar el desafío de la generación de residuos; por eso creamos RE, que cuenta con un espacio que nos permite invitar a nuestros consumidores a repensar su consumo por el planeta y ser parte del cambio. Nuestras acciones y compromisos son una realidad hoy, estamos actuando desde ya para transitar juntos hacia un futuro libre de residuos, a través de una mayor cultura del reciclaje”.

El manejo eficiente de residuos a través del reciclaje no sólo requiere tecnología sino también voluntades para mitigar el impacto ambiental en el mundo. El costo de reducir las emisiones de bióxido de carbono a través del reciclaje es 30% menor que hacerlo a través del incremento de la eficiencia energética y 90% menos que por el uso de energías alternativas como la eólica (Wiego, 2013). Es decir, las nuevas tecnologías que proveen procesos sustentables requieren de un cambio en los patrones de consumo modificados por procesos de reutilización.

En México, Nestlé se ha convertido en la primera empresa en neutralizar la totalidad de plásticos equivalentes a su producción anual, de manera voluntaria, como parte de las acciones que lleva a cabo en el país para reducir su huella ambiental, entre las que destacan: Es firmante del Acuerdo Nacional por la Nueva Economía del Plástico; El 100% de sus empaques de vidrio, hojalata, cartón, papel, plástico duro, plástico flexible, cartón laminado están diseñados para reciclar; En Ciudad de México, colabora con la Secretaría de Medio Ambiente en jornadas de limpieza mediante actividades de voluntariado corporativo y colabora con ECOLANA en Centros de Acopio fomentando el reciclaje inclusivo, empoderando a los acopiadores de la CDMX al reconocer su labor dentro de la cadena de reciclaje.

Comentarios