BUZON DE APÓCRIFOS: Vaticinio

viernes, 13 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- ¡Ay! Bien sé que, para ustedes, vivientes, resultará la presente fútil, pero el coraje que me impulsa a escribirla es mayor que la certeza de su inutilidad Valga la explicación ¡Carajo! Díganme si no es para que se me pongan de punta los pocos pelos que tenía en la cabeza, me ponga rojo de ira y eche espumarajos el que vea que las sofisticadas reflexiones sobre el "final de la historia", "la muerte de la revolución" y la "imposibilidad de la utopía" terminen por confirmar que el imperialismo es la fase superior del capitalismo, y que la socialdemocracia, en todas sus expresiones, siempre lleve la librea del lacayo del capital, o de la gran burguesía, que es lo mismo, como un servidor lo dijo hace ya sus buenos 80 años, ¡y que no se me reconozca, que no se me dé el menor crédito como profeta! De ahí mi enojo, que uno también tiene su vanidad Bueno, tengo que reconocer que me equivoqué en otras cosas, a lo que hay que añadir que, como teórico y fundador del Imperio del Mal, justifica mi descalificación, pero ¡rayos y truenos!, en los dos puntos que he señalado, acerté en plenitud ¡Que no! Pues sigan leyendo Yo escribí un libro, celebre por mucho tiempo, con el título de El imperialismo, fase superior del capitalismo, en el que afirmaba que para el capitalismo la democracia no era más que un medio o una cortina de humo para conseguir el imperio de su muy particular interés, esto es, la superganancia en sus inversiones financieras, la producción de artículos y servicios También sostenía en mi libro que el imperio del capitalismo no garantizaba de ningún modo ni la democracia ni la paz, ya que la persecución y aseguramiento de su muy particular interés, la superganancia, no retrocede ante la guerra, y hasta aprovecha el menor pretexto para fomentarla si la misma le reporta beneficio ¿Y que tienen en esos sus inquietantes días, patéticos vivientes? ¡La más rotunda afirmación de mi presagio! ¿O qué, no es verdad lo que voy a escribir a continuación? En esos sus inquietantes días, vivientes, la nación más capitalista de la Tierra, Estados Unidos (EU), está imponiendo un nuevo orden mundial con meta a aumentar y asegurar la hegemonía imperial de sus intereses económicos Para conseguirlo, refuerza financieramente a la empresa más grande y segura que tiene: su ejército, con regocijo de los empresarios que lo proveen de armas; decisión tomada después del brutal atentado del 11 de septiembre, hecho que le vino como anillo al dedo, y lo aprovecho, pues el mismo le ha permitido intentar reanimar su economía, que caminaba a tropezones, apoyándose en su extenso complejo castrense-industrial y maquillar de legalismo su imperialismo, justificando su penetración militar, indiscutida y determinante, a regiones que antes no tenía acceso y que, curiosamente, forman parte del nudo petrolero más importante del planeta; hecho que le permitirá alcanzar un deseo largamente perseguido: lograr una situación de privilegio sobre tan estratégico energético, hecho que le posibilitaría el debilitar y hasta eliminar a todo posible competidor y, a la larga, tener bajo control, y hasta darles golpes mortales, al euro, el dólar chino y el yen, que ya están dando fuertes dolores de cabeza, sobre todo el euro, al antes todopoderoso dólar de EU Esta estrategia imperial, que ya hasta ha diseñado todo un "eje del mal", formado por los países de Irak, Irán, Libia, Corea del Norte, Sudán, Siria y Cuba, sujetos a "ataques preventivos", y las medidas de seguridad que ha tomado, que afectan los derechos civiles de sus propios ciudadanos, demuestra y confirma que el imperialismo de EU, como todo imperio, no garantiza ni la democracia ni la paz de nadie Todo lo anterior, que confirma mi teoría de que el imperialismo es la fase superior del capitalismo, hace lo mismo con mi idea de que la socialdemocracia, en todas sus expresiones, siempre lleva la librea de lacayo del capital, pues en estos momentos, en que gobernantes de otros países con ideología burguesa, liberal o capitalista, como gusten calificarla, dudan, discuten, condicionan y hasta rechazan la pretensión de EU de que se adhieran, sumisa e incondicionalmente, a sus decisiones unilaterales, el ministro ingles, representante de una de las más prestigiadas y respetadas facetas de la socialdemocracia: el laborismo, sin sonrojo alguno se afana por y se ufana de ser el socio numero uno, sumiso e incondicional, de EU Bien dice el dicho que sentencia: ?Dios los cría y ellos se juntan? Si todo lo expuesto demuestra y confirma buena parte de mis ideas, insisto: ¿por qué demonios no lo reconocen y me dan crédito de profeta, vidente, nigromante, adivino, agorero o de lo que sea? Sin más por el momento, cierra la presente Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como: LENIN

Comentarios