COLUMNA/AJEDREZ: Los niños y el ajedrez

lunes, 29 de abril de 2002
México, D F (apro)- Hace muchos años supe una anécdota de Purdy, el viejo campeón australiano Jugaba éste en el campeonato de su país y había tenido resultados relativamente irregulares No obstante, si ganaba en la última ronda, ganaría el torneo Su rival era su hijo, el cual había tenido un torneo mediocre y ganando esta partida le sería irrelevante para su resultado final en la tabla de posiciones Después de una ardua lucha el hijo venció al padre, impidiéndole coronarse campeón Las únicas palabras de Purdy padre fueron, con un dejo de ironía: "Nunca enseñe a los hijos a jugar al ajedrez" Aparentemente esto de enseñar a las nuevas generaciones el supuesro "deporte-ciencia" ha pasado a segundo término en nuestro país En mis épocas juveniles había medio centenar de muchachitos que hacíamos nuestros pininos en el ajedrez competitivo Un buen porcentaje de ellos continúan aún jugando en nuestro ambiente con relativo éxito, en algunos Sin embargo, un par de generaciones después de la mía empezó a notarse un descenso en la cantidad de jóvenes que hacían del ajedrez su pasatiempo favorito De hecho, bien podría afirmar que la última generación de jóvenes que se aplicaron al juego y que lograron destacar fueron la presidida por los ahora maestros internacionales Roberto Martín del Campo, Guil Russek y Rafael Espinosa, todos ellos ahora entre los 33-37 años de edad Después de esta generación pocos jóvenes son de recordarse y siendo sinceros (y sin afán de ofender a nadie), no recuerdo a nadie de las siguientes generaciones de muchachos aguerridos Las razones de esta disminución en el interés juvenil por el ajedrez es para mí un misterio aún Esto viene a cuento porque Mathew Sadler, el GM inglés retirado prácticamente de los azares de los torneos internaciones y ahora con un trabajo estable en cómputo, mencionaba que la esposa de su hermano había tenido un hijo recientemente Sadler se preguntó entonces: "¿cuándo, al nuevo miembro de la familia, le enseñaría a jugar al ajedrez?" Curiosamente, la respuesta a el ofrecimiento de enseñanzas de ajedrez al nuevo vástago por parte de Sadler a la familia de su hermano, cayeron como amenazas de muerte, literalmente La recién madre insistió en que quería que su hijo creciera "normal y saludable", lo cual parece evidenciar prejuicios de esta mujer por el ajedrez, mientras que su hermano decía que conocía un jugador de ajedrez y que no tenía la más remota intención de conocer a otro? Los comentarios son por sí elocuentes Esta parece ser la imagen del ajedrecista ante precisamente los no ajedrecistas Debido a su carácter pensante, parece ser que las madres no quieren ver a sus hijos forzar sus neuronas desde pequeños o tal vez piensen que es un esfuerzo, amén de inútil, perjudicial para la salud de los niños Pero queda claro que estas ideas son producto de una concepción equivocada sobre el juego del ajedrez Aquí en México tenemos a la Asociación Nacional de Padres de Ajedrecistas (ANPA, Asociación Civil) podría hablar mucho mejor de las virtudes del ajedrez en los jóvenes y la necesidad de promover este tipo de actividades en los niños Sin duda que las competencias son a veces la parte más compleja de jugar ajedrez, pues la derrota suele ser muy dolorosa, pero sabiendo matizar la importancia de los torneos en los niños y jóvenes, no tiene por qué verse el jugar ajedrez como una actividad desgastante o incluso perjudicial En mi opinión hacen falta muchos jugadores jóvenes, que refresquen el ambiente ajedrecístico Pasos se están dando y en Mérida tenemos a más de un muchacho con aspiraciones, como Manuelito Hoyos, por mencionar al más famoso de ese semillero yucateco Pero hace falta trabajar más Hay que generar una camada de nuevos valores que, en esta época de tanta información ajedrecística, puedan atreverse a desafiar a sus colegas juveniles en cualquier parte del mundo Si durante muchos años los libros y la información ajedrecística llegaba a cuenta gotas en nuestro país, hoy es claro que las cosas han cambiado considerablemente y en esta época de información hay mucho para estudiar dentro del juego Hay programas que juegan al ajedrez como grandes maestros, bases de datos con más de dos millones de partidas clasificadas por cuanto tópico se desee Sistemas computarizados de entrenamiento en táctica, estrategia, etcétera Para mí, hoy es el momento de impulsar el ajedrez en la juventud y niñez Está la mesa servida: comamos de ella La posición del diagrama pertenece a la partida entre Reich contra Schneider en una partida entre juveniles Juega el blanco y gana con fulminante mate: 1Cf6+ Rd8 2 Te8 mate 1-0

Comentarios