DICCIOMANIA: Derecha e izquierda

miércoles, 22 de mayo de 2002
(Primera de dos partes) México, D F (apro)- El 18 por ciento de la votación que acumuló el llamado "ultraderechista" francés Jean Marie Le Pen, el domingo 5 de mayo, concedió la razón al filósofo italiano Norberto Bobbio, quien defendió la vigencia de los términos "izquierda y derecha" en la discusión que recorría Europa a finales del siglo XX, preguntando si la díada aún existía en los distintos espectros políticos internos La dicotomía quedo impugnada después de la caída del Muro de Berlín en 1989, más que otra cosa --explica Bobbio en su libro "Destra e sinestra" ("Derecha e izquierda")-- porque las dos corrientes se habían convertido en meras ficciones, y existía la percepción de que, frente a la complejidad de los problemas, los "derechistas" e "izquierdistas" decían más o menos lo mismo, y formulaban, para uso y consumo de sus electores, más o menos los mismos programas Para ilustrar esta percepción, Bobbio cita la película de 1993, "El árbol, el alcalde y la mediateca", del francés Eric Rohmer, en la que el alcalde defiende las razones de la mediateca (que representa al progreso), mientras las razones del árbol (que es la naturaleza) son defendidas por el maestro "Entre las dos posiciones --pregunta Bobbio--, ¿cuál es la de la izquierda y cuál la de la derecha?" Para responder, Bobbio cita al propio Rohmer: "Este filme político no es una película de tesis (?) más bien los programas de la izquierda y de la derecha se asemejan, sólo que la derecha se ha vuelto tan violenta como era la izquierda de los sesenta Hoy, lo esencial no es imponer este o aquel régimen; todos los regímenes son imperfectos, lo más urgente es salvar la vida sobre el planeta y evitar de todos modos los conflictos entre las personas" Sin embargo, concluye el filósofo --después de enlistar criterios de distinción entre ambas posiciones, como "la liberación del hombre del poder injusto y opresivo como el quid de la cuestión de la izquierda"--, el criterio más frecuentemente adoptado para distinguir la derecha de la izquierda "es el de la diferente actitud que asumen los hombres que viven en sociedad frente al ideal de la igualdad, que es, junto al de la libertad y al de la paz, uno de los fines que se proponen alcanzar y por los cuales están dispuestos a luchar" Como se sabe, la nomenclatura tiene su origen en la Revolución Francesa, en cuya Convención de 1972 tomaron asiento, a la derecha de la sala, los girondinos, que eran los diputados moderados y aspiraban a una transición entre la monarquía y la revolución; y a la izquierda los jacobinos, que pugnaban por una transformación rápida hasta sus más radicales consecuencias, decapitando al mismo tiempo testas coronadas y los viejos sistemas políticos En la Enciclopedia de la Política, el expresidente ecuatoriano Rodrigo Borja describe a los jacobinos como radicales, agresivos e impulsivos en demasía, que anhelaban que los cambios sociales y políticos fueran profundos y rápidos Querían, dice, romper amarras con el pasado y con todas sus instituciones Eran revolucionarios Estaban convencidos que, en ese momento y en esas circunstancias, la violencia y la centralización del poder eran inevitables para salvar a Francia Los girondinos, cuyos principales diputados, cultos e inteligentes, y que procedían del departamento de La Gironda, eran en cambio más reposados, sostenían la posibilidad de una transigencia entre los postulados de la revolución y algunas de las instituciones del viejo régimen --incluida la monarquía, aunque no en su forma absoluta sino constitucional--, para reencauzar la vida de Francia por la senda de la paz En las tormentosas sesiones de la convención se trabaron las más ardientes y profundas discusiones entre los diputados y, en el curso de ellas, se volvió usual que los de un lado de la sala se refirieran a los otros como los "diputados de la izquierda", y éstos a aquéllos como los "diputados de la derecha" Y a partir de ese episodio, la teoría y la práctica políticas la adoptaron Son de izquierda las personas, los partidos y las instituciones que pugnan por el cambio social hacia delante, y de derecha los que se oponen a toda mutación en la forma de organización social imperante, a cuyo amparo medran las clases o capas sociales hegemónicas Contrario a esta valoración política de ambos conceptos y cuya vigencia defiende Bobbio, sucede que en el campo semántico es la palabra "derecha" la que a lo largo de la historia ha cargado las valoraciones positivas (Una díada que puede no ser axiológicamente reversible en el lenguaje ordinario, según Bobbio, pero que sí lo es en el lenguaje político") Borja también llama la atención sobre esta aparente contravaloración de los conceptos fuera del campo político, al definir "derecha" en su enciclopedia "Hay una vieja confabulación semántica contra la izquierda", dice al mencionar cómo es, en cambio, la palabra "derecha", la que ha tenido desde la antigüedad connotaciones positivas de rectitud, corrección, apego a la ley y buenas costumbres; mientras que la izquierda ha significado lo contrario Acaso fueron las religiones, teoriza Borja, las que dieron esa connotación al término de "derecha", e incluso en algunas de ellas las fuerzas del mal estuvieron representadas por la izquierda Según el Nuevo Testamento, "el hijo de Dios, desde su resurrección, está sentado a la diestra de Dios padre", conforme reafirmó Caifás durante su enjuiciamiento Borja agrega que siempre se ha enseñado que en la crucifixión de Cristo el buen ladrón estuvo a su derecha y el malo a su izquierda, aunque la Biblia no lo dice explícitamente La diestra es el lugar donde el Mesías se sentará en el trono junto a él (salmo CIX, 1) Según Mateo XXV, versículo 34, "entonces el Rey dirá a los que estarán a su derecha: venid, benditos de mi Padre, a tomar posesión del reino celestial" Y en el salmo XVI, 8 y 14, se dice: "De los que resisten el poder de tu diestra, guárdame Señor; a los enemigos de tu diestra, sepáralos Señor" Esas significaciones fueron recogidas por las lenguas indoeuropeas, en las cuales las palabras siniestro, sinester, gauche, linkisch, maladroit resultan peyorativas, mientras que right, droit, droite, diritto, recht, derecho, tienen connotaciones positivas La Real Academia define la connotación política del término "derecha" con tres acepciones dentro de las 28 que dedica al adjetivo masculino "derecho", y en las cuales explica que "en las asambleas parlamentarias (son de derecha) los representantes de los partidos conservadores", o el "conjunto de personas que profesan ideas conservadoras"

Comentarios