Estados Unidos

Estas son las consecuencias de "educar" con golpes a los niños, según estudio en EU

De acuerdo con la investigación, los niños son más golpeados y tienen mayores posibilidades de convertirse en adultos deprimidos, de intentar suicidarse y abusar el consumo de alcohol y otras drogas.
miércoles, 24 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las nalgadas que los padres o tutores propinan a los niños a manera de correctivo por alguna travesura o acto reprobable les puede provocar depresión y otros trastornos mentales, reveló un estudio elaborado por la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

Los castigos corporales causan daños a largo plazo, resaltó, y lamentó que es una práctica común en muchos hogares sin que se sepa el daño provocado a los pequeños.

En pocas palabras, este acto de disciplina, en realidad hace que el niño confunda amor con violencia, según la investigación.

Por eso, el estudio recomienda que estos castigos físicos como forma de educación para niños sean incluidos en la categoría de abusos físicos y emocionales, pues son similares a otras experiencias negativas en la infancia.

De acuerdo con la investigación, los niños son más golpeados y tienen mayores posibilidades de convertirse en adultos deprimidos, de intentar suicidarse y abusar el consumo de alcohol y otras drogas.

Alrededor de 8 mil 300 adultos de entre 19 y 97 años respondieron a diversos cuestionarios sobre las experiencias negativas sufridas en su infancia y los problemas de salud física y mental padecidos en la edad adulta.

El resultado fue que el 55% de los participantes dijo haber sido golpeado en su niñez y fue el mismo grupo que presentó más probabilidades de caer en depresión o enfrentar otros trastornos mentales.

Desde abril de 2019, un estudio elaborado por las universidades de Texas y de Michigan, publicado en Journal of Family Psychology, reveló que los golpes para educar a los niños no funcionan y tienen efectos negativos para su desarrollo.

En el estudio participaron 160 mil niños y la investigación duró más de cinco décadas, donde concluyeron que cuanto más se les pegue a los niños más desafiarán a sus padres, serán antisociales, agresivos, sufrirán problemas de salud mental y dificultades cognitivas.

Comentarios