Contra la delincuencia y drogadicción: música

martes, 30 de julio de 2002
México, D F (apro)-Hace dieciocho años se concibió la idea de trasplantar a México el sistema de formación de orquestas juveniles e infantiles que Venezuela había emprendido con gran éxito Muchos de los niños y jóvenes que hoy integran las orquestas mexicanas ni siquiera habían nacido cuando el desaparecido director orquestal Eduardo Mata, entusiasmado por la idea, escribió una carta al entonces secretario de Educación Pública Miguel González Avelar Los primeros frutos de este programa, que a lo largo de su historia ha debido superar diversos avatares, están rindiendo, asegura Sergio Ramírez Cárdenas, director del ahora llamado Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), al señalar que en las orquestas profesionales del país hay ya egresados de este proyecto Sin embargo, no ha perdido su esencia que no es la formación de músicos profesionales sino de individuos Así lo expresó en abril de 1988 el director Fernando Lozano, coordinador del entonces llamado Programa de Orquestas y Coros Juveniles de México (OCJM), en una entrevista con el semanario Proceso: "La idea es formar muchachos sanos, no músicos; no tiene nada que ver con la enseñanza profesional de la música" Cambio en la sociología El programa nació en Venezuela por iniciativa de quien era entonces su ministro de Cultura, el economista, compositor y director de Orquesta José Antonio Abreú Eduardo Mata lo conoció a finales de la década de los años ochenta, al dirigir como huésped a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar integrada en su totalidad por jóvenes músicos venezolanos Al volver a México, Mata emocionado contó a Manuel de la Cera, que entonces se desempeñaba como director de Promoción Cultural del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y a Fernando Lozano, que había dirigido la mejor orquesta de Latinoamérica El director estaba convencido de que el proyecto musical había "cambiado la sociología de Venezuela" Lozano y De la Cera narraron a la desaparecida revista "Memoria de Papel": "Hicimos contacto y viajamos a Venezuela, y lo que vimos y escuchamos, en efecto, nos conmocionó En primer lugar por tratarse de avances tan espectaculares en un país latinoamericano con problemas similares a los que tenemos en México, además de que Carlos Chávez ayudó en sus inicios al movimiento, por lo que pensamos que podría intentarse en nuestro país" Así surgió Orquestas y Coros Juveniles de México (OCJM), impulsado en sus inicios por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el entonces Departamento del Distrito Federal (DDF) y los gobiernos de los Estados Sus oficinas centrales se ubicaban en terrenos del Bosque de Chapultepec, pertenecientes al DDF Era apoyada también por la Orquesta Juvenil Mexicana creada en 1987 por el mismo Lozano En 1996 Lozano dejó de dirigir el programa que fue asumido por el también director de orquesta Eduardo Diazmuñoz, quien posteriormente fue removido del cargo acusado de nepotismo Entonces lo sustituyó Fernando García Torres y cambió su sede a las oficinas centrales de Conaculta, en el Centro Histórico Tras un litigio que se ventiló en los medios, el programa cambió su nombre por el de Programa Nacional de Fomento Musical y sigue operando bajo la coordinación de Conaculta con apoyo de los gobiernos estatales y municipales Programa social En entrevista con esta agencia, Ramírez Cárdenas reiteró que el propósito central del programa no es la enseñanza profesional, aunque sí ha formado músicos: "Obviamente sí es un semillero de músicos profesionales que las orquestas juveniles están dando ya a la música profesional, muchos jóvenes entran a las orquestas sin saber qué quieren hacer y poco a poco se van enamorando del oficio, de la profesión y terminan siendo músicos profesionales" Lo más importante en su opinión es, sin embargo, sus aportaciones fuera del ámbito musical: "La parte social: estamos impulsando proyectos donde cualquier niño puede ingresar a estas orquestas sin que quiera ser músico profesional Tenemos la certeza de que la música debe ser parte de la formación integral e individual de un ser humano y como tal se admite en estos proyectos a un