ARTES PLASTICAS/TRAS EL TRAZO: Chucho Reyes, coleccionista en el MAM

lunes, 19 de agosto de 2002
México, D F (apro)- Como muchos artistas e intelectuales de su época, el pintor Jesús Reyes Ferreira fue un coleccionista de arte "Chucho Reyes es un artista ejemplar porque no sólo estudió y valoró la producción artística de México desde la época colonial hasta el siglo XX, sino que la coleccionó "No es un caso solitario pero es un caso excepcional de alguien que en vida fue mayormente un coleccionista, un anticuario, y que tuvo en paralelo una concepción pudorosa sobre su pintura, muy prudente, quizá muy consciente de que México entre los años veinte y cincuenta fue un país absolutamente prolífico en cuanto a pintores se refiere", definió en rueda de prensa Luis Martín Lozano, director del Museo de Arte Moderno (MAM) En dicho espacio, a partir del miércoles 14 de agosto se presenta la exposición "La mirada estética de Jesús Reyes Ferreira" Una mínima selección --181 piezas elegidas de entre "miles"-- de la colección del pintor mexicano Se exhiben pinturas del propio Reyes Ferreira, esculturas, piezas de marfil, oro, plata, arte colonial de los siglos XVII y XVIII, arte popular mexicano del siglo XIX y una serie de objetos atesorados por el artista, quien heredó de su padre el gusto por el coleccionismo Cuenta la investigadora Laura González Matute en el texto "Las entrañas del México popular y festivo en los papeles pintados de Jesús Reyes Ferreira", publicado en el catálogo que acompaña a la muestra, que el artista nació un 17 de octubre (cita que se han consignado como ciertos los años 1880, 1882 y 1884), en el seno de una familia tradicional "donde la fe religiosa y el conservadurismo imperaron como constantes" Buenaventura Reyes Zavala fue su padre, un coleccionista a quien se ha considerado "pionero en la historia del arte de Jalisco" por haber emprendido un estudio sobre los artistas lugareños que abarcó pintores, escultores, grabadores, músicos, actores, cantantes de ópera e "incluso bordadoras de su tiempo" La investigadora cita a Diego de Mesa, quien en un estudio describió que Chucho Reyes vivía rodeado de "antigüedades y maravillas" También el desaparecido crítico de arte Antonio Rodríguez habló del ambiente que imperaba en la casa de Reyes Ferreira: "Laberinto fantástico (?) donde se acumulaban, volviendo tortuosos los caminos: bolas de cristal de todos los colores y de todas las luces (estelares, lunares, marinas, submarinas, de gruta azurra, de pirotecnia pueblerina), libros y revistas, pero no clasificados en estantes que remedan bibliotecas públicas, sino amontonados en discreto y sabio desorden" Mencionó tibores chinos, porcelana japonesa, cerámica antigua de Tonalá, esculturas coloniales talladas en madera, judas de carrizo, reproducciones de obras montadas en cartón Reyes Ferreira creaba, según la curadora del MAM, Marina Vázquez, diversos ambientes mediante los objetos Así tenía una habitación azul, en la que imperaban piezas de ese color o de algún otro que al ser tocado por la luz de la mañana reflejaba tonalidades azules Tenía también un baño todo en rosa, o armaba lo que ahora podrían ser instalaciones con distintas piezas al conjuntarse la cabeza de una con los pies de la otra o con otra cabeza Imposible recuperar en una muestra el ambiente que creó en su casa de la ciudad de México y que, asegura Margarita Reyes, sobrina del artista, se conserva tal cual por decisión de su familia Como un "milagro" calificó la tarea de preservación el director del MAM porque, dijo, la casa donde vivió el artista tiene problemas de apuntalamiento La colección no está completamente catalogada y algunas de las piezas en exhibición requirieron de la intervención del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble del Instituto Nacional de Bellas Artes La exposición estará abierta al público hasta el 10 de noviembre en el MAM y posteriormente se presentará en el Museo del Hospicio Cabañas en Guadalajara

Comentarios