AJEDREZ: Los nuevos controles para pensar

jueves, 26 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Recientemente se coronó el MI Rafael Espinosa como campeón nacional absoluto de México En un torneo de 9 rondas a sistema suizo, Espinosa concedió tres empates y ganó 6 partidas, logrando 75 puntos y así el primer lugar Siguió el MI José González, cuya actuación corrobora su buen paso en los últimos tiempos Tanto Espinosa como González son dos de los jugadores que irán a la Olimpiada de Ajedrez, la cual se realizará en escasos dos meses El torneo absoluto se jugó con un sistema para el tiempo de reflexión que a algunos jugadores no les parece adecuado: dos horas por jugador para toda la partida La FIDE ha promovido en los últimos tiempos nuevos controles para el tiempo de reflexión Con la introducción del reloj electrónico, el cual permite incrementos después de cada jugada, los tiempos para pensar pueden ahora modificarse casi a placer de los organizadores Desafortunadamente, la cantidad de relojes FIDE disponibles en nuestro país es aún pobre, por lo cual no se puede organizar campeonatos con límites de tiempo de reflexión más corto y "pilones" en segundos, como suele decirle el GM Sisniega Así, el campeonato absoluto se jugó a dos horas por jugador para toda la partida Contrario a los tiempos anteriores: dos horas para cuarenta jugadas y una hora para las siguientes veinte jugadas (o incluso para el resto de la partida), cuatro horas en total parece ser un ritmo acelerado La diferencia aparentemente ínfima es que, a dos horas por jugador para todo el encuentro, la administración del tiempo disponible para pensar cambia radicalmente En mi caso, por ejemplo, ese ritmo lo imagino como dos horas para cuarenta jugadas, considerando que una partida se definirá más o menos en ese número de movimientos Sin embargo, si la partida se alarga, los tiempos para las últimas jugadas se convierten en una partida de ajedrez rápido o blitz en donde, finalmente, no necesariamente gana el que tenga la mejor posición En el reciente torneo absoluto se vieron algunas partidas, no muchas, en donde los jugadores en ventaja no pudieron concretar el resultado final en su favor por el apremio de tiempo Rafael Espinosa, a pregunta expresa de mi parte, comentó que ésa es la tendencia mundial y que, finalmente, tener más tiempo para pensar no quiere decir necesariamente que se juegue mejor Espinosa reflexiona sobre su primer torneo internacional en Cuba, en donde se jugaba a 40 jugadas en 2 horas y media por jugador, y después 1 hora más para los siguientes 16 movimientos, control extremadamente lento para lo que se ve ahora Dice el flamante campeón absoluto que cuando se tiene tanto tiempo para pensar no se actúa con sensatez Los controles actuales promueven que los jugadores sean más pragmáticos y no se anden meditando sobre la inmortalidad del cangrejo Pensar que estos nuevos ritmos demeritan el nivel de ajedrez es algo que puede ser discutibe, añade Espinosa Botvinnik era partidario de los tiempos de reflexión de antaño No le gustaba el ajedrez blitz y sospechaba que esta forma de jugar promovía la superficialidad Quizás tenga razón, pero el viejo campeón no tuvo la oportunidad de ver esta explosión de conocimientos que ha surgido a través de la red internet, de las computadoras, de las bases de datos, etcétera Hoy día los jugadores tienen acceso a información instantánea sobre los torneos jugados, las partidas más importantes, las novedades teóricas últimas, etcétera A partir de ahí los ajedrecistas profesionales (y los no tantos), están mucho mejor preparados que antes y tal vez los nuevos tiempos de reflexión sean la respuesta a tanta preparación teórica de los jugadores Sea como sea, quien quiera mantenerse activo en el tablero tendrá que pensar más rápido y por ende, prepararse mejor en las aperturas, para así poder ocupar su tiempo de reflexión en los problemas del medio juego dejando a un lado las dificultades de la apertura, las cuales pueden minimizarse con una preparación cuidadosa Eventualmente los relojes electrónicos se convertirán en los cronómetros oficiales y los viejos relojes de manecillas y cuerda pasarán a la historia Lo simpático es que esta eventualidad puede ocurrir pronto, no necesariamente habrá que esperar muchos años La posición del diagrama se dió en la partida Crosa vs Roselli Mailhe, campeonato de Uruguay, 2002 Juegan las negras y ganan rápidamente: 1 Tg5+! 2Rh1 Dg2 mate 0-1 [2Rf2 Tg2+ 3Re1 Te8+ 4Ae4 Txe4+ 5Dxe4 dxe4; 2Dxg5 Dxh2 mate]

Comentarios