Gris, un relato onírico convertido en videojuego

sábado, 7 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Una muchacha yace sobre la palma de una mano enorme que parece estar llena de cuarteaduras. Vestida con una especie de túnica, se hinca y comienza a cantar al ritmo de una música suave. Como si el viento la levantara, se pone de pie y flota, elevándose sobre la mano. De repente se detiene, se lleva las manos al cuello y se desploma. Quizá a consecuencia de la abrupta caída, la enorme mano empieza a resquebrajarse hasta quedar hecha añicos. La muchacha cae como si bajara del cielo, pero lentamente. En su descenso va dando vueltas, perdiéndose en medio de la neblina. Una caída suave, en forma de círculos, mientras el fondo cambia a tonalidades de acuarelas azules y rosas. Una música dulce la sigue acompañando. Ella comienza a alejarse de la perspectiva de quien la ver hasta perderse en ese paisaje y convertirse en un punto. Luego reaparece sobre lo que simula ser el suelo, de nuevo hincada, con el vestido oscuro cubriéndola. Aquí termina la historia que de ella nos cuentan sus autores. A partir de este momento el espectador debe convertirse en ella y hacer que camine, brinque y corra descubriendo nuevos escenarios, tocando puntos de luz, ascendiendo entre lo que aparentan ser dunas y construcciones en ruinas. Algunos objetos que encuentra a su paso caminan. Su cabello, que al principio lucía un color rosado, ahora asemeja al turquesa. Y así, el espectador que antes era simple testigo pasivo de sus andanzas ahora debe conducirla a una travesía de destino incierto, hallando el camino de regreso a las alturas. Este es el argumento de la introducción de Gris, un videojuego que el 13 de diciembre cumplirá un año de haber sido lanzado como archivo descargable para la consola Nintendo Switch y que desde entonces ha acumulado premios y el reconocimiento de una industria en la que representa una notable excepción. https://twitter.com/nomadastudiobcn/status/1092134136289087489?s=20 Su carrera de trofeos con resonancia global comenzó el 3 de febrero, cuando sorpresivamente ganó el Annie Award (premio que otorga la industria de la animación estadunidense) en la categoría de Mejor Animación para Personaje en Videojuegos, imponiéndose a pesos pesados como God of War y Marvel's Spider Man. Luego consiguió tres nominaciones a los Bafta, aunque no logró llevarse ninguna estatuilla del Reino Unido en abril. https://twitter.com/AppStore/status/1201942669313753088?s=20 El pasado lunes, Apple la reconoció como el mejor juego del año para computadoras Mac y está nominada en tres categorías (Dirección Artística, Debut Indie y Juego de Impacto) de los Game Awards que organiza el periodista canadiense Geoff Keighley, considerados como el Óscar de los videojuegos. Ya se verá si el próximo viernes, justo en su aniversario, sus creadores se llevan a casa como regalo alguno de esos galardones. https://twitter.com/thegameawards/status/1196848998889320448?s=20 La irrupción de Gris en un género del entretenimiento todavía desprestigiado entre algunos sectores (o poco comprendido, siendo amables) sorprende por varias razones. Primero, porque no proviene de las industrias líderes en el mercado (la estadunidense o la japonesa) sino que es creación de un estudio catalán llamado Nomada, a cuyo director creativo, Conrad Roset, hay que acreditar el proyecto que se ve a sí mismo más como una obra de arte. Formado en la facultad de Belles Arts de Barcelona, Roset afirma en su página web que gracias a la difusión de sus ilustraciones en internet consiguió trabajo en la cadena Zara, donde dice haber aprendido el oficio. Y aunque entre sus clientes figuran varias conocidas marcas comerciales, también ha realizado trabajos para Amnistía Internacional. Pero considera a Gris su más ambicioso proyecto. Y es que su concepto gráfico –apartado por completo de los renders con pretensión hiperrealista que son el estándar de la industria– es lo que vuelve a Gris una rareza extrañamente atractiva. Su trazo minimalista dibujado a mano se combina con una banda sonora de reminiscencias nostálgicas creada por el también catalán grupo Berlinist, al servicio de un relato que combina dolor, depresión y duelo, pero también un peculiar y ascendente sentimiento de esperanza. Concebido en el género de plataforma al estilo Pitfall o Mario Bros, Gris llegó a finales de noviembre a las consolas Play Station y ha contando con ediciones especiales en formato físico que contienen un libro y tarjetas que llevan al papel el color de un videojuego para el que no se necesitan vidas extras. https://twitter.com/Kisa_Dreams/status/1197666595075702786?s=20

Comentarios