ADELANTO DE LIBROS: "El lector de... Albert Camus", de Florence Estrade

lunes, 8 de julio de 2002
México, D F (apro)- En estas épocas de desmemoria, donde a decir del poeta José Emilio Pacheco se ha perdido "eso que llamamos la cultura general", hay que recurrir a manuales para conocer el pensamiento de los filósofos Así, tenemos frente a nosotros una especie de libro de texto adjunto del alumno de filosofía básica para adentrarnos en la obra de Albert Camus, en "El lector de Albert Camus", de Florence Estrade, que publica Océano De manera que la profunda complejidad de libros como "El extranjero" y "La peste" (novelas), "El hombre rebelde" y "El mito de Sísifo" (filosofía) y "El malentendido" y "Calígula" (teatro) ahora los tenemos a la mano en este cuaderno-auxiliar que nos ofrece: --Una biografía íntima del autor y su entorno vital (por ejemplo, "le encantaba nadar desnudo en el mar") --La elaboración de sus escritos y su repercusión --Numerosos cuadros explicativos --Análisis detallado de todas sus obras --Cronología de Camus y su época De la autora no dice nada la edición Pero tomamos la introducción del manual introductorio, para regocijo de lectores cuyo filósofo preferido es el hispano Fernando Savater * * * ¿Futbolista? ¿Escrito? ¿Filósofo? ¿Periodista? ¿Moralista? ¿Director de conciencias? ¿Humanista? ¿Dramaturgo? Albert Camus es un poco todo esto, además de ser uno de los escritores y pensadores más representativos de la Francia de la posguerra Con su obra en constante movimiento -- como su pensamiento--, Camus visitó los géneros literarios (novela, ensayo y teatro) aportando una dimensión nueva ala figura contradictoria del hombre ¿Quién se hubiera imaginado que el niño pobre del barrio obrero de Belcourt recibiría el Premio Nobel de Literatura en 1957? Camus nació en el seno de una familia pobre de pequeños colonos franceses instalados en Argelia La ausencia del padre (muerto en combate), el silencio de la madre (parcialmente sorda) y la tiranía de la abuela constituyeron las únicas referencias de Camus hasta entrar en la escuela primaria Entre el español -- a lengua materna-- y el francés --la lengua de la escuela-- Camus impuso la segunda a toda la familia para ser como los demás niños Cuando su maestro, Louis Germain, se dio cuenta de que su alumno tenía facilidades para estudiar, le animó para que cursara secundaria A partir de ese momento, Camus descubrió nuevos horizontes y se rebeló contra su condición Se dio cuenta de que "La memoria de los pobres está menos alimentada que la de los ricos, tienen menos puntos de referencia en el espacio, puesto que raras veces dejan el lugar donde viven, y también menos puntos de referencia en el tiempo de una vida uniforme y gris Tienen, claro está, la memoria del corazón que es la más segura, dicen, pero el corazón se gasta con la pena y el trabajo, olvida más rápido bajo el peso de la fatiga El tiempo perdido solo lo recuperan los ricos Para los pobres el tiempo solo marca los vagos rastros del camino de la muerte?" Sin saberlo, con ese primer acto de rebelión contra una muerte absurda, Camus había encontrado una explicación al destino del hombre, la base de su obra futura Como si se tratara de un puzzle, cada uno de los escritos de Camus funcionan de manera autónoma, imbricándose los unos en los otros La unidad del conjunto radica en los temas recurrentes: el absurdo, la rebelión y las dudas A través de su escritura, Camus aborda una visión del mundo basada en dos principios contradictorios: la lucidez y la pasión En su discurso con motivo de la entrega del Premio Nobel, Camus explicó que "tenía un plan preciso cuando (empezó su) obra: primero quería expresar la negación Bajo tres formas Novelesca: "El extranjero" Dramática: "Calígula", "El malentendido" Ideológica: "El mito de Sísifo" Preveía el ciclo positivo también bajo tres formas Novelesca: "La peste" Dramática: "El estado de sitio" y "Los justos" Ideológica: "El hombre rebelde" Entreveía una tercera capa alrededor del tema del amor El ciclo de la negación, más conocido bajo el nombre de ciclo del absurdo, explora el insoportable destino del hombre mortal en comunión-oposición con el mundo eterno que le rodea La toma de conciencia de este disparate conduce inevitablemente al hombre a rebelarse contra su destino y buscar desesperadamente un sentido al mundo Al inscribirse en el contexto histórico de la barbarie de la segunda Guerra Mundial, este ciclo inmortaliza las angustias colectivas universales El ciclo positivo o ciclo de las rebelión propone una actitud frente al absurdo de la vida La rebelión y no la revolución es el lema de Camus para combatir activamente las injusticias que existen y destruyen la humanidad La rebelión, aunque se trate de un acto individual aislado, permite que la colectividad exista ("me rebelo luego existimos") Entre soledad y fraternidad, Camus rechaza el auxilio divino Los actos de rebelión contra el absurdo que propone el autor consisten en la búsqueda de una ética y una estética de la contradicción y del rechazo Con su escritura rebelde, Camus consiguió renovar los conceptos de los géneros literarios gracias a su dominio de las reglas y, por consiguiente, de su consciente transgresión A pesar de que no tuvo tiempo de escribir la "tercera capa" de su obra, el amor a los hombres, a las mujeres y a la vida constituyen la base de sus escritos periodísticos y literarios y el verdadero motor de su escritura En definitiva, la obra abierta de Camus invita a los lectores a vivir conscientemente y pensar por sí mismos