BUZON DE APOCRIFOS: Campeonato

miércoles, 19 de junio de 2002
México, D F (apro)- "Vivan las patadas": Yo Queridos, entusiastas y masivos militantes de la más grande cofradía deportiva del mundo, espero que perdonen que haya epigrafeado (¿será correcto el uso de esta palabra?) la presenté con mi grito de guerra, pero es que estoy enardecido, pues me llena el buche de piedritas el que, con motivo del Campeonato Mundial de nuestro deporte rey, no falten los que se dedican a ponerle pelos a la sopa con comentarios, artículos y hasta ensayos intentando ningunearlo, ponerlo en ridículo, e incluso satanizarlo La mera verdad es que, y seguro que a ustedes también, me importa un pito que los tales se expriman la sesera para decirnos y convencernos de que el deporte de nuestros amores, el futbol, nada o muy poco conserva de lo mismo, ya que la sociedad en la que vivimos, en esencia y presencia consumista, ha terminado por convertirlo en una mercancía más; mercancía que para nada es ajena a la especulación financiera, la comercialización, la publicidad y su instrumentalización por parte de los políticos; mercancía en la que, por lo tanto, tienen más fuerza y más la conforman los intereses económicos y los aprovechamientos de la política Esas y otras razones parecidas, digo, me importan un pito, así como el que hayan llegado a decir que los encuentros de nuestro adorado deporte tienen mas de circo romano que de palestra griega Lo que hace que me hierva el buche es que, bajita la mano, con dorarnos la píldora con eso de que los intereses económicos y la manipulación política son los culpables de haber convertido el fut en un factor de la imbecilización individual y social, en un medio de distracción para apartar a las masas de los graves y grandes problemas económicos que las afectan, en el fondo nos vean, a ustedes y a mí, fervientes espectadores de los encuentros de futbol como estúpidos borregos, integrados en un sumiso rebaño, al que es fácil llevar y guiar con entusiasmos imbéciles calculadamente provocados Eso no lo admito, pues los críticos que tal dicen, encubierta o descaradamente, con tal supuesto demuestran que no saben ver más allá de lo que escupen Esto lo digo y lo sostengo porque si de encontrar simbolismos y significados en el futbol se trata, nosotros, los entusiastas espectadores del mismo, también podemos encontrar y exponer los que respaldan y hasta justifican nuestra entusiasta afición Vean: vivimos en un mundo de cambios vertiginosos que confunden y angustian al hombre; cambios debidos al progreso acelerado de la ciencia, de la tecnología de punta, que hacen que el hombre se sienta limitado, superado en sus facultades naturales, como la fuerza, la resistencia, de su habilidad ¡Ah, que lejos estamos del tiempo en que el individuo podía satisfacer sus necesidades utilizando las mismas! Y lejos también, aunque muchísimo menos, del tiempo en que los civiles, con palos, aperos de labranza o simples picas, podían hacer frente y hasta vencer a militares armado con fusil de chispa Vivimos, digo, en un mundo abierto, que de tan permisivo a la competencia para el éxito, raya en un importamadrismo que está disolviendo los significados y fuerza de unión que tenían las redes sociales tradicionales Bien En este nuevo mundo tan cambiado y cambiante, el futbol, sobre todo en su Campeonato Mundial, es el único deporte que, de manera masiva y profundo significado de identidad nacional, abre un espacio planetario para que países e individuos, la inmensa mayoría de los últimos como espectadores, puedan competir, soñar, e incluso paladear el embriagante sabor del éxito con el simple uso de facultades naturales como la fuerza, la resistencia y la habilidad, por lo que es, con todos los asegunes que quieran, un medio y un espacio de la igualdad y libertad incluyente A esto hay que añadir simbolismos de más profundo y obscuro significado El balón con el que se juega y pone de manifiesto la facultades posibles a todo hombre: fuerza, resistencia o habilidad, ¿no es redondo, como el mundo que con sus cambios confunde y desorienta al hombre, mundo que con su ciencia y tecnología de punta lo hace sentirse limitado, superado y casi obsoleto? ¡Imagínense, entonces, el inmenso placer, la intensa alegría, de tratarlo y verlo tratado a patadas por medio de ellas hacerse del mismo, conducirlo y con el simple recurso del empleo de facultades naturales como la fuerza, la resistencia o la habilidad, incluso, conseguir el éxito supremo: goool! Por lo escrito, considero que los millones de entusiastas del futbol, tanto activos como pasivos, practicantes y espectadores, muy bien pueden decir parafraseando al filósofo Descartes: ¡PATEO, LUEGO EXISTO! ¿O no? Igualmente, por lo expuesto, considero que se justifica mi atrevimiento de poner de epígrafe de la presente mi rito de guerra: "¡Vivan las patadas!", siempre que se den al balón, claro Como "fan" de hueso colorado que soy del futbol y acatando la regla de "juego limpio" que exige nuestro deporte rey, me despido de ustedes con el lema "que gane el mejor", deseando que el mejor sea el equipo de mis amores? o que le ayude la suerte, que eso también cuenta Sin más JUAN AFICIONADO

Comentarios