CINE/PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Swat": para quedarse en casa a ver televisión

martes, 21 de octubre de 2003
México, D F, (apro)- Lo único que vale la pena de la cinta estelarizada por Samuel L Jackson, Collin Farrel, LL Cool J y Michelle Rodríguez (versión cinematográfica de la serie de televisión "SWAT" de los años setenta) son algunas canciones que se escuchan en pantalla, como la maravillosa "Crosstown Trafic", de Jimi Hendrix Pero de ahí en fuera, "SWAT" (Estados Unidos, 2003) no tiene nada más que actores carismáticos, pues ni la trama, ni la acción valen la pena, así como tampoco lo valen los efectos visuales Ah, y además, tampoco hay romance "SWAT" trata precisamente sobre un grupo de esta unidad especial de la policía estadunidense, en este caso, se trata específicamente de la policía de la ciudad de Los Ángeles Este grupo particular, comandado por Harrelson (Jackson), carece de total credibilidad, nadie da un peso por él, entre otras cosas porque está formado por el oficial Street (Farrel), cuyo expediente estuvo manchado por un asunto de traición hacia uno de sus compañeros de SWAT; por supuesto él se dice inocente, y por la oficial Sánchez (Rodríguez), ya que es una mujer Estos muchachos, junto con Kay (LL Cool J), Boxer (Brian Van Holt) y McCabe (Josh Charles), deberán probar a sus superiores que realmente valen la pena Su prueba de fuego será el traslado de un criminal internacional, sumamente rico, de la ciudad de Los Ángeles, donde la policía lo tiene custodiado, a una cárcel federal de máxima seguridad en medio del desierto El problema llega cuando este criminal ofrece 1 millón de dólares a quien pueda a liberarlo, por lo que nuestro equipo SWAT se deberá enfrentar a gente de los bajos fondos, que prácticamente salen de las alcantarillas, ansiosos por obtener esa jugosa cantidad, tan jugosa que es capaz de incitar a la traición Por alguna extraña razón, el director Clark Johnson, no se preocupó por crear incertidumbre en el espectador, al contrario, más bien parece que se preocupó por hacer que el espectador supiera de antemano qué es lo que iba a suceder Y ante esto, no hay nada que pueda hacerse Sin contar que nunca profundiza en los personajes, por lo cual, estos se quedan en meros esbozos Bueno, hasta los subtítulos son malos Y para ir a ver este tipo de cosas, mejor quedarse en casa y ver televisión

Comentarios