XL edición de la Muestra Internacional de Cine

lunes, 11 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- La Muestra Internacional de Cine llega a su XL edición con 13 películas y recorrerá 50 lugares de la República Mexicana Magdalena Acosta Urquidi, directora de la Cineteca Nacional (instancia que organiza este ciclo de cine), recuerda que la muestra lleva 31 años ininterrumpidos ofreciendo “cine de calidad” A lo largo de esas tres décadas, destaca, ha presentado alrededor de 750 largometrajes de más de 500 cineastas de aproximadamente 60 países Las 13 películas primero serán exhibidas en la Cineteca Nacional, del 15 al 28 de noviembre Estas son “En la mente del asesino Aro Tolbukhin”, de Agustín Villaronga (coproducción España y México); “El hijo de la novia”, de Juan José Campanella (Argentina y España); “A media escalera”, de Andreas Dresen (Alemania); “Noche de bodas”, de Pavel Lungin (Francia, Rusia y Alemania); “Tuvalu”, de Veit Helmer (Alemania); “Besos perdidos”, de Nana Djordjadze (Alemania, Georgia, Reino Unido y Francia); “Salvajes”, de Carlos Molinero (España); “Gabriel Orozco”, de Juan Carlos Martín (México); “Kedma”, de Amos Gitaï (Francia, Italia e Israel); “Lágrimas del corazón”, de Sally Potter (Reino Unido y Francia); “El príncipe de la calle”, de Nabil Ayouch (Francia, Marruecos y Bélgica); “Espíritu del Artico”, de Zacharias Kunuk (Canadá), y “Un hombre sin pasado”, de Aki Kaurismäki (Finlandia, Alemania y Francia) Para Ana Cruz Navarro, encargada de Difusión y Programación de la Cineteca Nacional, entre los grandes méritos de la muestra está el de haberse mantenido con un espíritu de búsqueda y exigencia, “no permitió que los vaivenes de la oferta internacional afectaran la programación de excelencia, y desde luego, superó los cambios y embates económicos nacionales” De nuevo, Acosta Urquidi rememora: “La primera edición de la muestra fue en 1971 en el cine Roble, cuyo programa incluía películas memorables como “Muerte en Venecia”, de Visconti; “La Vía Láctea”, de Buñuel, y “Vergüenza”, de Bergman La muestra era casi la única posibilidad, con excepción de los cine-clubes de la UNAM y el IFAL, que tenía el público cinéfilo de ver películas que habían triunfado en festivales internacionales en los últimos dos o tres años En esa época, los largometrajes, incluso los más comerciales, tardaban varios años en llegar a nuestro país” Ahora, agrega Cruz Navarro, los filmes se vuelven viejos muy rápido, pues enseguida se estrenan: “Uno de los intentos de la Cineteca Nacional es traer las películas lo más rápido posible a México Tratamos de acortar los tiempos de llegada de las cintas que son presentadas en los festivales más importantes” La Muestra Internacional de Cine surgió en el sexenio de Luis Echeverría, quien nombró a su hermano Rodolfo director del Banco Nacional Cinematográfico De esa época, el investigador y crítico de cine Emilio García Riera escribió en el libro “Breve historia del cine mexicano”: “Nunca antes habían accedido tantos y tan bien preparados directores a la industria cinematográfica ni se había disfrutado de mayor libertad en la realización de un cine de ideas avanzadas” Entonces Arturo Ripstein dirigió “El castillo de la pureza”; Felipe Cazals, “Canoa”, “El apando” y “Las poquianchis”; Jaime Humberto Hermosillo, “La pasión según Berenice”, y Jorge Fons, “Los albañiles” De 1971 a 1976, la muestra se llevó a cabo sólo en el otoño; en 1977 y 1978 se realizaban dos ediciones por año, de 1979 a 1997 se mantuvo el formato anual, y a partir de la primavera de 1998 se volvió nuevamente bianual POCO CINE MEXICANO Al principio el cine mexicano estaba bien representado en la muestra Ahora sólo se ha incluido un documental y una coproducción: “Gabriel Orozco”, de Juan Carlos Martín