DICCIOMANIA: Futbol...

jueves, 13 de junio de 2002
México, D F (apro)- ¿Encuentra alguna relación entre las palabras "futbol" y "peor" o "pésimo" (que no puede ser peor) o "pesimista"? Además de que estas tres últimas son adjetivos que bien pueden calificar la actuación de ciertos equipos o la sensación que deja un mal resultado en un partido y demás estados que provoca el futbol, la relación entre los cuatro términos se estrecha aún más en una raíz etimológica que tienen en común: "ped", que significa "pie" Esta raíz indoeuropea --lengua que se considera el origen de las distintas familias lingüísticas de Occidente--, derivó con el mismo significado ("pie") en las palabras latinas "pes" o "pedis", y de ahí llegó "pie" al español, así como "peaje" (que del latín pasó primero al francés "péage", que es "derecho de tránsito"), "pedal", "pedestal" y "pedestre", etcétera Lo interesante aquí es que la raíz indoeuropea "ped" también llegó a la lengua germánica convertida en "pod" y, con una modificación de la inicial, se hizo "fot", que también significa "pie" y que, según el Diccionario Etimológico Indoeuropeo de Edward A Roberts y Bárbara Pastor, es la raíz etimológica del inglés "foot", que también es "pie" Y, como se sabe, "foot" es la primera parte de la palabra "foot-ball", que entre los siglos XIX y XX se castellanizó como "futbol" --o "fútbol", que para la Academia Española es indistinto La raíz "ped" se encuentra con este mismo significado de "pie" en lenguas como el sánscrito "pad", el islandés antiguo "fotr", el alto alemán antiguo "fuoz" y el armenio "het" --que significa "huella"--, entre otras Por otro lado, la relación entre los pies y el futbol y los adjetivos "peor" o "pésimo" o "pesimista" es que, así como "ped" es la raíz nominal de "pie" o de "pedestal" --que son sustantivos--, en su forma de raíz verbal "ped" también significa "tropezar" Así, con la adición del sufijo comparativo "yor", de "ped" llegan al latín "peior" o "pejor", que significan "el que tropieza", y de ahí el castellano "peor", que es el adjetivo comparativo de malo, "de mala condición o de inferior calidad respecto de otra cosa" También de "ped", pero con el sufijo superlativo "samo", se forma el latín "pessimus", que significa "pésimo", y de ahí "pesimista", "pesimismo", etcétera Y también de esta raíz, pero con el sufijo "ko", se forma la palabra latina "pecco", que significa "cometer una falta", y de ahí "pecar", "pecado" o "impecable" (con el prefijo negativo "in-m") Aunque Joan Corominas atribuye la primera documentación histórica de la palabra "futbol" al Diccionario de la Academia de al menos 1899, el "Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española" --que es una edición "on line" de los 22 lexicones académicos-- indica que la primera definición fue introducida en el diccionario manual de 1927 En éste, la palabra "fútbol" --con acento en la "u"-- fue definida como "masculino Juego que consiste en lanzar con el pie un balón, según determinadas condiciones" Para la siguiente edición, la decimosexta, de 1936, la Academia le quitó el acento a la u --que volvería en 1950--, e introdujo la etimología: "del inglés foot, pie, y ball, pelota" En esa edición, también agregó que es un "juego entre dos equipos", y otros rasgos Para 1970, la Academia desarrolló una definición mucho más detallada que las anteriores, y explicó que "fútbol (es el) juego entre dos equipos de once jugadores cada uno, cuya finalidad es hacer pasar un balón de cuero por una puerta simulada que defiende cada uno de los bandos, impulsándolo conforme a reglas determinadas, de las que la más característica es la que prohíbe el que sea tocado con las manos, salvo por un solo jugador que guarda la puerta y en una determinada zona" Para 1984, la misma fuente cambió el término de "puerta simulada" por el de "portería", y en 1989 eliminó la traducción y, en general, la mención del origen inglés de la palabra, misma que volvió a retomar en 1992 La definición no cambió sino hasta la última edición del Diccionario, de octubre del 2001, cuando la Academia agregó que el balón tampoco puede ser tocado con los brazos, y eliminó la mención al "jugador que guarda la puerta", que aún no llama "portero" --aunque sí incluye este término, y en la quinta acepción señala que es un "jugador que en algunos deportes defiende la portería de su bando" Otra novedad de la última edición es que agregó las acepciones "americano" y "sala" (sin la preposición "de") De la primera, el DRAE define que es que el "deporte de origen estadunidense, más parecido al rugby que al fútbol (o futbol, es indistinto), cuyos jugadores llevan aparatosas protecciones para la cabeza y el cuerpo, dada la violencia del juego" Y de la segunda, dice que es la "modalidad del fútbol, que se juega en un recinto más pequeño, generalmente cubierto, con cinco jugadores por equipo" Sobre la acentuación inglesa "fútbol", Joan Corominas y José A Pascual dicen en su diccionario --sin considerar la costumbre en México--, que ésta es general en América y que ha ganado terreno en España, donde "futbol", sin acento, había tenido bastante arraigo en la primera mitad del siglo Finalmente, esta misma fuente agrega que el neologismo "balompié" --una traducción muy literal del nombre inglés-- no se ha logrado generalizar y sólo alcanzó cierta difusión en la prensa madrileña (Comentarios y sugerencias: srodriguez@procesocommx)

Comentarios