Desarrolla la UNAM una biblioteca digital

lunes, 21 de octubre de 2002
México, D F (apro)- La UNAM ha puesto en marcha un proyecto que pondrá al alcance de su comunidad la consulta vía Internet de diversos fondos bibliotecarios Sin embargo, detrás del pomposo título de Biblioteca Digital que lleva, se esconden una serie de problemas que aún deberán resolverse, entre ellos los derechos de autor, la seguridad de los acervos contra los "hackers" y hasta presupuestarios Egresado de la licenciatura en letras inglesas, maestro en lingüística aplicada y miembro del equipo responsable del proyecto, Rafael Ibarra Contreras define que la característica principal de esta biblioteca es ofrecer la posibilidad de consultar todo el material digitalizado desde cualquier computadora Cuenta que desde 1991 cualquier persona puede consultar el catálogo de acervos de la biblioteca por esa vía, sin embargo, para acceder a los textos es necesario ser miembro de la UNAM y contar con una clave de acceso Pero aun los universitarios no pueden tener acceso a todo el amplio material bibliográfico con que cuenta la UNAM, sencillamente porque no está digitalizado Según Ibarra Contreras es una de las labores que todavía no logra completar este sistema digital: "Debido a falta de visión, lo que se han hecho son vínculos con acervos de otras instituciones La mayoría de los materiales está en inglés" Se puede ingresar a la página en Internet de la Dirección General de Bibliotecas de la UNAM, en donde se encuentra un acceso a la Biblioteca Digital que cuenta con: Obras de consulta en donde se proporciona acceso a una colección multidisciplinaria "en lengua inglesa" con información sobre computación, negocios, literatura, medicina, hemerografía, biografías e historia, entre otros Además se pueden consultar una enciclopedia "Enciclonet" con información general en español, el "Diccionario de Español Usual en México", de Luis Fernando Lara Ramos, y otras obras de consulta y literatura, también en inglés Viene luego el llamado Proyecto PAPIIT, en el cual se ha comenzado a digitalizar la colección del programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica, que incluye libros editados por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico De acuerdo con un documento proporcionado por Ibarra Contreras, el contenido de este apartado "versa sobre ciencias exactas, ciencias naturales, innovación tecnológica, ciencias sociales, humanidades y artes" Otra sección es "Revistas de texto completo", que cuenta con algunas revistas académicas electrónicas que cubren diversas áreas del conocimiento Hay también "Bases de datos especializadas" en diversos temas relacionados con los planes, programas de estudio y proyectos de investigación de la UNAM Además de la "Colección Ciencia para Todos" Y, finalmente, una liga con sitios de interés que vinculan a los usuarios a sitios web, donde pueden explorarse los acervos digitales de Grecia y Roma Antiguas, Archivo General de la Nación, Biblioteca de las Artes de México, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Indice Agrario y The Sor Juana Ines de la Cruz Project UNA ALTERNATIVA TEXTUAL Informa el lingüista que se tiene el proyecto de integrar a las bases de datos alrededor de 40 mil tesis de graduados de la Universidad, pero aún tienen que resolverse aspectos legales de derechos de autor Señala que se planea hacer una consulta con los egresados, así como encontrar un mecanismo para que al momento de nuevas titulaciones esté resuelto este asunto Pone énfasis en que una biblioteca digital tendría que tener todas las categorías de libros "que uno pueda imaginar", además de hemeroteca y otros tipos de documentos Admite que digitalizar todos los acervos de la Universidad es una labor gigantesca Pero no ve en ello el problema principal, sino en la falta de recursos materiales, como equipo de cómputo, y en los derechos de autor Se le comenta que en Internet es muy fácil tener acceso a obras de diferentes autores con sólo poner su nombre Un ejemplo es Pablo Neruda, de quien se ha podido encontrar completo el libro "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" y, sin mayor problema, se pueden imprimir los poemas --¿Son ilegales estos sitios? --No, hay colecciones que ya entraron al dominio público, ahí sí se puede teclear y elaborar un sitio en Internet Aclara que para hacer una biblioteca digital pueden seleccionarse textos de autores que murieron hace mucho tiempo, y por ello sus derechos han pasado al dominio público, es el caso de muchas de las colecciones que edita la Secretaría de Educación Pública y a las cuales se puede tener acceso vía Internet Subraya que en este caso también se debe tener cuidado, pues no se trata sólo de escanear cualquier edición, pues las editoriales pueden reclamar derechos, sino que tendrán que encontrarse vías alternas de digitalización, en algunos casos tecleando directamente Otro de los problemas que habrán de considerarse antes de decidirse a digitalizar acervos, son los "piratas" y "hackers", que "pueden robárselos" En este sentido, el lingüista señala que hay instituciones que se "cuelgan" de otras bibliotecas digitales, copian sus bases y luego las ofrecen en sus sitios como si fueran propias, sin aclarar que son sólo ligas --¿Quiénes lo hacen? --Muchísimos No me atrevo a señalar a "A", "B" o "C", porque pueden quitar el acceso en un minuto Sacas tu nota y ellos lo quitan inmediatamente para decir: "No es cierto, no tenemos nada" La Biblioteca Digital de la UNAM trabaja en el proyecto de formar una "iconoteca digitalizada" Afirma Ibarra Contreras que se han digitalizado ya doce diapositivas, entre ellas una de un dibujo de Diego Rivera titulado "La Venus del Mito" La intención es digitalizar, en un futuro, acervos de la Escuela Nacional de Artes Plásticas que, en principio, podrían ser consultados sólo por miembros de su comunidad académica y, más adelante, por toda la UNAM y público en general Pese a todos los problemas que pueda implicar la elaboración de bibliotecas digitales, Ibarra Contreras no descarta la creación de una Biblioteca Digital Nacional: "El eje sería eminentemente bibliotecario, con normas internacionales, donde sus cimientos, en la organización del conocimiento, abarcan todas las posiciones ideológicas y periodos históricos, de la "A" a la "Z", rigiéndonos por la catalogación de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos o, si alguien conoce una mejor, que la proponga" Está convencido que podría ser una "alternativa textual" de alcances de "considerable dimensión", tanto a escala nacional como internacional

Comentarios