Mario Vargas Llosa: Marcos, "demagogo!

martes, 25 de noviembre de 2003
* Fox ha contribuido a la democratización, pero ha mostrado debilidad México, D F, 24 de noviembre (apro)- Para el escritor Mario Vargas Llosa, el subcomandante Marcos, jefe político-militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional(EZLN) “es un demagogo” y cree que “no ha traído beneficios a México” Además, agregó que el llamado “Sup” surgió en el momento en que había un impulso hacia la democratización en México, “entonces mostrar enmascarados y fusiles era realmente poner en peligro el proceso de la democratización” Resaltó, durante la presentación de su libro El paraíso en la otra esquina (Alfaguara), que identidad es una palabra que escucha siempre con mucha zozobra porque suele haber detrás de ella una emboscada contra la libertad: “Cuando aparecen gentes en nombre de una supuesta identidad colectiva se establecen ciertas pautas y normas de las que un individuo no puede escapar Por ejemplo, un árabe debe ser musulmán; pero si el árabe no es musulmán es un traidor, un hereje, y yo tengo derecho a matarlo”, satirizó “Entonces, la identidad a mí me parece un peligro gravísimo para la libertad individual Una abstracción detrás de la cual hay una operación para liquidar la libertad No acepto las identidades colectivas” Se le recordó que en periódicos de Ecuador, líderes indígenas lo cuestionaron por haber declarado que los movimientos indígenas latinoamericanos creaban un desorden político y social, y enseguida el autor de La ciudad y lo perrosa arremetió a mansalva: “Esos movimientos están usurpando indebidamente la representatividad de todos los indígenas No es cierto que los movimientos del señor Evo Morales en Bolivia representen a todos los indígenas, representan a un grupo de personas que ha decidido expropiar esa representatividad No son todos los indígenas bolivianos los que han declarado que van a liquidar la cultura occidental, eso lo ha declarado un demagogo que es el señor Morales y está en la lucha por el poder utilizando una demagogia de tipo populista y de tipo racista que es muy peligrosa en Latinoamérica” Explicó el autor de La casa verde y La fiesta del Chivo que lo que no se puede hacer es suscitar el tema racial en términos racistas, “como ocurre con algunos de esos movimientos que se llaman representantes de todos los indígenas” Y continuó, desbordado: “El problema de Latinoamérica no es racial, sino económico y social, el cual debe ser encarado desde esa perspectiva El término racial es peligroso, es como echar cubetas de gasolina al fuego, algo que puede provocar verdaderamente una explosión Lo que esos movimientos buscan es el poder político y están utilizando una demagogia que ya ha hecho muchos estragos es la historia de la humanidad” Aclaró que su crítica no es a la multiplicidad cultural, “al contrario ésta debe ser bienvenida Todas las tradiciones y todas las culturas, que son muchas, deben ser alentadas y deben coexistir en la fraternidad y la igualdad” También criticó al actual gobierno de México Aseguró que el presidente Vicente Fox ha contribuido a la democratización, “pero en otras reformas ha mostrado una cierta debilidad, tal vez por falta de liderazgo e iniciativa, y eso ha limitado considerablemente su capacidad de acción” Tras una pausa, reflexionó: “Hay muchas críticas que se le pueden hacer como esa cierta decepción del pueblo mexicano, pues se ha materializado en el resultado de las últimas elecciones; pero lo importante es que México no retroceda, que México no vuelva a caer en el control por una fuerza política, algo que ha traído tanto prejuicio a la sociedad mexicana” Respecto a la situación por la que atraviesa Latinoamérica, dijo convencido que falta justicia: “No tenemos una institución absolutamente fundamental para que una democracia funcione y para que una economía de mercado funcione No contamos con tribunales realmente independientes de los poderes, no sólo del poder político sino también del económico y del militar, etcétera No hay jueces capaces e íntegros La justicia en América Latina es muy ineficiente y en muchos casos muy sensible a la corrupción Es uno de los grandes vacíos y deficiencias de nuestra vida democrática” Culpa mutua Se le cuestionó a Vargas Llosa si es producto de la paranoia culpar a Estados Unidos por dañar a Latinoamérica y respondió: “Estados Unidos hizo mucho daño a América Latina, sobre todo en la época de la llamada Guerra Fría cuando pensaba que para defender a América del comunismo lo mejor era tener buenas dictaduras militares Es verdad también que algunas empresas norteamericanas abusaron de América Latina; pero ahí la responsabilidad es compartida, la culpa la tenían tanto los gobiernos latinoamericanos mafiosos, corrompidos, que permitían esas prácticas ilegales porque era una manera de beneficiarse “Pero hoy en ese campo ha habido un progreso considerable, de hecho Estados Unidos no está apoyando hoy día a los intentos dictatoriales que hay en América Latina, como en el caso de Venezuela No tiene sentido que América Latina proyecte sobre Estados Unidos la responsabilidad de todo lo que anda mal en nuestros países “Esa es una política que nos ha hecho mucho daño en el pasado y nos ha impedido corregir lo que anda mal en nuestras propias naciones Nosotros somos los grandes responsables de nuestro fracaso económico”, concluyó

Comentarios