Brand Studio

Pedreras de Nuevo León han invertido 600 mdp para mitigar contaminación

En los últimos 5 años, las pedreras en Nuevo León han invertido más de 600 millones de pesos a fin de cumplir con las normativas ambientales federales y estatales que han permitido mitigar y controlar las emisiones de polvo.
lunes, 7 de marzo de 2022 · 14:41

Las empresas dedicadas a la extracción de piedra caliza en Nuevo León deben cumplir con la norma ambiental NAE-001-SDS-2017 y apegarse a la Ley Ambiental de dicho estado y su respectivo reglamento.

“Somos el primer sector que implementa una estricta normativa ambiental, elaborada por el propio estado y que somos la industria de extracción de caliza más regulada de todo el país”, informó la Asociación de Extractores de Caliza de Nuevo León (ASEC), a través de un comunicado.

Entre las acciones pro ambientales que han implementado está la reforestación interna de predios, colaboración permanente con la Secretaría de Medio Ambiente para atender contingencias y alertas ambientales, actualización de procesos para la contención y mitigación de emisiones a la atmosfera con nuevas tecnologías, así como compra de equipo propios para medir emisiones a la atmosfera de los sectores dentro y fuera de los predios de las plantas.

“El tema de la contaminación es un problema añejo y multisectorial y se tienen bastantes años haciendo esfuerzos e inversiones en cambio de imagen o visión del negocio que se deterioró por intereses económicos y de bienes inmobiliarios que buscan aprovechar los espacios y predios que rodean a la industria extractiva”, comentó Aureliano Martínez, director del organismo.

El director de la ASEC, reiteró que las pedreras han invertido cientos de millones de pesos en tecnología de última generación para mitigar la contaminación, además de que están ubicadas con un amortiguamiento de dos kilómetros que el propio gobierno estableció, por lo que, dijo, estas empresas no son el problema.

“Nosotros ni tenemos chimenea, ni movemos con combustible; nosotros trabajamos con electricidad”, explicó.

Existen otros programas municipales a los cuales la industria se ha adherido como el de “Adopta una Escuela”, que consiste en apoyar a comunidades cercanas a las plantas con la regeneración urbana y vialidades.

En cuanto a la afectación que causaría el llamado impuesto verde, el sector prevé un duro golpe en la competitividad, debido a que sus productos como la arena y grava se han elevado hasta en un 183%.

El nuevo gravamen, que consiste en aplicar 1.5 cuotas UMA’s, o sea 134 pesos, por cada tonelada de material recolectado en las pedreras, afectaría a la economía de más de 150 familias que dependen de esta actividad.

Cifras de la propia ASEC indican que las pedreras generan 150 mil empleos y 9% de los puestos laborales en el estado se vincula directamente al sector de la construcción, que depende indirectamente de la industria de la caliza.

Los productos derivados de la actividad de las pedreras están directamente relacionados con la construcción de calles, banquetas, casas, hospitales, escuelas parques y todo lo que tiene que ver con vivienda, movilidad e infraestructura.

El organismo se encuentra a la espera de la petición de instaurar mesas de diálogo que realizaron al gobierno del estado con el objetivo de expresar su desacuerdo con el razonamiento técnico y político que las autoridades le han dado al tema.

Comentarios