Ciencia y Tecnología

UNAM otorga Cátedras Marcos Moshinsky a estos dos proyectos innovadores

Las cátedras se otorgan a jóvenes científicos mexicanos con trayectoria sobresaliente en su área de estudio y son financiadas por la UNAM a través del Instituto de Física y por la Fundación Marcos Moshinsky
lunes, 16 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) otorgó las Cátedras Marcos Moshinsky 2020 a dos proyectos que contribuirán al conocimiento de las estrellas y al estudio de neutrinos.

En un boletín, la UNAM anunció que apoyará a Eric Vázquez Jáuregui, del Instituto de Física, para desarrollar el primer proyecto en México que detectará y medirá neutrinos, así como a Jesús Alberto Toalá Sanz, del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica, campus Morelia, para la investigación de estrellas evolucionadas en sus etapas finales de vida. 

Las cátedras se otorgan a jóvenes científicos mexicanos con trayectoria sobresaliente en su área de estudio y son financiadas por la UNAM a través del Instituto de Física y por la Fundación Marcos Moshinsky, una asociación civil que apoya la ciencia en México.

Vázquez Jáuregui explicó que actualmente construye un experimento con centellador líquido para detectar la presencia de neutrinos -partículas producidas en reacciones nucleares- que a pesar de ser muy abundantes, interactúan poco con la materia y para detectarlos se requieren equipos especiales que distingan ruidos de fondo producidos por rayos cósmicos, isótopos radiactivos, neutrones y rayos gama generados por el reactor nuclear.

“Los neutrinos están por todos lados; de hecho, son las partículas más abundantes del Universo, después de los fotones (luz). Entonces, su estudio nos ha dicho mucho sobre cómo es el Universo. Pero también nosotros producimos neutrinos a través de aceleradores de partículas y los reactores nucleares”, detalló.

Por su parte, Toalá Sanz explicó que su investigación se enfoca en las novas, eventos explosivos provenientes de estrellas viejas en agonía que ocurren cuando una estrella enana blanca agrega para sí (o acreta) material de otra.

“Por ciertas leyes de la física las enanas blancas aguantan cierto límite y explotan. Estas explosiones avientan material al medio interestelar y lo enriquecen con nuevos elementos químicos. Estas explosiones son tan violentas que se pueden detectar en rayos X”, relató.

El proyecto trata de caracterizar el gas que emiten en rayos X, usando observaciones de los satélites de rayos X Chandra, de la NASA, y XMM-Newton, de la Agencia Espacial Europea para después producir simulaciones detalladas de la evolución y formación de estos sistemas.