CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Situación extrema", lagrimas y risas

miércoles, 17 de abril de 2002
México, D F (apro) Chantajista a más no poder Los ricos y los poderosos son seres frívolos que no se preocupan por nadie salvo por ellos mismos, y en su quehacer cotidiano se llevan entre las patas a los pobres "Situación extrema" ("John Q", EU, 2002) cuenta la historia de John Quincy Archibald (Denzel Washington), un obrero al que apenas le alcanza para vivir bien, pero eso sí, tiene una mujer maravillosa y un hijo estupendo John lucha día a día para darle una mejor vida a sus seres queridos, pero el "sistema", o el egoísmo de la gente, se lo impide Lo peor vendrá cuando los doctores dictaminen que su hijo padece de insuficiencia cardíaca, y que la única forma de que éste pueda salvarse será por medio de un transplante de corazón La desesperación se apoderará de los Archibald cuando se enteren que su seguro médico les jugó chueco, y que ahora no quieren pagar por la costosa cirugía John removerá cielo y tierra para salvar a su hijo por la vía legal, pero como nada le da resultado, en parte por no ser económicamente solvente, decide secuestrar la sala de urgencias del hospital en el que se encuentra su hijo agonizante Dirigida por Nick Cassavetes, "Situación extrema" apela a la lástima para contarnos la historia y? un poco a la actuación de Washington --Que le valió el Oscar--, y otro tanto a la simpatía de Anne Heche, Robert Duvall, Ray Liotta y James Woods Pero nada más La historia es cursi, en ocasiones inverosímil --y las situaciones cómicas que se plantean en las escenas de tensión no ayudan en nada, al contrario, se ven ridículas, fuera de tono; se salva uno que otro "chistorete"-- y para colmo, todos se la pasan llorando "Situación extrema" es una lección de fe y de amor, con una dosis de moral que dice: haz lo correcto, pero también es una cinta que podría esperar a verse en video

Comentarios