REPORTE: El IVA de ida y vuelta

miércoles, 19 de junio de 2002
México, D F (apro)- Parecería que ahora que el presidente Vicente Fox anunció que debía reintegrarse con estímulos a la industria editorial el equivalente al IVA que se le cobra, se pensaría que hay ya una política certera en la escabrosa relación con la cultura en este sexenio Nada más que la medida se anuncia como una rectificación, pues simplemente la aplicación del IVA la dio a conocer precisamente el gobierno el 30 de mayo, apenas hace doce días Lo que pasa es que el gravamen venía a acumularse al de los derechos de autor, que tanto revuelo causó, pero que no se ha eliminado En el caso del IVA, Fox se echaba entera en contra a la industria de los libros, pero también a los editores de diarios y revistas Así, más que la definición de un enrutamiento, parece que Fox o sus asesores han decidido ya no seguir abriendo frentes en esto de la cultura, que desde la equivocación presidencial en el nombre de Borges ha ido de mal en peor, provocando no sólo burlas, sino malestar de veras, como en el caso de la carga fiscal a los derechos de autor, un hecho que, como lo ha venido informando Apro, se ha repetido cada sexenio De ahí que Ramón Obón, uno de los especialistas en derecho de autor, extitular del jurídico de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), señalara que el IVA al libro era una contradicción con la reciente puesta en marcha del programa "México, país de lectores" "Hay una conducta errática del foxismo en relación con la cultura de este país ?refiere Obón-- No hay una política cultural, sino una incongruencia No se ha entendido que quitar el ISR a los autores es un desestímulo a la creación Y al no haber autores, no hay creación "Haberle puesto el IVA al libro es absurdo en un país donde el libro es muy caro, donde el ingreso per cápita es raquítico y donde no hay lectores Entonces, para qué gastarse tantos millones de pesos en un programa paralelo como el de ?México, país de lectores?" Obón va más allá y se pregunta: "¿Un país de lectores sin libros? ¿Un país de lectores sin lectores? ¿Qué van a leer?" Se olvida, dice, que el 8 de julio del 2000, en el "Diario Oficial", se promulgó la Ley de Fomento para el Libro y la Lectura, durante el gobierno de Ernesto Zedillo Se trata de una ley federal y de orden público e interés social, dicta Obón, "que tiene por objeto fomentar y promover la lectura, promover la producción, distribución y calidad del libro mexicano y facilitar su acceso a toda la población" El capítulo cuarto, detalla, establece las atribuciones y obligaciones de las autoridades, que son "realizar el programa nacional del fomento a la lectura y el libro" El quinto, relativo al sistema educativo nacional, se refiere a promover la lectura de los libros publicados en México y difundirlos en todas las bibliotecas del país "Pero todo eso se olvida --expone Obón--, pasando por encima del derecho, de leyes federales como de compromisos internacionales, la ley del libro misma, y manifiesta un profundo desprecio por la cultura" Mientras, por otro lado, programas como "Big Brother" son difundidos masivamente "Si no se fomenta la creación, llegará el día en que no vamos a tener cultura que oponer antes la invasión de otros países ?señala el especialista en su despacho-- Se producirá una erosión cultural de profundas consecuencias Está imperando el derecho de la fuerza sobre la fuerza del derecho" ¿O acaso el argumento este, de fomentar la creación, en efecto, convenció al presidente, sólo porque se lo adujera César Luis Menotti en Canal 13, durante el programa deportivo en el cual José Ramón Fernández los enlazó junto con el entrenador de la Selección Nacional de Futbol, Javier Aguirre, y el capitán Rafael Márquez? Ahí Menotti, con su capacidad expresiva y tocando el filo de la emotividad debido a la situación actual que vive su país, Argentina, le pidió que no abandonara el deporte, que el pueblo lo necesitaba, que era una necesidad cultural, que los pueblos necesitaban de la cultura para vivir Fox, conmovido, puso algún ejemplo de su interés por la cultura deportiva, y prometió al extécnico de la selección argentina que, "mente sana en cuerpo sano", y se siguió emocionado para decir a los futbolistas mexicanos que iban a ganar ante Italia Dos días después vino la rectificación sobre el IVA De ida y vuelta, como un balón perdido