Claudio Niño Cifuentes, absuelto y fuera de la cárcel

miércoles, 26 de diciembre de 2001
México, DF - El misterio sobre la desaparición de Nellie Campobello dio un giro insólito: de forma inesperada, la Séptima Sala penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal revocó la sentencia de 27 años de prisión a Claudio Niño Cienfuentes por el secuestro de Nellie Campobello No es la primera vez que Niño Cienfuentes logra una revocación a su favor: lo había logrado ya en 1985, cuando se encontraba preso junto con su esposa Cristina Belmont, bajo la acusación de privación ilegal de la libertad en contra de Nellie Campobello, cuando Enrique Fuentes León --actualmente acusado como cómplice en el caso-- era su representante legal En una entrevista de esta reportera con Martín Díaz y Díaz, en 1995 (revista "Proceso" 961) el que fuera representante legal del INBA en el juicio que se les siguió a Belmont y Cienfuentes explicó que Enrique Fuentes León apeló ante el Tribunal de Alzada y obtuvo una sentencia mayoritaria (dos contra uno) acerca de la no plenamente comprobada privación ilegal de la libertad de Campobello "Hicimos todo lo que pudimos para tratar de rescatarla y protegerla A sabiendas de que iba a ser muy difícil, lo intentamos todo desde el punto de vista legal", dijo El primer proceso legal: la historia negra Luego de guardar silencio durante años, Margarita Guerra y Tejada, juez Cuarto de lo Penal en el Reclusorio Norte en 1984, cuando se presentó la denuncia del INBA por el secuestro de Nellie Campobello, habló por primera vez de lo sucedido con esta reportera en 1995 ("Proceso", 963) y explicó su frustración, enojo y desconcierto ante un caso que le marcó la vida y la carrera como juez "Me la quitaron vilmente de las manos No me cansaré de decirlo, como se lo dije en su propia cara a Enrique Fuentes León Él actuó como gángster y el tiempo me ha dado a razón", señaló la abogada, refiriéndose al día en el que Fuentes León, acompañado de sus guardaespaldas, se llevó a la anciana del Juzgado con lujo de violencia Claudio Fuentes o Claudio Niño Cienfuentes y su esposa Cristina Belmont tenían un auto de formal prisión por haber privado de la libertad a Nellie Campobello, pero obtuvieron la libertad bajo fianza porque no se pudo acreditar el número de días que llevaba desaparecida la anciana En 1984, en un boletín de prensa, el INBA informó: "El Instituto Nacional de Bellas Artes, durante todo el año de 1983, en el que la maestra Campobello, tanto por sus problemas de salud, como por su avanzada edad, ya no pudo concurrir a sus labores a la Escuela Nacional de Danza, recibió numerosas comunicaciones de preocupación de diversos miembros de la comunidad artística nacional e incluso de los familiares de la maestra Campobello En todos los casos, las comunicaciones sobre la maestra Campobello fueron coincidentes: las pocas veces que desde entonces apareció en público, se le vio en un estado físico de suma debilidad y de semiconciencia, siempre custodiada por la maestra María Cristina Belmont y su esposo Claudio Fuentes "Las personas que intentaron tomar conocimiento de su estado de salud o entrevistarse con ella se encontraron invariablemente con la negativa de las personas referidas, que al decir de las quejas de artistas y maestros relacionados con Nellie Campobello, desde 1982 han dispuesto de su persona y de su patrimonio, aprovechándose de su salud quebrantada y del estado senil de la maestra Nellie Campobello" Según Martín Díaz y Díaz, "en las declaraciones presentadas en el juzgado hubo el mismo sentido, estas personas llegaron a sorprender la buena fe de Nellie Campobello Cristina había sido su alumna y vivía en la más absoluta pobreza Nellie los acogió ahí y desde el principio ellos intentaron ganar su voluntad a través de actos específicos La hicieron madrina del más pequeño de sus hijos, León Felipe, por el cual ella sentía gran simpatía A partir del niño no les negaba nada, en esa forma se le fueron metiendo hasta que lograron controlar su voluntad" La casa Margarita Guerra, juez del proceso legal en 1984, decidió hacer una inspección en la casa de la anciana, ubicada en la calle de Ezequiel Montes 128 El relato de la visita es terrible ("Proceso", 963): "Una película de horror es poco Feroces perros resguardaban el domicilio, de tal manera que hubo necesidad de pedirle a la policía que los matara si se daba el caso de un ataque Los techos estaban caídos, había ratas El lugar era de gran inmundicia, al grado de que giré instrucciones para que se pidiera a salubridad que interviniera el lugar por inseguro; sin embargo, aparentemente ahí vivía gente porque había trastos en la cocina" Entraron a un cuarto que según Claudio había sido de Nellie: "Había un camastro, se veían huellas de que alguien dormía ahí En un ropero grande había algunos abrigos, ropa, papeles" No obstante, Nellie Campobello no estaba ahí y sólo se le volvió a ver viva cuando Enrique Fuentes León --involucrado en el famoso caso de Alejandro Braun Díaz en Acapulco y en relación al lavado de dinero producto del narcortáfico, así como del asesinato de Francisco Ruiz Massieu ("Proceso", 950)-- la sacó por la fuerza del Juzgado Cuarto del Reclusorio Norte Libre Claudio Fuentes y su esposa Cristina Belmont vivieron a salto de mata desde entonces Nunca más se supo del paradero de Nellie Campobello, hasta que en un evento de maestros en el Palacio de Bellas Artes anunciaron que la anciana estaría presente Ahí, Claudio fuentes justificó la ausencia de aquélla por "problemas de salud" Al tiempo decidió jugar al gato y al ratón con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, hasta que los restos de Nellie Campobello fueron encontrados en diciembre de 1998 en un panteón del estado de Hidalgo Nellie había muerto el 11 de julio de 1986 Claudio Fuentes fue encarcelado y sentenciado a 27 años de prisión, sentencia que se le dictó en febrero de este año Pero según la resolución de los magistrados Sadot Javier Andrade Martínez, Maurilio Domínguez Cruz y Gilberto Rodríguez González, el pasado 14 de diciembre la sentencia de privación ilegal de la libertad y falsedad de declaraciones fue revocada La comunidad dancística y cultural del país recibió con azoro la sentencia

Comentarios