El robo de arte sacro

viernes, 14 de diciembre de 2001
México, D F (apro)- Pese a los programas, propuestas, reuniones y demás acciones que se llevan a cabo para evitar el saqueo de arte religioso, se ha desatado una ola de robos que señalan la urgencia de revisar las condiciones de seguridad de los templos Así lo admite Xavier Cortés Rocha, titular de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), instancia responsable de la conservación y restauración de los monumentos de propiedad federal con valor histórico y/o artístico El robo de arte sacro pone al descubierto también la necesidad de mejorar la relación entre las instituciones involucradas en la conservación y recuperación de este patrimonio nacional: La Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), responsable legal de las propiedades federales; el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al cual corresponde el aspecto normativo; la Procuraduría General de la República; las iglesias, custodios por ley, y la propia Dirección de Sitios y Monumentos, que desde hace años viene realizando el registro de los bienes El INAH se ha jactado de tener un catálogo completo de los bienes muebles de museos e instituciones bajo su custodia, estimados en unas 600 mil piezas, según consignó el diario Reforma Sin embargo, el arquitecto Sergio Zaldívar, quien fuera director de Sitios y Monumentos en la administración pasada, señala a esta agencia que el acervo de los templos, correspondiente al periodo colonial, supera en número y calidad al de los recintos museográficos: "El patrimonio de 300 años está en las iglesias, no en los museos, lo que hay en los museos es mínimo" Y destaca la importancia de que la Dirección de Sitios y Monumentos continúe la labor de catalogación porque ha sido un mecanismo que ha permitido a la PGR el rescate y la recuperación de obras robadas El problema es que ese inventario está incompleto, de acuerdo con informes del propio Cortés Rocha A ello se anuda el que su dirección no siempre es notificada por los responsables de los templos de robos y saqueos En algunas ocasiones, incluso --dice el funcionario--, se enteran hasta que la PGR les pide información o la ficha de registro del bien sustraído --¿La Iglesia no está obligada a notificarles? --Sí Digamos que es otra cuestión en la cual se tienen que afinar los mecanismos, para que quien debe tener conocimiento de estas cosas lo tuviera, que son desde luego la Secretaría de la Contraloría, que tiene el registro de la propiedad federal; el INAH, como autoridad en la materia, y nosotros, como responsables de los monumentos de propiedad federal Y tristemente, se consuela: "Afortunadamente, a pesar que el número de piezas que ha desaparecido es grande, cuando lo comparamos con el que existe, lo que queda es mucho más" ROBOS DE ALTO NIVEL Sergio Zaldívar recuerda como uno de los robos más escandalosos el perpetrado a principios de los noventa en la Catedral de Puebla Cuenta que se metieron por una ventana y lograron llevarse varias piezas, entre ellas unas figuras en miniatura, "de muy alta estima para los coleccionistas" También se robaron una imagen de San Juan elaborada en marfil, que logró recuperarse posteriormente y ahora se encuentra en calidad de préstamo en el Museo Amparo Uno de los responsables del atraco fue detenido y sentenciado a 14 años de prisión, pues --subraya Zaldívar-- la ley dice que este tipo de robos a la Nación es pena con cárcel sin derecho a fianza Los culpables no siempre reciben su castigo En opinión de Zaldívar, tras el robo de arte podría haber gente "muy elevada" y con mucho conocimiento del arte --¿Cree que haya coleccionistas de dos caras?? --Hasta de tres? --?de los que aparentemente hasta prestan su obra para exposiciones y al mismo tiempo? --Mandan robar, sí, claro Hay robos de la corona de la Virgen, que dizque de oro y resulta un latoncito, donde cualquier gente le puede meter mano y salir corriendo, son los menores Y añade: "Los robos de obra de arte son dirigidos por una elite cultural que sabe lo que vale Un robo de un marfil o de una pieza no es la ratería de un pobre señor que cree que se llevó el oro de la Virgen en una coronita o una pulsera Un cuadro valioso se lo roba gente que sabe, la mayoría son robos por encargo, de alguien que lo quiere y sabe o de alguien que conoce del comercio de arte" --¿Es fuerte el mercado negro? --Sí, cuando Alejandro Gertz Manero me platicaba de estas cosas, me decía que después del narcotráfico, andaba como en tercer lugar el robo de piezas arqueológicas y obras de arte El ahora secretario de Seguridad Pública --a quien según la revista Proceso se le llegó a considerar el "fiscal de hierro contra el saqueo arqueológico"-- y Zaldívar coincidieron en el INAH, donde el primero era responsable de los asuntos jurídicos, y el arquitecto era director de Monumentos Coloniales: "Ahí