REPORTAJE: Catálogo de monumentos artísticos

miércoles, 23 de enero de 2002
México, D F (apro)- Por primera vez en México se logra conjuntar un catálogo de una zona urbana para buscar su protección como monumento artístico del siglo XX Se trata, en principio, de la Colonia Roma de esta ciudad, un conjunto residencial surgido durante el porfiriato, una de las zonas más dañadas por el terremoto de 1985 De ahí que un grupo de sus vecinos creara un Comité Pro-Dignificación, que con este catálogo da el primer paso para aspirar a la Declaratoria, con la cual sería imposible que las propiedades --en su mayoría casas habitación-- pudieran destruirse, o bien modificarse sin el consentimiento de las autoridades Guillermo Tovar, quien fuera cronista de la Ciudad de México, forma parte de ese comité desde su fundación, al lado de Jacqueline Du Coulomb; ambos, radicados en esa colonia, han hecho las gestiones correspondientes para que tanto el INBA como instituciones del Distrito Federal, como la Asamblea de Representantes, el Instituto de Cultura del Distrito Federal (que será secretaría), y la delegación Cuauhtémoc, hagan la Declaratoria de Monumentos Artísticos a las colonias Roma, Roma Sur, Condesa, Hipódromo, e Hipódromo Condesa "Hay una ley que promulgó la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, que protege los monumentos artísticos, y la Secretaría de Cultura, en cuanto se constituya, nos va a apoyar, al igual que el INBA, según nos dijo el nuevo director, Saúl Juárez, ya que el anterior, Ignacio Toscano, nos rechazó diciéndonos que no estaba la declaratoria en su lista de prioridades", expresó Tovar El catálogo de monumentos de la Roma (alrededor de 500, edificados entre los años 10 y 50 del siglo pasado, escogidos por Arquitectura del INBA), el primero que se publica en su género, fue obra de la Escuela de Arquitectura del Centro Universitario México, y de los vecinos de la colonia El volumen da pie a la justificación jurídica de la Declaratoria, para la cual está de acuerdo con la mayoría de la población consultada Tovar de Teresa, quien forma parte del Comité del Centro Histórico que pretende convertirse en fundación para su rescate, dijo que eso sólo será posible si las actuaciones no se concretan sólo a la cúpula, sino a la intervención vecinal, "que es la clave", como se demostró en la Roma En el prólogo al catálogo, el propio Tovar señala: "¿Qué es lo que debemos conservar? Muy sencillo: aquello que nos constituye Deberemos conservar las expresiones intangibles y materiales que expresen nuestra naturaleza distintiva Expresiones que permiten reconocernos y afirmarnos frente a otras Y esas expresiones se derivan de valores Atribuir un valor a esas expresiones es un ejercicio lúcido que trae consecuencias jurídicas (registro), administrativas (inventario) y técnicas (catálogo)" Mientras el patrimonio monumental histórico y artístico del país está protegido por las leyes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en cuanto se refiere a los siglos anteriores al XX, los de éste quedan bajo la autoridad del INBA, que hasta ahora no ha podido siquiera concluir el inventario Algunas corrientes estilísticas de ese siglo, en el terreno arquitectónico, son el art nouveau, el art decó y el funcionalismo, representados espléndidamente en las colonias mencionadas "Si este esfuerzo (de catalogación y protección) se hubiera iniciado en el pasado ?explicó Tovar en su texto--, en relación con la diversidad de monumentos que hubo en la capital desde hace lustros, otra sería la idea y la conciencia que tendríamos de lo que tenemos y lo que hemos perdido Y sin ir tan lejos, de lo que hemos perdido en la misma colonia Roma, objeto de este trabajo, los cuales apenas si recordamos o lamentamos cuando aparece algún testimonio de ellos a través de viejas fotografías ¿Quién puede olvidar, sin lamentarlo, las magníficas casas de la calle de Córdoba, la frontera a las oficinas del INAH y la que antecedió al edificio de la Mitra Arquidiocesana? ¿Quién no puede sentirse incómodo frente a la desaparición de casas, como aquellas de la calle de Orizaba, de la esquina de Insurgentes y Jalapa, donde ahora se encuentra la plaza del medio Insurgentes? De estas y tantas otras que fueron sustituidas, en algunos casos, por edificios arruinados por el sismo de 1985, dada la inconveniencia de su construcción en un sitio caracterizado por su fragilidad geológica Y por qué no recordarlo, también, aquellas construcciones que desaparecen en un fin de semana, a espaldas de la autoridad, que no dispone siempre del instrumento jurídico para sancionar a los responsables del daño" Con la Declaratoria, "ni tú mismo, como dueño, podrás modificar tu casa sin permiso", remató el historiador y excronista de la Ciudad de México

Comentarios