y “En la mente del asesino Aro Tolbukhin”, de Agustín Villaronga Gerardo Salcedo Romero, subdirector de Programación de la Cineteca Nacional, menciona que no hay más largometrajes del país porque algunos están todavía en proceso de postproducción y otros aún no terminan sus convenios de distribución, como es el caso de “La virgen de la lujuria”, de Arturo Ripstein La productora aún no cierra su trato de distribución Argumenta que cuando vieron “Gabriel Orozco” supieron que era para la muestra “No había por qué buscar tanto”, agrega tajante Habla de las cualidades de esta cinta: “Es lúdica y trata sobre el arte contemporáneo No creemos que por ser un documental no sea atractivo” En tanto, Acosta Urquidi opina sobre la mala situación por la cual atraviesa el cine mexicano: “Lo trágico es que ahora existe talento de sobra, lo que no hay es dinero para producir Eso es terrible Desgraciadamente como la distribución es muy difícil por el monopolio que tienen las grandes distribuidoras no sólo en México sino en todas partes, pues es complicado reunir capital para pode invertir más en el cine porque la recuperación es muy lenta Es una realidad económica que le pega mucho al cine en México, y ojalá y hubiera voluntad para darle más recursos a la cinematografía mexicana porque creo que sí es una expresión muy importante” --¿Es difícil mantener una muestra de cine tanto tiempo? --se le pregunta --Cada muestra es siempre un esfuerzo muy grande por tratar de conseguir obras, desgraciadamente la Cineteca Nacional no tiene presupuesto para comprar películas, adquirimos 4 o 5 al año, pero generalmente son para el Foro Internacional por las características que tiene, se incluye un cine de experimentación y que sean óperas primas Para la muestra trabajamos mucho con las embajadas lo cual nos permite traer las grandes obras y tenemos una relación bastante estrecha con algunos distribuidores “En París y Nueva York hay una gran oferta cinematográfica, cada semana se aprecian 400 películas en cartelera En la Ciudad de México, una de las más grandes urbes, es muy pobre la oferta, no hay más de 30 cintas distintas a la semana La UNAM y la Cineteca Nacional amplía esa oferta a 150 títulos México merece también una cartelera de cine más rica” --¿Cuál es el objetivo de la muestra? --La muestra se ha ido amoldando a los cambios en la Ciudad de México La gente tiene posibilidad de ver otro tipo de cine Ahora hay canales de cable especializados en cierto tipo de películas, están los canales 11 y el 22 que ofrecen cintas clásicas norteamericanas y europeas, algunas contemporáneas muy interesantes Además, las personas pueden comprar por internet DVD Ahora lo que nos queda es ampliar y diversificar la oferta cinematográfica a través de los ciclos Llevamos los filmes a más lugares La XL Muestra Internacional de Cine será presentada en 20 plazas de la Ciudad de México y 30 de provincia, como la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la Universidad de Guadalajara, la Secretaría de Cultura del estado de Puebla, la Universidad Veracruzana, el Instituto Oaxaqueño de las Culturas, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Chiapas, el Instituto de Cultura de Campeche, la Universidad de Sonora, el Centro Cultural Tamaulipas y la Escuela de Arquitectura y Diseño de Chihuahua, entre otras A decir de Salcedo Romero, hubo un proceso largo para seleccionar estos 13 largometrajes: “Preferimos el rigor de lo que íbamos a presentar en lugar de llegar a una meta numérica Es una muestra que aborda tres aspectos El primero es que conjunta el cine que trata de proponer nuevas formas de entender el relato cinematográfico; segundo, estas obras se ubican dentro del contexto del arte contemporáneo y tercero, buscan el replanteamiento del cine de autor”