sí dimos golpes fuertes en el rescate y se metió gente a la cárcel (?) Rescatamos retablos en pedacitos, porque los venden fragmentados, para decoración de chimeneas y cuadritos" La magnitud y cuantía del robo a la Catedral de Puebla fue superado el 20 de septiembre pasado, cuando en la madrugada fueron saqueadas del exConvento de Huaquechula, en Puebla, al menos 12 pinturas de los siglos XVI y XVII, algunas de ellas atribuidas a Cristóbal de Villalpando, y tres esculturas que representaban al Niño Dios de San José, a la Virgen del Rosario y al Judío Errante, informó la prensa Los hechos coincidieron con la visita a la ciudad de Puebla de Sari Bermúdez, presidenta de Conaculta, quien presta firmó un convenio con el gobernador Melquiades Morales para prevenir el robo en recintos religiosos Días más tarde surgieron las propuestas para capacitar a un grupo de agentes judiciales en la investigación de delitos contra el patrimonio cultural, así como para establecer una campaña para la prevención de robo y tráfico ilícito Se habló también de la creación de una fiscalía especializada, idea que se había manejado ya en otras ocasiones TAREA DE TODOS Hace un par de semanas, el viernes 23 de noviembre, se reportó un robo más, ahora al Templo de Santo Domingo, donde sustrajeron dos figuras de madera estofada, del altar de la Virgen de Covadonga, realizado en el siglo XVIII por un autor anónimo El hecho se consumó a la luz del día, en pleno corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México, donde transitan cientos de personas Cortés Rocha asegura que desde hace meses autoridades de la Secodam, el INAH y la Dirección de Sitios y Monumentos, entre otras instancias, llevan a cabo reuniones para establecer un plan de seguridad, y que ya se trabaja en un plan piloto para la Catedral Metropolitana Partirán de un estudio sobre el funcionamiento de los templos y considerarán la magnitud del monumento y el valor de su acervo pues, esgrime el arquitecto, no es lo mismo una capilla que una catedral Dice que habrá sitios donde sólo se requiera contar con cerraduras de seguridad y el propio sacristán será el vigilante, pero otros deberán dispone de "dispositivos de seguridad como los tiene un museo o un banco" --¿Dispondrá Conaculta de un presupuesto para este plan? --Conaculta tiene la responsabilidad conjuntamente con quien tiene en su custodia los bienes, que son las iglesias, porque no es sólo la católica, desde luego que para un plan de esta naturaleza harán falta recursos Agrega que la seguridad deberá involucrar a las autoridades culturales, las iglesias, PGR, servicios policíacos y la Interpol, dado que también implica el tráfico de arte de un país a otro El presidente de la Comisión Nacional de Arte Sacro, Manuel Olimón, quien juzga la expropiación de los bienes eclesiásticos promulgada por Benito Juárez como "un secuestro de los bienes del pueblo", y califica de "ilegal e inconstitucional" que Conaculta atribuya a su colección las obras que los templos prestan para exposiciones, expresó hace tiempo que si los bienes son del Estado, éste debe encargarse de su conservación y custodia Olimón dio esa respuesta durante una conferencia dictada en el Museo Franz Mayer, en la cual el público expresó opiniones en el sentido de que la Iglesia no ha contribuido al cuidado de las colecciones artísticas Tras el robo en Huaquechula, Olimón dijo al diario Reforma que para muchos párrocos, y para el propio Episcopado mexicano, los bienes de arte sacro son como una carga y que no tienen interés en un proyecto de catalogación, debido a que "todas las iniciativas han fracasado, pues se ven truncadas cuando deja el puesto el funcionario que las propuso o se termina el presupuesto" Para el fraile Juan Manuel Raya, rector del templo de Santo Domingo de la Ciudad de México, no hay vuelta de hoja: la Iglesia es custodio de ese patrimonio, aunque sea propiedad federal El problema, asegura, es que los ingresos de los templos no alcanzan para ello, pues de ahí se mantienen los sacerdotes, pagan los servicios de agua, luz, el sueldo de los empleados y el mantenimiento, que se reduce en general a la limpieza diaria del sitio El atraco al Templo de Santo Domingo ocurrió cuando la iglesia se encontraba sola, pero con las puertas abiertas Se le pregunta a Xavier Cortés Rocha si fue negligencia: "No me atrevería a calificar, porque no conozco a detalle el funcionamiento del templo y en qué circunstancias se dio el robo Lo que tenemos que hacer es ver hacia delante: qué debemos hacer para que esto no suceda, en términos de revisar el funcionamiento, el personal de vigilancia, los dispositivos y sacar en su caso las acciones que se deban llevar a cabo" Coincide con Olimón y Zaldívar en la necesidad de que la sociedad civil se involucre en la custodia de este patrimonio de la Nación, que dicen, es propiedad de todos

Comentarios