Dolores Olmedo, herencia cultural

jueves, 1 de agosto de 2002
Reconocida por su trabajo intenso en busca de recopilar algunas de las muestras más representativas del arte nacional, entre las que figuran las colecciones más amplias de pinturas de Diego Rivera y Frida Kahlo, Dolores Olmedo murió la noche del sábado 27 de julio de un infarto al miocardio Su sepelio convocó a cantantes como María Victoria y a personajes políticos como el dirigente sindical Leonardo Rodríguez Alcaine y el expresidente Miguel de la Madrid Y es que en vida Dolores Olmedo se rodeó no sólo de artistas sino también de políticos que facilitaron su ascenso como empresaria y sus actividades para promocionar la obra de algunos artistas mexicanos Con estudios de derecho y de música, Olmedo destacó por sus actividades en pro del arte y también como figura de la construcción, fue fundadora de la empresa de Ingenieros Civiles Asociados (ICA) La riqueza que aglutinó a partir de esta actividad le permitió hacer inversiones en colecciones que actualmente se presentan en el museo bautizado con su nombre Ubicado en la antigua hacienda de la Noria en Xochimilco, en el sitio se encuentra un total de 600 piezas prehispánicas y artesanías de la época colonial Pero de las colecciones de Olmedo destacan sobre todo sus 145 cuadros de Diego Rivera y 25 de Frida Khalo, además de 45 dibujos y grabados de la rusa Angelina Beloff Toda esta riqueza cultural la donó en 1994 al pueblo de México, por considerar que no podía estar en manos de nadie más De hecho, la vocación de Olmedo por el arte nacional propició el rescate de varias obras que hubieran ido a parar a manos de coleccionistas extranjeros Instruyó a sus agentes para comprar arte mexicano en subastas realizadas en Nueva York y Londres Además, Olmedo gestionó la conversión de la obra de su amigo Diego Rivera, para quien posó, en patrimonio nacional Su hijo, Carlos Phillips se hará cargo del museo Dolores Olmedo, donde se depositarán los restos de ésta 29/07/02