AJEDREZ: Fin de los campeonatos mundiales infantiles y juveniles

lunes, 10 de noviembre de 2003
México, D F, 10 de noviembre (apro)- Han terminado los campeonatos mundiales y juveniles en Grecia, y el contingente mexicano debe estar de regreso al país en estos días Indudablemente fue una competencia dura, desgastadora, pues son 11 rondas y esas son muchas partidas, una por día, pero no carentes de esfuerzo por parte de los jugadores Además de todo esto, añádase que la competencia internacional es francamente fuerte y difícil Hay jugadores de menos de 18 años que ya son grandes maestros y muchos competidores de 16 y 14 años ostentan títulos de maestro internacional o maestro FIDE Los ratings de los primeros clasificados oscilan entre los 2300 puntos Elo en adelante Hay jugadores, por ejemplo de China, que no tienen clasificación oficial, pero que ya juegan (por sus desempeños lo sabemos), no menos de 2350 puntos, y eso sin exagerar en nuestra apreciación Así, la delegación mexicana, consistente en 17 juveniles e infantiles, 10 varones y 7 mujeres, han tenido un duro torneo que habría que analizar en términos de resultados Sin mencionar nombres, los lugares obtenidos en sus categorías son: lugar 93 de 133; 82, 88, 100 y 112, de 128; 23, 91 y 93, de 128; 93 y 99, de 104; 58 y 68, de 82; 78 y 82, de 85; 49 y 54, de 91; y finalmente 58, de 69 El único resultado notable fue Manuel León Hoyos, que en la penúltima ronda llevaba 7 de 10 puntos y se encontraba en séptimo sitio de la competencia Perdió la última ronda con un ruso y bajó al lugar 23 Aún así, considerando el nivel de la competencia, su resultado fue magnífico Sin querer desmeritar el esfuerzo de nadie, los resultados en general demuestran que nuestros juveniles e infantiles están a años luz de la fuerza de sus contrincantes Esto solamente muestra la falta de preparación que tienen y el engaño que les han hecho a sus padres al creer que tienen grandes estrellas del tablero, cuando la realidad es que –fuera de León Hoyos– estamos totalmente al margen del nivel internacional La culpa es, en mi opinión, de la Fenamac, que vio una mina de oro en los chamaquitos (más bien, en sus padres), y los encandiló con torneítos entre ellos para así sacar a una delegación de jugadores que se ganaron su lugar, más aquellos que se pagaron su viaje y gastos, para participar en una justa que les quedó demasiado grande Claro que ganarse su lugar no fue suficiente si consideramos que hubo problemas graves para que los ganadores de las diferentes categorías fuesen patrocinados por la Conade, ya que se dice, no me consta, el dinero para esos efectos, se hizo perdedizo en la Fenamac En mis tiempos de juvenil no viajaban tantos jovencitos a estos torneos Para el campeonato mundial juvenil viajaba el mejor de México Punto final a la historia No había delegaciones nutridas y quien verdaderamente salía al extranjero representando a México lo hacía porque era el mejor en su categoría y tenía alguna oportunidad Así, recordamos al GM Marcel Sisniega, que estuvo a punto de ser campeón mundial juvenil y sus actuaciones en dichos torneos fueron verdaderamente excepcionales Hoy en día se pasa por encima del criterio de calidad, porque se sabe que los padres pondrán todos los esfuerzos y empeños para que sus hijos salgan a estas competencias, aunque la realidad, la dura realidad, los regrese a su verdadero nivel de ajedrez al cabo de 11 rondas El problema en el fondo es qué representan estos resultados para estos jugadores Para muchos será frustrante y, no lo duden, quizás se fastidien del ajedrez y lo dejen Otros, quizás, lo tomen de acicate para estudiar más Pero el fogueo al cual supuestamente fueron, dejó mucho qué desear si consideramos que la disparidad de niveles no significa fogueo alguno Representa una derrota rápida y sin meter las manos Lo que necesitamos ya es cerrar la brecha generacional (qué brecha, el cráter) No hay un nivel competitivo en general que pueda hacer un papel decoroso en estas competencias Mientras no se haga un programa de largo alcance para crear un verdadero semillero de jugadores, estos resultados serán lo cotidiano y eso no deja ningún buen sabor de boca La nueva Federación tendrá mucho por hacer en este rubro

Comentarios