Ciencia y Tecnología

La nave de la NASA y SpaceX atraca con éxito en la Estación Espacial Internacional

La tripulación de la Crew Dragon, integrada por los astronautas Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker y Soichi Noguchi, permanecerá seis meses en una misión científica a bordo del laboratorio orbital.
martes, 17 de noviembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- La nave espacial Crew Dragon, con cuatro astronautas a bordo, atracó con éxito este lunes en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), donde permanecerá trabajando seis meses, como parte de la misión conjunta llevada a cabo por la NASA y la empresa privada SpaceX.

Sobre las 23:01 hora del este de Estados Unidos la nave tuvo el primer contacto físico con el puerto de atraque de la ISS, la "captura suave", mientras que para las 23:11 se había completado la adhesión, que implica un sello hermético entre la Crew Dragon y la ISS, conocida como "captura dura".

Tras el acoplamiento de la nave, la tripulación entró en la estación espacial, en la que permanecerá seis meses en una misión científica a bordo del laboratorio orbital.

La Nasa y la empresa privada estadounidense SpaceX enviaron la nave este domingo a las 19:27 hora local desde la base espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, que tardó poco más de 27 horas en llegar hasta la estación, con los astronautas de la NASA Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker y el cosmonauta de la agencia espacial japonesa Soichi Noguchi a bordo.

Se trata de la segunda nave enviada al espacio por una empresa privada, después de que los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley viajaran en mayo hacia la ISS como prueba de la Crew Dragon de la SpaceX, propiedad de Elon Musk. No obstante, este es su primer vuelo regular a la ISS.

Otra empresa, Boeing, ya trabaja en una nave comercial que mejore los retrasos que ha causado el software en el caso de la Crew Dragon, y previsiblemente estará lista en 2021.

Además, para Estados Unidos es el primer vuelo tripulado con una nave estadunidense después de que en 2011 finalizara el programa Space Shuttle.

En 2011, la NASA jubiló todos sus transbordadores y desde entonces, tanto los astronautas estadunidenses como de otros países tenían que utilizar cohetes rusos para viajar a la Estación Espacial Internacional.