DICCIOMANIA: Amigos

martes, 25 de junio de 2002
México, D F (apro)- Cada escándalo tiene su léxico Si se hiciera un diccionario de términos relacionados con la investigación del financiamiento de la campaña de Vicente Fox --que incluyera definiciones de "interpósita persona" o de "Coca-cola", y aun de "azúcar"--, se podría empezar con la palabra "amigo", y citarla como el sustantivo de la incómoda expresión los "Amigos de Fox" Ahí se consignaría que esta palabra ("amigos"), muy desgastada en la primavera mexicana del 2002, tiene de cualquier manera una relación directa con la palabra "amor" y una raíz indoeuropea, amma, que significa "madre" También se diría que la devaluación del concepto "amigo" lleva ya alrededor de tres siglos en el español y, que términos académicos, sólo el primer Diccionario de Autoridades, de 1726, lo definió con todo su esplendor: "Amigo (ga) s m y f La persona que tiene amistad, amor y cariño a otra" Pero luego la Academia eliminó conceptos como "persona" y "cariño", y en el diccionario de 1770 la dejó sólo como "el que tiene amistad", y a ésta como "amor, benevolencia y confianza recíproca" De ese siglo a la fecha hay varios cambios Uno importante es que, aun cuando la definición de 1770 constaba de cuatro acepciones positivas, la más reciente edición del diccionario académico puso en segundo lugar una acepción que en 1992 era la quinta, la cual advierte que "amigo" también se puede usar como un "tratamiento afectuoso, aunque no haya verdadera amistad" Así, dice la lexicógrafa española María Moliner que la palabra "amigo" --que en México también es sinónimo de "compañero", "camarada", "compinche", "uña y carne", "camarada", "cuate", "cuaderno" o "compa"-- se aplica a una persona en relación con otra con la que tiene trato de afecto y confianza recíprocos, que viene del latín amicus, y éste deriva de amare, que significa amar La enciclopedia del Idioma, de Martín Alonso, por su parte, agrega que la palabra "amigo" se usa, al menos desde el Siglo XII, y que una de sus primeras documentaciones se encuentra en el poema del Mío Cid ("aun cerca o tarde el rey querer me ha por amigo?") La palabra "amiga", según la misma fuente, empezó a usarse en el Siglo XV, y se documentó, por primera vez, en la obra de Fernando de Rojas, La Celestina, incluso con el sentido de manceba o concubina, aunque también de compañera: "A mi fe, la vejez no es sino mesón de enfermedades, posada de pensamientos, amiga de rencillas, congoja continua?" Pero aun con todo, la nobleza del término, la sabiduría popular, que rebasa a toda academia, y sin conocer a Lino Korrodi, acuñó varios refranes que lanzaban advertencias contra los malos amigos Así, y en el lenguaje que mejor entiende Fox, al menos desde el Siglo XVII se escucha que "al amigo que no es cierto, con un ojo cerrado y el otro abierto", o "amigo no presta y cuchillo que no corta, que pierda poco importa", o el que advierte contra la amistad de gente de mala condición, al decir que "a su amigo, el gato le deja siempre señalado", o "amigos y libros, pocos, buenos y bien conocidos", y uno más moderno que enseña que "entre dos amigos, un notario y dos testigos"

Comentarios