Arte e identidad, proyecto de seis artistas mexicanas y norteamericanas

lunes, 1 de julio de 2002
México, D F (apro)- La eterna confrontación entre el arte local y universal, la globalización y el resurgimiento de los nacionalismos, son el marco para que un grupo de mujeres artistas reflexione sobre el tema de la identidad Reunidas en la sede del Taller de los Trópicos, localizado en la calle de Tapachula, en la colonia Roma, Tita Bilbao, Antonia Guerrero, Vita Giorgi, Gerri Lejtik, Rebeca Spivack comentan sus inquietudes en torno a la situación actual del género humano, en un mundo trastocado por el intercambio cultural entre naciones y por sucesos como el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, el pasado 11 de septiembre Todas participan, junto con Micaela Amato, en la exposición plástica "Identidad/Identity", que la noche de este miércoles 26 de junio se abre en la Galería Art Forum de Eva Beloglovsky (Bosque de Durazno 765, Bosques de Chapultepec) El proyecto para esta muestra partió de la iniciativa de Antonia Guerrero, quien cuenta que desde hace un año planeó invitar, "en un contexto bicultural", a un grupo de artistas norteamericanas y mexicanas, para que experimentaran en el medio digital Para darle un carácter especial, decidió además que trabajaran el tema de la identidad: "Es un tema que conlleva un sinnúmero de interpretaciones y significados, y cada cual lo explora según su contexto cultural y su perspectiva personal" Y es que el grupo se compone de tres artistas que habitan en Nueva York; es el caso de Amato, Giorgi y Spivack, y tres en la Ciudad de México: Bilbao, Lejtik y Guerrero, pero todas viajan constantemente a ambas ciudades y otras partes del mundo, por lo cual tienen en su bagaje una mezcla cultural SIN PUREZA El proyecto, explica Lejtik, confronta las dos nacionalidades: "Habla de dos grandes urbes y nos lleva a tratar el tema en forma más global, más universal" Se pregunta para sí la artista fundadora del Taller de los Trópicos y egresada de instituciones como La Sorbona de París, la Universidad de Bella Terra en Barcelona y el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes de México: "¿Cuál es nuestra identidad como ciudadanas, en estas dos urbes tan monstruosas en las que siempre tenemos influencia de otras ciudades, países y nacionalidades, que van cambiando nuestra identidad, que ya no es tan local?" Su percepción es que como ambas ciudades son cosmopolitas, siempre circula gente de todo el mundo, con lo cual se modifican las identidades y la visión sobre el concepto de identidad Añade que esa situación las obligó a pensar, conversar, confrontar e intercambiar sus ideas, pues el tema es muy amplio y no se trata sólo de si se es mexicano, norteamericano o no Habla de su propio caso porque es descendiente de europeos, piensa entonces que está muy lejos de los antepasados aztecas o mayas, sin que por ello deje de ser mexicana Sucede lo mismo con Vita Giorgi, que siendo de origen italiano, vivió un tiempo en México y posteriormente se fue a radicar a Nueva York; y con Spivack, cuyos padres son también europeos: "Ninguna de nosotras tiene una pureza hacia un país específico, una raíz estrictamente norteamericana, mexicana o europea, eso nos enriquece porque estamos llenas de nacionalidades diferentes" Nacida en Sicilia y arraigada en Manhattan desde los setenta, Vita Giorgi vivió tristemente la catástrofe del 11 de septiembre del 2001, y creó una serie de pinturas como reacción Dice ahora sobre esta nueva empresa: "Para mí este proyecto fue fantástico, porque desde hace como seis años he trabajado el tema de la identidad En mi opinión es como un cuchillo de dos filos, pues todos tenemos una identidad; sería horrible que fuéramos iguales, muy aburrido, pero desde hace varios años la identidad se usa como un arma de odio, entonces ha habido grandísimas destrucciones religiosas, económicas, sociales, sexuales" Añade respecto de su toma de posición: "Los seres humanos somos iguales, tenemos color de piel diferente, pero en el fondo somos iguales, y lo que me interesa es la exploración del ser humano confrontándose, porque somos parte de la sociedad y tenemos que confrontarla, no podemos cerrarnos y ser sólo artistas plásticas; para mí es importante el aspecto social" De hecho las exposiciones que considera más importantes en su trayectoria son aquellas donde ha podido expresar sus preocupaciones, entre ellas la colectiva "Confrontación", que se manifestó contra los abusos de poder de la junta militar de Brasil, y "Tapados", sobre el tema de la tortura Sobre el 11 de septiembre, opina también Antonia Guerrero, para quien el suceso "removió muchas cosas" e hizo que el panorama mundial se abriera en forma "brusca y trágica, pero también necesaria" "El cuestionamiento de lo que sucede a escala mundial nos toca a todos, y es otra de las inquietudes que se presentan en la exposición al abordar el tema de la identidad: el mundo del Islam, el judío, las confrontaciones religiosas en varias partes del mundo, las relaciones primer-tercer mundos, los procesos de mestizaje, los nuevos híbridos culturales ATAQUE A 60 NACIONES En su opinión, el atentado a Nueva York cambió muchas percepciones, pues en esa ciudad están representadas todas las religiones del mundo y cerca de 60 nacionalidades Coincide en ello Rebeca Spivack, quien añade que aquel 11 de septiembre gente de 60 naciones fue aniquilada La exposición es un medio para dar a conocer sus voces de mujeres No es una actitud feminista ni mucho menos, aclaran, e incluso plantean la posibilidad de incorporar --más adelante-- al proyecto a artistas hombres, pero dice Guerrero, "con todo respeto para los varones": "Encuentro que hay artistas que tienen visiones muy especiales, enriquecedoras, inteligentes y, en este caso, las que invité me pareció que cada una llena esa característica" Y abunda sobre los sucesos en Nueva York: "Coincido con Gerri en el sentido de que estamos en una tercera guerra mundial, la humanidad entera ante una gran precariedad, y las decisiones mayores ante el destino humano la están tomando hombres Entonces, esta muestra es como un pequeño gesto de dar voz a las mujeres" E insiste que no se trata de un "feminismo a ultranza", y destaca que cada una de ellas tiene un punto de vista particular sobre el asunto y no las une ni ideología ni posición política alguna "Es una pequeña alternativa, la posibilidad de que el arte sea un discurso para armonizar las diferencias o las partes ríspidas de nuestra sociedad" Tercia Giorgi, indignada por el trato que en varias regiones del mundo se da a las mujeres y que ha podido ver a través de los medios de comunicación: "Nosotras tenemos una posición privilegiada, a muchas ni siquiera las consideran seres humanos, en este aspecto se trata de dar voz a quien no la ha tenido" Las obras de la exposición "Identidad/Identity" fueron creadas en un lapso de dos semanas, en sesiones maratónicas de trabajo en el Taller de los Trópicos, dirigido y fundado desde hace tres años por Lejtik, con el fin de ofrecer un sitio a los artistas interesados en experimentar con gráfica digital "Esto le da un carácter muy especial al proyecto --opina Guerrero--, por el hecho que nos encontremos en este grupo de artistas colaborando, compartiendo un proceso creativo y por darle al arte un sentido de cuestionamiento y de crítica hacia el contexto histórico que estamos viviendo actualmente" Las artistas se han propuesto realizar una segunda etapa del proyecto en la ciudad de Oaxaca, y el año entrante en la de Nueva York, así como ampliar sus vínculos de colaboración con otros artistas

Comentarios