Quieren que Alexa 'declare” como testigo de un homicidio

sábado, 2 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El asistente digital Alexa de Amazon podría tener una nueva función inesperada: la de testigo en la investigación de un homicidio. Así se desprende de una nota publicada por el periódico local The Sun Sentinel respecto de un crimen cometido en Hallandale Beach, Florida. https://twitter.com/SunSentinel/status/1190312670165114880?s=20 Agentes de esa localidad descubrieron que una bocina inteligente Amazon Echo estaba en la casa donde una mujer, Silvia Galva murió en julio, víctima de herida con un instrumento punzocortante. El sospechoso es su novio, Adam Reechard Crespo, quien alega que fue un accidente. Crespo fue indiciado por posible homicidio doloso y puesto en libertad tras pagar una fianza de 65 mil dólares. La policía presume que el asistente digital Alexa podría haber escuchado y grabado información con probables pistas sobre el crimen. El diario detalla que, según una orden de allanamiento, los investigadores quieren saber qué escucharon las bocinas durante el altercado fatal entre Galva, de 32 años, y Reechard, de 43 años, el pasado 12 de julio. Crespo le dijo a la policía que él y Galva se habían peleado después de una noche de fiesta y en medio del pleito forcejearon con el instrumento punzocortante que terminó en el pecho de la mujer. Él lo extrajo, según dijo, esperando que la lesión "no fuera tan grave". Un mes después de la muerte de Galva, la policía obtuvo una orden de allanamiento para cualquier cosa que los dispositivos inteligentes hayan registrado entre el 11 de julio a las 12 a.m. y el 12 de julio a las 11:59 p.m. "Se cree que la evidencia de crímenes, grabaciones de audio que capturan el ataque a la víctima que ocurrió en la habitación principal ... se puede encontrar en el servidor mantenido por o para Amazon", escribió la policía en su declaración de causa probable, solicitando la orden. El diario especula en torno a si la policía está sobreestimando la capacidad de espionaje de este tipo de tecnologías. Amazon entregó varias grabaciones, pero ni la compañía la policía ni la Oficina del Fiscal del Estado dirán en este momento qué había en ellas. "Recibimos grabaciones y estamos en el proceso de analizar la información que nos enviaron", dijo el sargento del portavoz del Departamento de Policía de Hallandale Beach. Pedro Abut Un portavoz de Amazon, Leigh Nakanishi, dijo al periódico local que los dispositivos Echo sólo registran declaraciones breves y no están diseñados para captar conversaciones privadas. Por defecto, los dispositivos Echo están diseñados para detectar solo la palabra de activación elegida, que en este caso es Alexa, dijo. Según Nakanishi, "no se almacena ni se envía audio a la nube a menos que el dispositivo detecte la palabra de activación". "Amazon no divulga información del cliente en respuesta a las demandas del gobierno a menos que se nos solicite hacerlo para cumplir con una orden legalmente válida", dijo Nakanishi. "Amazon se opone a las demandas excesivas o inapropiadas como algo normal". Como dice el despacho de la agencia AP, ya se tiene al testigo. Ahora el reto, paradójicamente, es hacerlo hablar.