Microsoft

Microsoft dará 10 días para regresar a Windows 10 si no convence la experiencia con Windows 11

Los ordenadores nuevos con Windows 11 preinstalado empezarán a comercializarse a finales de este año, pero Microsoft permitirá a los usuarios de Windows 10 actualizar de forma gratuita a a la nueva versión de su sistema operativo.
lunes, 12 de julio de 2021

MADRID (Portaltic/EP).- Windows 11 podrá empezar a instalarse en los equipos con Windows 10 a finales del presente año, pero los usuarios contarán con un periodo de diez días para regresar a la versión anterior del sistema operativo si no les convence la experiencia.

Los ordenadores nuevos con Windows 11 preinstalado empezarán a comercializarse a finales de este año, pero Microsoft permitirá a los usuarios de Windows 10 actualizar de forma gratuita a a la nueva versión de su sistema operativo.

La posibilidad de actualizar a Windows 11 dependerá de las características del ordenador, es decir, de que sea compatible con la nueva versión, aunque en un documento de preguntas y respuestas para los comerciales, Microsoft señala que la mayoría de los equipos Windows 10 que actualmente se comercializan cumplen con los requisitos mínimos.

Este documento recoge que los planes de distribución todavía no se han concretado, pero que la actualización comenzará a finales de este año y continuará en 2022. Durante ese tiempo, Windows Update indicará si el ordenador puede actualizarse a la nueva versión y cuándo.

Esta actualización de Windows 10 a 11 será gratuita, y los usuarios contarán, además, con un periodo de prueba de diez días para decidir si la experiencia que ofrece la nueva versión se ajusta a sus necesidades. Si no les convence, pueden regresar a Windows 10, con todos sus archivos y datos intactos.

Pasado ese tiempo de prueba, si el usuario quiere regresar a Windows 10 tendrá que realizar lo que se llama una "instalación limpia", es decir, formatear el equipo e instalar esta versión del sistema operativo de cero, lo que supondrá también tener que realizar una copia de seguridad de los datos y los archivos para no perderlos.

Microsoft matiza en este mismo documento que Windows 11 mantiene el rendimiento y la seguridad de Windows 10 "con un rediseño y una apariencia refrescada", pero que introduce nuevas herramientas, sonidos y aplicaciones, con el fin de "refrescar" la experiencia en el ordenador.

Esto significa que los usuarios no tienen por qué actualizar de forma obligatoria a Windows 11; pueden quedar en la versión actual del sistema, ya que el soporte de Windows 10 se mantendrá hasta el 14 de octubre de 2025.

Más de

Comentarios