conglomerado de niños y jóvenes, de dónde vengan" Demuestran así, subrayó el director, que cuando los niños y jóvenes tienen un objetivo en la vida, pueden lograrlo con disciplina, orden y constancia: "Estos niños y jóvenes que tocan en foros tan importantes como el Palacio de Bellas Artes, seguramente van a ser unos grandes profesionistas sea lo que sea que hagan, porque saben cómo lograr objetivos de alta envergadura, objetivos de excelencia en su vida y esto es parte de la formación fundamental que necesitamos en este país" Ramírez Cárdenas encabezó una conferencia de prensa en la Sala Manuel M Ponce, para anunciar la segunda gira nacional de conciertos de la Orquesta Sinfónica Infantil de México, conformado por integrantes de diversas orquestas juveniles del país y alumnos de enseñanza musical Durante la rueda reconoció que "desgraciadamente", este programa que parece ofrecer alternativas de formación y entretenimiento a los niños y jóvenes de todo el país no alcanza para todos: "Nuestro trabajo dentro del espectro de Conaculta, es social, muy vinculado a las comunidades Ofrecemos proyectos de participación para niños y jóvenes tanto en el terreno de las orquestas como de los coros y bandas, para que utilicen su tiempo libre en una actividad creativa, sana, productiva, evitando así la drogadicción, la delincuencia y una serie de desviaciones sociales que muchas veces se dan justamente por falta de alternativas "Incluso también los sacamos de la tele, los juegos electrónicos y todas esas cosas que en exceso llegan a ser totalmente nocivos para la formación integral de los jóvenes" Pero admitió: "Desgraciadamente, como toda empresa, tenemos un límite de recursos y esa es nuestro principal obstáculo para llegar a las comunidades" Añadió que en cambio cuentan con programas de colaboración en zonas como la Sierra Mixe de Oaxaca o la Sierra de Puebla, donde apoyan a instituciones estatales y municipales en aspectos académicos y de repertorio En la entrevista abundó también en que cuando identifican a jóvenes con talento musical especial los canalizan a otras instituciones para que puedan desarrollarse profesionalmente Algunos pueden incluso incorporarse a orquestas juveniles como son la Orquesta Juvenil de México y la Sinfónica Carlos Chávez La OSIM Los mejores integrantes de las orquestas infantiles del país conforman cada año la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) Son más de 160 niños de entre 8 y 15 años de edad, provenientes de 32 entidades del país A partir del domingo 28 de julio inició su Segunda Gira Nacional de Conciertos que tiene, entre otros objetivos, el de brindar a los pequeños músicos la oportunidad de formar parte de un ensamble musical con representación nacional "de excelencia" Dijo convencido Ramírez Cárdenas: "Es una orquesta que vale la pena, no sólo trabajar en el proyecto, vale la pena escucharla porque suena realmente muy bien" La gira comenzó en la ciudad de México, con un concierto en el Palacio de Bellas Artes El domingo 29 estuvieron en Puebla, el 30 y 31 de julio en Veracruz, el 2 de agosto irán a Tampico, el 3 a Ciudad Madero, el 4 a Ciudad Victoria, el 5 a Matamoros, el 6 a Reynosa, el 7 a Nuevo Laredo, el 8 y 9 a Monterrey, y el 11 a Querétaro El programa será el mismo en todas las sedes: Danza de "Carmina Burana", de Carl Orff; "Danza Eslava #1 y 8", de Antonin Dvórak; "Coral y fuga", de Johann Sebastian Bach; Suite de "Carmen", de George Bizet; Obertura "Poeta y Campesino", de Franz von Suppé; "Danzón # 2", de Arturo Márquez; "Villanesca", de Enrique Granados; "Nahuales y Chaneques", de Manuel Enríquez; y "Huapango", de José Pablo Moncayo Los interesados en inscribirse a las orquestas infantiles y juveniles pueden solicitar información en el SNFM al teléfono 55-21-06-85 y en las entidades del país acudir a las instituciones de cultura estatales "La idea fundamental --concluyó Ramírez Cárdenas-- es que los proyectos tengan un arraigo en su entidad y se sustenten en los apoyos y el compromiso de las instituciones, asociaciones civiles o empresas de la entidad, si no surge como un proyecto y una necesidad local no funciona porque no se pueden crear proyectos del centro hacia fuera, no resultan"

Comentarios