CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Camino a la perdición"

miércoles, 4 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Para bien o para mal, nuestro papá es, en muchos de los casos, el primero y el más importante superhéroe "Camino a la perdición" (EU, 2002), segunda película de Sam Méndez, director de "Belleza americana" (EU, 2000), gira en torno a la relación entre padre e hijo, entrelazada por un amor que trasciende cualquier circunstancia Después de haber soñado con su padre, Michael Sullivan (Tom Hanks) y con el jefe de su padre, el señor Rooney (Paul Newman), el pequeño Peter se despierta a mitad de la noche y pregunta a su hermano Michael, quien se encuentra leyendo una de las aventuras del Llanero Solitario: "¿En qué trabaja mi padre?" Ambos saben que papá trabaja para el señor Rooney, y que suele usar una pistola (sólo para protección), pero de ahí en fuera no tienen idea de nada más La imposibilidad de contestar esa pregunta empuja a Michael Jr, a esconderse en el coche de su padre para descubrir en qué consiste su oficio El pequeño Michael es testigo de un terrible asesinato, en el cual su padre y el hijo del señor Rooney, Connor (Herlen Craig), un sujeto nada cuerdo e impulsivo, son los perpetradores Michael papá resulta ser uno de los mejores matones del señor Rooney, un importante gángster de Chicago Al ver a su hijo, el Sr Sullivan le hace prometer que no dirá nada a nadie; sin embargo, Connor desconfía del pequeño, por lo que intenta asesinar a toda la familia Sullivan Por supuesto, no acaba con los dos "Michaels" quienes huyen de su hogar Michael padre, un hombre bastante serio, pero leal, tiene dos cosas en mente; la primera, evitar a toda costa que su hijo termine muerto y así colocarlo en un camino distinto al suyo, un camino que le augure un futuro; y segundo, vengarse del asesino de su familia El personaje interpretado por Hanks se ve inmerso en una lucha, a solas, en contra de seres de la peor calaña Lucha por justicia y, lo más importante, por defender la vida de su hijo Es un Llanero Solitario Pese a ciertas exageraciones, propias de la épica, y un sentimentalismo que nos recuerda a la serie de televisión "Los años maravillosos", "Camino a la perdición" es una estupenda cinta que mantiene un equilibrio entre la parte visual y la parte dramática Una luz fría baña el ambiente; luz que no logra sacarle brillo a los colores Los personajes, ya sean violentos o apasionados, parecen seres fríos e indiferentes ante la vida; avanzan sobre un camino que nunca eligieron y todo parece indicar que no pueden dar marcha atrás Así pues, deben seguir adelante y enfrentar las consecuencias sin posibilidad de salvación El determinismo y el libre albedrío entran en juego y es este el verdadero conflicto de la cinta Sobresalientes actuaciones de Hanks, Newman y Craig y Jude Law Este interpreta a un asesino despiadado y maltrecho, contratado para acabar con Michael, que además de matar se dedica a fotografiar personas muertas Existen muchas probabilidades de que la cinta sea nominada a varios premios Óscar

Comentarios