ARTES PLASTICAS/TRAS EL TRAZO: Nueva exposición de Fernando del Paso

lunes, 22 de julio de 2002
México, D F, (apro)- El escritor Fernando del Paso vuelve a las andadas plásticas Y así como hace un par de años logró exponer en el Museo de Arte Moderno su exposición "2000 caras de cara al 2000", que hace unos meses se presentó --dividida-- en diferentes estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, ahora llega al Palacio de Bellas Artes El pasado jueves 11 de julio se inauguró la exposición "Castillos en el aire", conformada por una serie de dibujos, tras la presentación del libro poemario del mismo nombre, realizado e ilustrado por Del Paso Aunque durante la presentación editorial el autor de "Palinuro de México" aclaró que los dibujos no son ilustraciones de los poemas, sino que ambos se complementan y "coexisten equidistantes para que cada uno cree su propio espacio" Editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), en la colección Tezontle, el libro reúne veintiún poemas y diecinueve dibujos realizados en tinta, porque según el escritor, aunque ha incursionado en diferentes técnicas, particularmente cuando hizo su muestra de 2 mil dibujos, le gusta más la tinta sobre cartulina: "Me siento como pez en el agua o, mejor dicho, como pez en la tinta" Los poemas están escritos en prosa: "Viejos estos castillos, antiguos como la mirada de los dioses, entierran su edad en una geografía ilustrada con campiñas amuralladas donde crecen rosas salvajes, cuyos pétalos imitan la mueca estéril de una estrella negra Fue así como nació la maldición: las brujas comenzaron a parir extraños seres de hueso y niebla, y las desventuradas hadas, encintas de nieve y azogue, parieron ángeles con tres alas" Los dibujos se inscriben, todos, en un círculo, que se transforma en un par de ellos en un polígono Ninguno es propiamente un castillo pero en todos se reproducen elementos que remontan a épocas medievales de épicas batallas, con sus altas torres, sus bardas de grandes adoquines, sus inalcanzables ventanas, sus laberínticos caminos En algunos se repiten los detalles obsesivamente Un árbol de pie, de cabeza, de un lado, del otro, que incluso aparece debajo, como creciendo en ángulo recto de otro más frondoso, cuya copa hace de cielo para el resto del conjunto No se puede ignorar la imitación o influencia de la pintora surrealista Remedios Varo El mismo autor la reconoce presente, así como también a Víctor Hugo, con sus castillos tenebrosos, y a Gustav Doré, a quien, dice, adoró "por sus grabados de ?El Quijote de la Divina Comedia?" El libro está dedicado al dibujante holandés Maurits Cornelis Escher, a quien llaman el mago del engaño y de la ilusión óptica: "Lo descubrí a mi llegada a Londres en 1971, cuando su fama comenzaba a crecer como la espuma, y no es una fama efímera, pues algunos de sus diseños, como aquellos pájaros que se transforman en peces y viceversa, han llegado hasta a los tapetes de Chiconcuac" Del Paso dice que no es el único escritor que dibuja y cita a Poe, las hermanas Brönte, Strienberg, Miller, Cocteau y García Lorca, entre otros Aun así el escritor no convence a muchos La misma historiadora y crítica de arte Teresa del Conde, exdirectora del MAM, confesó haberle abierto las puertas de ese recinto para la exposición de "2000 mil caras" por indicaciones del entonces presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar Esta nueva muestra estará abierta hasta el 23 de julio en la sala "Amado Boari", del Palacio de Bellas Artes, organizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes, el FCE y El Colegio Nacional

Comentarios