Covid 19

Usan microondas para desactivar coronavirus, gripe y otros virus en aerosoles

Estudios indican que el virus del covid-19 puede estar contenido en aerosoles que pueden generarse y propagarse a través de la respiración, la tos, los estornudos o el habla de personas infectadas. Investigadores prueban nuevas herramientas para combatirlo.
jueves, 28 de enero de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- Los investigadores están probando herramientas experimentales capaces de presentar ondas electromagnéticas a una mezcla de aerosoles con la capacidad de variar la potencia, energía y frecuencia de la exposición electromagnética.

Buscan así caracterizar mejor los niveles umbral de energía de microondas necesarios para inactivar partículas virales en aerosol y reducir su capacidad para propagar infecciones, según publican en la revista 'Review of Scientific Instruments'.

Dado que la pandemia ha continuado propagándose a nivel mundial, los estudios indican que el virus covid-19 puede estar contenido en aerosoles que pueden generarse y propagarse a través de la respiración, la tos, los estornudos o el habla de personas infectadas. Los investigadores se centran cada vez más en desarrollar herramientas y métodos para ayudar a descontaminar superficies y espacios.

Si bien los científicos han explorado anteriormente el uso de energía electromagnética para desactivar el virus de la gripe en fluidos a granel, se ha trabajado menos para comprender el papel de la radiación no ionizante, como las microondas, en la reducción de la infectividad de patógenos virales en aerosoles.

Las herramientas necesarias para contener de forma segura las corrientes de aerosol contaminadas y exponer estos aerosoles a dosis controladas y bien caracterizadas de microondas no han estado disponibles fácilmente.

En esta línea, investigadores del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos informan el desarrollo de un conjunto de herramientas experimentales capaces de presentar ondas electromagnéticas a una mezcla de aerosol de medios biológicos y virus con la capacidad de variar la potencia, la energía y la frecuencia de la exposición electromagnética.

"De esta manera, creemos que nuestro diseño experimental es capaz de realizar una investigación fundamental de una amplia variedad de mecanismos de inactivación. Este rango de capacidad es especialmente importante dado el rango de posibles mecanismos de interacción que se encuentran en la literatura", explica el coautor John Luginsland.

Las partes clave de cada sistema encajan dentro de los gabinetes de bioseguridad estándar, lo que garantiza la contención de patógenos en múltiples capas. Además, los sistemas están diseñados para evitar la liberación de radiación de microondas en el entorno del laboratorio, que, a niveles elevados, podría interferir potencialmente con el equipo de diagnóstico y otros componentes electrónicos.

Durante los experimentos iniciales, los investigadores de la AFRL están exponiendo un coronavirus subrogado seguro para humanos, el coronavirus bovino, a un rango de formas de onda de microondas en frecuencias que van desde 2.8 GHz a 7.5 GHz.

"El coronavirus bovino es similar en tamaño y configuración al coronavirus humano, pero es seguro para los humanos", señala el coautor Brad Hoff.

Si se demuestra que la exposición a las microondas es suficientemente eficaz para reducir la infectividad, los esfuerzos experimentales podrían proceder a utilizar aerosoles que contengan el coronavirus covid-19 u otros patógenos que infectan a los seres humanos.

"Si se demuestra que es efectivo, el uso de microondas puede permitir la posibilidad de una descontaminación rápida que actualmente no se aborda con la luz ultravioleta o la limpieza química para áreas muy desordenadas, mientras que potencialmente opera a niveles compatibles con la ocupación humana", adelanta Hoff.

Comentarios