Salud

Urgen no usar oxígeno industrial en personas con covid-19: daña los pulmones

La utilización de oxígeno industrial en pacientes con covid-19 puede causar severos daños a los pulmones, pues puede provocar irritación debido a que es usado en procesos de combustión.
jueves, 11 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La utilización de oxígeno industrial en pacientes con covid-19 puede causar severos daños a los pulmones, advirtió Carlos Rius Alonso, académico de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El académico reconoció que la escasez de oxígeno médico en el país a consecuencia de la pandemia ha empujado a la población a recurrir al oxígeno industrial.  

“Utilizar el oxígeno industrial con fines médicos quizá ayudaría a resolver el problema de manera momentánea, pero si su empleo es frecuente podría traer efectos secundarios como irritación pulmonar”, advirtió en entrevista con la UNAM.

El especialista universitario explicó que el oxígeno de uso médico e industrial se obtiene del aire de la atmósfera y requiere pasar por varios procesos para comprimirlo, filtrarlo y enfriarlo.

El oxígeno medicinal, dijo, debe ser prefiltrado para evitar bacterias y otros gases que se encuentran en la atmósfera como monóxido de carbono, dióxido de carbono, vapor de agua e hidrocarburos y debe presentar un 99.9 de pureza. En cambio, en el caso del oxígeno de uso industrial hay riesgo de que el oxígeno tenga otros contaminantes porque se utiliza en procesos de combustión.

Rius Alonso explicó que la falta de oxígeno medicinal en el país se debe a una disrupción en la cadena de distribución ya que el aumento de la demanda requirió una gran cantidad de tanques que no se habían fabricado, además de que el proceso de llenado de tanques no es instantáneo.

El oxígeno suele almacenarse en forma líquida en los hospitales en receptáculos o en tanques criogénicos y transportado a -185° C con sistemas de aislamiento especiales. Para lograr llenar un tanque de oxígeno, este debe pasar de líquido a vapor, por lo que el tanque debe conectarse al sistema de suministro de oxígeno y bajar la presión, luego, mediante un sistema de bombas, ésta se sube para meterlo en el tanque y lograr la presión requerida.

El experto señaló que en México dos compañías producen la mayor parte del oxígeno que se distribuye en el país; sin embargo, la infraestructura para generarlo es insuficiente, ya que se requiere equipos específicos que no se fabrican en cantidades masivas, mientras que los tanques de almacenamiento deben cumplir estrictas especificaciones por la alta presión que deben tener.

Comentarios