CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA:"Amar te duele", lucha de clases y amor a la Romero y Juliet

jueves, 28 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- La historia del “niño pobre que se enamora de la niña rica” suena mucho a un tema de telenovela bastante recurrente, por lo que se necesitaría un buen tratamiento de la historia para que una película con este argumento fuera una buena cinta; desgraciadamente, Fernando Sariñana falla en este intento “Amar te duele” (México, 2002) arranca con la presentación de los personajes (bastante estereotipados por cierto): el niño pobre Ulises (Luis Fernando Peña) pero buena onda, rodeado de no muy buenas influencias, y la niña rica (Martha Higareda), que se la pasa de shopping en el centro comercial, que vive entre gente clasista y prepotente, con chofer y guaruras Ulises se encuentra viendo los aparadores y ¡Oh! ¡Sorpresa! Detrás de una vitrina el joven se topa con el rostro de Renata; el flechazo entre ambos es instantáneo, aunque ella al principio intenta burlarse un poco de él, pero el enamoramiento se da, y se da muy fuerte Por supuesto, el amor entre estos adolescente es un amor imposible debido a su diferencia de clase, por lo que Ulises y Renata deberán luchar contra familiares y amigos para evitar que destruyan su relación; una historia “romeo-julietesca” se desata Al utilizar estereotipos para plantear la historia, la cinta se vuelve una caricatura: ridícula, absurda y poco creíble --muy parecida a los cómics que hace Ulises, cuyas historias giran en torno a Frior, “un lugar en donde todos somos iguales”-- y sumerge al espectador en un tedio impresionante, hasta la escena de la pelea de “los chavos banda contra los fresas”, en donde la cinta se levanta, o sea los cuarenta minutos finales Sariñana consigue grandes momentos, emocionantes y sorprendentes, como la escena de la pelea o el momento en que Ulises enseña a su padre las habilidades de su hermano con síndrome de Down Estos momentos no sólo sobresalen por la tensión dramática que generan, sino también por su manejo visual (Sariñana juega con los colores durante toda la película, cuando es el mundo de Ulises, los colores son más intensos; con ella, los colores son más fríos, y en el centro comercial, la película se desarrolla en blanco y negro), por ejemplo cuando Ulises explica a Renata la filosofía de su cómic, en donde el director va dividiendo la pantalla a manera de historieta conforme transcurren los parlamentos (que aparecen dentro de globos de diálogo) y la acción Al igual que la cinta anterior de Sariñana, “Todo el poder”, “Amar te duele” deja al espectador pensando: “está bien, pero como que algo faltó”

Comentarios